×
Luis Carlos Plata
Luis Carlos Plata
ver +
Luis Carlos Plata (Saltillo, 1984) es abogado (UAdeC), maestro (UPF, Barcelona) y candidato a doctor (URV, Tarragona), pero practica el periodismo desde hace 17 años, y su trabajo de investigación le ha merecido premios estatales e internacionales. Ha sido articulista de catorcenarios, revistas y periódicos del norte del país desde 2002, además de fungir como director editorial de medios de comunicación en Veracruz.

" Comentar Imprimir
23 Febrero 2020 04:09:00
Con Peña o con AMLO, en Coahuila las inercias mandan (y facturan los mismos de siempre)
Escuchar Nota
El 9 de febrero se publicó en este mismo espacio que las inercias mandan en Coahuila, independientemente que a nivel federal gobierne López Obrador o Peña Nieto; y para sustentar la hipótesis revelé el caso de Maquinaria y Construcciones Sacro, S.A. de C.V., sociedad mercantil de Torreón que factura un promedio de 60 millones de pesos anuales en pavimentación pese a ser administrada por una señora de 46 años, que figura en el padrón de beneficiarios del Instituto Nacional para la Educación de los Adultos (INEA) en un programa de alfabetización.

Entre la fecha de la investigación, y hoy, otros 12 millones 618 mil pesos han sido agenciados a la misma persona moral vía sus clientes habituales: el Centro SCT Coahuila de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, y Caminos y Puentes Federales (Capufe), ambas áreas dependientes de la Presidencia de la República.

Se trata de dos contratos más, firmados el 31 de enero y 14 de febrero de 2020, por 8 millones 27 mil 624 pesos para el “mantenimiento menor de la autopista federal de cuota Puerto México-Carbonera” (Arteaga), y 4 millones 591 mil 33 pesos para la “conservación del camino Ocampo-Estación el Rey”.

Ambas licitaciones, para no variar, presentaron las características que acompañan cada convocatoria pública donde participa Maquinaria y Construcciones Sacro, S.A. de C.V: sin motivo son diferidas, y su oferta técnica siempre resulta la más económica. Tiene la “suerte”, por llamarlo de alguna manera, de proyectar siempre la propuesta más baja. Con esa buena fortuna quizá debería jugar Melate.

Seguimos, pues, al mismo ritmo. Las inercias gozan de cabal salud. O considerando que según su acta constitutiva la empresa se creó con un capital social de solo 50 mil pesos el 10 de septiembre de 2014, y su domicilio fiscal es una vivienda en el centro de Torreón que ninguna relación tiene con la presunta constructora, nos encontramos ante una historia de éxito y emprendimiento sobresaliente. Coahuila no solo es la entidad líder en pueblos mágicos del norte; sus habitantes también hacen magia.

No hay que perder de vista, sin embargo, el hilo de las sociedades mercantiles.

Quien aparece en documentos como representante de Maquinaria y Construcciones Sacro, S.A. de C.V., Erick Alonso Monsiváis Solís, constituyó el 6 de junio de 2016, la sociedad mercantil RIE EVENTOS, S.A. de C.V., cuyo objeto social es la prestación de servicios para fiestas y banquetes en Saltillo. Su socio único en la “empresa”, Rubén Hiram Gámez Rodríguez, es un deudor del Infonavit en Torreón.

Otra persona que también fungió como representante de Maquinaria y Construcciones Sacro, S.A. de C.V., es Jaime E. Monsiváis Solís, hermano del antes mencionado. Este, a su vez, fue administrador de Torga Construcciones, S.A. de C.V., domiciliada en San Pedro de las Colonias y liquidada el 31 de diciembre de 2018. Dicha constructora perteneció a Norberto Torres Taboada y Luis Tomás Gámez Morales. Una vez más, el vínculo entre los Monsiváis y los Gámez.

Si todo fuera legal, ¿por qué usar entonces como cabeza visible a una señora de Torreón recién alfabetizada?

Como se dijo aquí hace dos semanas, Maquinaria y Construcciones Sacro, S.A. de C.V., no edifica, solo asfalta; un área de oportunidad inagotable considerando que la principal preocupación de los habitantes de ciudades en México, de acuerdo con la Encuesta Nacional de Seguridad Pública Urbana del Inegi 2019, son los baches en calles y avenidas.

En 2019, logró cinco asignaciones de obra con el Centro SCT Coahuila de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes por una suma de 22 millones 78 mil 395 pesos, y tres más con Caminos y Puentes Federales (Capufe) por 38 millones 619 mil 830. Ya en 2017, había sumado 57 millones 933 mil 500 pesos gracias a seis contratos con el Centro SCT Coahuila y cinco más con Capufe. Es decir, son habituales. Su área de influencia es Coahuila y los límites naturales de la entidad con Nuevo León en la Región Sureste y Durango en la Región Laguna. Nada más. Vive del Gobierno Federal en turno exclusivamente.


Cortita y al pie

En diciembre de 2018, hubo relevo de titular en el Centro SCT Coahuila. Se fue Jesús María Montemayor, identificado plenamente con el PRI de la Región Carbonífera, y llegó Fidencio Elpidio Valdez Torres, funcionario de perfil técnico. Alguno supondría entonces, a partir de ahí, un cambio de fondo y forma.

Pero no sucedió. Un pool de al menos 15 constructoras (incluida Maquinaria y Construcciones Sacro, S.A. de C.V.) trascendió de un sexenio a otro. A ras de suelo permanecen los mismos beneficiados de siempre, inclusive con montos prácticamente idénticos.

La última y nos vamos

Si la pretendida cuarta transformación de la vida pública en México implica desalentar, estigmatizar y desterrar la corrupción, ¿por qué no detecta las prácticas irregulares en el Centro SCT Coahuila, órgano de su competencia, y eventualmente las erradica luego de 15 meses en el poder? ¿Es más fuerte la costumbre que la idea de cambio?

Mientras tanto Maquinaria y Construcciones Sacro, parafraseando a Belinda, sigue “ganando como siempre”.

Imprimir
COMENTARIOS