×
hace 1 mes
[Seguridad]

La burocracia y negligencia también matan

El accidente evidenció que esta vía es el escenario de frecuentes accidentes

Imprimir
La burocracia y negligencia también matan
Foto: Zócalo | Staff
Saltillo, Coah.- A Jaime, Felipe, Marco y al chofer de la unidad de transporte de personal que murieron en el encontronazo de la carretera Saltillo-Zacatecas no los mató una dormitada, fueron víctimas de la burocracia y la negligencia.

Esta curva en la carretera de dos carriles, frecuente escenario de fatales accidentes, desde hace aproximadamente cinco años que debió tener condiciones más seguras para el tráfico de los miles de trabajadores, con recursos etiquetados desde entonces para tales fines.

Evidencian negligencia en la carretera Sal-Zac

El accidente en el que cuatro obreros perdieron la vida en la carretera Saltillo-Zacatecas evidenció que esta vía es el escenario de frecuentes accidentes, sin importar que se le han invertido desde 2015 casi 500 millones de pesos para su ampliación y modernización, sin que haya una mejora evidente.

Hace cuatro años se autorizaron 90 millones de pesos para la obra. Más tarde, en 2016, se firmaron otros 92 millones. Meses después, en 2017, se autorizaron 160 millones de pesos y para el 2018 hay otros 140 millones de pesos, con los que suman 482 millones de pesos autorizados.

Sin embargo, apenas este año, la delegación estatal de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, indicó que durante este año se modernizaría un breve tramo del kilómetro 333 al 334+700, desde el rastro municipal hasta el ejido La Angostura.

La vía de la muerte:

- Los trabajos iniciaron en octubre de 2015
- Se autorizaron 90 millones de pesos iniciales
- En 2016 se aprobaron 92 millones de pesos
- En 2017 se otorgaron 160 millones de pesos
- En 2018 se entregaron otros 140 millones de pesos
- Suman 482 millones de pesos autorizados en 4 años y avances marginales

VÍCTIMAS

» Los trabajadores muertos en el más reciente incidente son Jaime Mendoza Morín, Felipe Sena Torres, Marco González Vásquez y Guillermo Bolaños Altamirano.


Imprimir
te puede interesar
similares