×
hace 4 meses
[Local]

Extorsionadores tienden trampas a guardias privados

Velador se arrepiente de entregar equipo

Imprimir
Extorsionadores tienden trampas a guardias privados
El velador fue llevado a la Comandancia para aclarar lo que sucedió.
Monclova, Coah.- Guardias de empresas y de escuelas son ahora el blanco de extorsionadores.

Con llamadas telefónicas intimidatorias o haciéndose pasar por directivos, obligan a los veladores a sustraer dinero u objetos de valor.

En el caso más reciente, el velador de la escuela CECyTEC Norte forzó dos puertas para sacar seis computadoras que le exigía el delincuente, movido por las amenazas de un extorsionador.

Cuando ya tenía listo el equipo de cómputo para entregarlo, Jesús Esquivel de 60 años, se arrepintió y llamó al 911 para denunciar los hechos.

Ayer a las 11 de la mañana llegaron elementos de la Policía Escolar al plantel educativo y constataron que el velador había forzado la puerta de dos salones para sustraer las computadoras.

Ante la presión del extorsionador, Esquivel tuvo que ser atendido por paramédicos ante el aumento de la presión arterial.

Los encargados del plantel llegaron a un acuerdo con el velador para ver la manera de reparar las puertas sin necesidad de denuncias.

Se arrepiente de hacer caso a extorsión

Fue cerca de las 11:00 horas que se reportaron los hechos al 911, arribando al sitio elementos de la Policía Escolar, que constataron que había forzado el velador dos puertas de cristal para sacar las computadoras que le pedían.

Finalmente, el guardia al que le subió la presión arterial y por ello tuvo que recibir atención médica, dijo que poco antes de hacer lo que le pedían quienes le llamaron, se arrepintió, y no sacó los equipos de cómputo.

En lugar de denunciarlo por los daños ocasionados, los encargados del plantel llegaron a un acuerdo con el velador para ver la manera de reparar las puertas sin necesidad de denuncias.

No obstante que no ocurrió el robo, tanto los directivos del CECyTEC, como el propio velador, podrían presentar una denuncia ante el Ministerio Público para que se investigue la llamada de extorsión que recibió.


Imprimir
te puede interesar
similares