×
Guillermo Robles Ramírez
Guillermo Robles Ramírez
ver +
Licenciado en Comunicación en la Universidad Iberoamericana Plantel Laguna, Posgrado el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey Campus Monterrey, Director General de la Agencia de Noticias SIP, Premio Estatal de Periodismo en el 2011 y 2013 en la categoría Columna de Opinión, reconocimiento de labor periodística de la Unión de Periodistas del Estado de Coahuila, Presea Trayectoria "Antonio Estrada Salazar" 2018

" Comentar Imprimir
19 Septiembre 2019 04:05:00
Una avalancha de pobreza e inseguridad
Hay quienes tienen el criterio de dejar soltar a AMLO, ya que es el actual Presidente de México y eso ya no va cambiar nada las cosas. Lo anterior dicho por algunos comunicadores que consideran suficiente estar “criticándolo” en todo.

Pero en señalar lo negativo o equivoco no es una simple crítica por el simple hecho de no simpatizar o por placer, sino realmente no se puede tomar a la ligera muchas decisiones que de los dientes para fuera pueden sonar bien intencionadas pero la manera de ejecutarla carece de toda inteligencia e irresponsabilidad en no considerar las consecuencias que tendrán como un impacto negativo.

Ahora bien, no solamente los comunicadores han visto con mal ojo muchísimas de las decisiones tomadas por Andrés Manuel López Obrador, sino también muchos mexicanos que están siendo afectados en diferentes rubros de la economía y lo mismo sucede con políticos, alcaldes y gobernadores del país.

Un ejemplo de ello está la posición del alcalde saltillense Manolo Jiménez Salinas con respecto la Ley de Amnistía quien opinó; “en vez de relajar el tema, ante una situación que es un problema nacional, donde los números de inseguridad se están disparando. Hay estados que están completamente descompuestos, y más allá de aflojar hay que endurecer con políticas públicas, muy focalizadas, para tampoco burocratizar”, esto publicado en diarios locales en la cabecera municipal de Saltillo, Coahuila de Zaragoza.

Lo mismo sucede con las medidas extremas tomadas por Andrés Manuel López Obrador en su plan de acabar la corrupción regresando al pasado del federalismo en donde todo el control de dinero se manejaba directamente desde la CDMX con la centralización de las dependencias federales, así como sus recursos. Y bajo el argumento que los dineros se harán llegar directamente a las familias ha sido algo demasiado improvisado y ni les llega el dinero, pero tampoco se sabe en dónde está o qué se está haciendo con ello.

Un freno a la economía mexicana en todos los rubros al cortar de tajo presupuesto no solo de programas sociales sino también en crecimiento de infraestructura social incluyendo hasta al sector educativo siendo incongruente con lo que pregona frente a los medios de comunicación.

Lo anterior el director del Colegio de Bachilleres de Coahuila, Leonardo Jiménez Camacho quien dijo, “lo que se busca es que a través de la gestión se logre acuerdos con el Gobierno Federal y que no solo obtengan los recursos para terminar este año fiscal, sino que concreten los recursos del presupuesto para el 2020” y esto dicho por las afectaciones sufridas en el presente año por los recortes presupuestales en donde anteriormente el Gobierno del Estado de Coahuila apoyaba con participación económica a los nueve COBAC cuando en realidad no era responsabilidad de hacerlo sino de la federación.

Pero las medidas drásticas e impulsivas e irracionales del gobierno de Andrés Manuel López Obrador, junto con su grupo de asesores del concepto de austeridad hace que no solamente el gobierno del Ing. Miguel Ángel Riquelme Solís tome también medidas extremas para poder optimizar el dinero a compromisos que hizo con los coahuilenses, porque no se tiene planes ni de hacer préstamos, ni subsidios más que solamente contarán con el recurso que envíe el gobierno de AMLO cuando en el pasado la mayor parte del dinero lo aportaba el Gobierno de Coahuila.

Todas estas medidas tomadas por parte de la federación han sido por igual en cada entidad federativa del país, en donde deja muy claro el divorcio entre el gobierno federal y el gobierno estatal, o como quien dice cada quien se rasca con sus propias uñas. Ante la continua terquedad y miopía por parte de AMLO, solo se viene la gran avalancha de pobreza e inseguridad en el país. (Premio Estatal de Periodismo Estatal 2011 y 2013, Presea Trayectoria Antonio Estrada Salazar 2018) http://www.intersip.org
Imprimir
COMENTARIOS



0 1 2 3 4 5