×
Carlos Loret de Mola
Carlos Loret de Mola
ver +
Carlos Loret de Mola estudio en el ITAM, la carrera de Economía. Estuvo en Acir, en Imer con Rocha, luego en Radio 13, después en W Radio y ahora también en Televisa. Nació en Mérida, Yucatán, México. Es licenciado en Economía por el Instituto Tecnológico Autónomo de México(ITAM). Es conductor del informativo matutino Primero Noticias (1:N) en el canal 2 de Televisa, y del noticiero vespertino “ Hoy por Hoy” en W Radio. Ha sido corresponsal de guerra en Afganistán y Haití. En Indonesia cubrió los desastres que ocasionó el Tsunami. Es autor del libro “ El Negocio . La economía de México atrapada por el narcotráfico” y coautor de “ Bitácora de Guerra”. Carlos Loret de Mola trabajaba con Ricardo Rocha como reportero y un día lo llamó Luis Vázquez, quien es el Productor General de Noticieros de Televisa, y le dijo que si quería hacer un casting porque estaban por iniciar un nuevo proyecto de noticieros para Canal 4 y buscaban un conductor. Hizo el casting y antes de que llegara a su casa ya le habían hablado para decirle que lo habían seleccionado. Cuando lo contrataron, Leopoldo Gómez, Vicepresidente de Noticieros, le dijo que tenía total libertad para elegir los contenidos del noticiero. 2004 Carlos Loret de Mola es desde el 11 de octubre el titular del noticiero matutino del Canal de las Estrellas, Primero Noticias. Su trayectoria profesional ha sido reconocida con el Premio Nacional de Periodismo 2005 y con una Mención Especial en el Premio Nacional de Periodismo 2001; el Premio del Certamen Nacional de Periodismo durante 2002, 2003 y 2004; el Premio de la Asociación Nacional de Locutores en 2002 y 2003, el Primer Premio Parlamentario de Periodismo en 1998, entre varios otros. 2007 Carlos Loret de Mola viaja a Tabasco para dar cobertura personalmente a la tragedia de las inundaciones en esa región de México. Una semana después de haber terminado su programa en W Radio (del grupo Radiópolis), el periodista Carlos Loret de Mola debutó con una nueva emisión en Radio Fórmula, con el programa Contraportada.

" Comentar Imprimir
23 Agosto 2019 04:03:00
Una apuesta ante el Presidente
Abro una apuesta: ¿cuál será la vigencia de las siguientes frases?
En los últimos dos días, el presidente López Obrador parece ser otro. Como si hubiera escuchado la crítica. Y soltó tres frases que rompen con su discurso habitual: sorprendió con que no tiene otros datos sobre la economía del país, prometió que no va a andar denostando gente sin pruebas y anunció que ya no va a seguir echando la culpa de todo a los gobiernos del pasado.

Para serles franco, no creo que dure mucho. Pero esa es mi expectativa. Ojalá que, por el contrario, sea una nueva tónica en la comunicación presidencial. Así que abro la apuesta: ¿cuál será la vigencia de las siguientes frases? ¿cuánto tiempo pasará antes de que las contradiga con dichos y hechos?

Frase 1.- Antier al acudir a la convención de Banorte, despertó a la audiencia cuando declaró: “no basta con el combate a la corrupción y la austeridad, se requiere que haya crecimiento económico y esa es la asignatura pendiente, eso es lo que tenemos que procurar”. Solía decir que con acabar la corrupción mejoraría la economía. Solía decir que la economía iba “requetebién”. Frente a la desaceleración y estancamiento, que tenía otros datos.

Frase 2.- Ayer en la mañanera de Palacio Nacional expresó: “no quiero ya seguir responsabilizando a la Administración pasada y a los de antes de esa Administración, solamente cuando se necesite para diferenciarnos, porque hay veces que calienta porque nos comparan, entonces sí. Pero ya es nuestra responsabilidad”. Atrevida apuesta política.
A mi gusto, el Presidente es responsable de la parálisis económica que sufre el país, pero frente al problema de la inseguridad creo que puede recibir algunos meses más de gracia considerando cómo recibió las cosas.

Frase 3.- En otro momento de la mañanera de ayer dijo: “no se puede acusar por acusar, menos el titular del Ejecutivo, menos el Presidente”. Ya veremos con el paso de los días si en efecto, la conferencia mañanera y el templete en los mítines dejan de ser el instrumento de calumnia más efectivo contra quien se atreva a criticar o disentir.
Tres frases y una apuesta: ¿cuál es la fecha de vencimiento?

SACIAMORBOS
Hoy dejaré de trabajar en Noticieros Televisa. Sé que es una decisión difícil tanto para la empresa como para mí, y por eso agradezco mucho el apoyo y la libertad que tuve para construir y dirigir los espacios noticiosos que encabecé durante más de 18 años.
Aquilato también el respeto y afecto que me brindaron Emilio Azcárraga, Bernardo Gómez, Alfonso de Angoitia y Leopoldo Gómez. Deseo que Televisa y sus directivos tengan el mayor de los éxitos en las estrategias que han diseñado para lograr superar los retos de los nuevos tiempos.

Dejo grandes amigos y colegas, compañeros en una larga y fascinante travesía. Gracias a toda la gente que se despertó con nosotros durante tantos años. Son el mejor juez de nuestro trabajo. Gracias por su generosidad y confianza mañana a mañana. Seguiré informando y expresando mi opinión en esta columna y en W Radio 96.9 FM a la 1 de la tarde.
22 Agosto 2019 04:00:00
A Alemania le falta su 4T
Alemania está en pánico porque su economía cayó 0.1% en el segundo trimestre del año. Pobres alemanes que no tienen una 4T que festeja como logro histórico, desmentido de sus rivales y prueba de oro del éxito de su modelo económico cuando el PIB de México aumenta un 0.1%.
En China están preocupadísimos porque su producción industrial creció 4.8% en julio. Pobres chinos que no tienen una 4T que consideró expulsado el fantasma de la recesión porque en junio la actividad industrial del país revirtió por un mes las caídas que venía sufriendo y subió 1.1 por ciento.

En Estados Unidos están alarmados por la guerra comercial que ha emprendido Trump contra China, y que desde Asia le están contestando. Pobres americanos que no tienen una 4T para que se dieran cuenta de que si Trump te amenaza con aranceles generales, si te los aplica en productos importantes para tu país, si tira un TLC y no logra que se apruebe el otro, si maltrata a tus ciudadanos es en realidad porque hay una gran relación entre las dos naciones y no debe tocarse al mandatario estadunidense ni con el pétalo de una declaración. Para desquitarse están los críticos.

Pobre de la humanidad que la semana pasada entró en pánico por la posibilidad de caer en recesión económica mundial. Si tuvieran su 4T con su mañanera sabrían que todo se soluciona con supersticiones: “toco madera, nosotros estamos bien y de buenas. La política, decía Maquiavelo, es de virtud y fortuna; tenemos fortuna y la fortuna cuenta, estoy seguro que nos va a ir bien y se van a alejar esos riesgos”.

A tocar madera. A este ritmo… se necesitará deforestar Chiapas.

SACIAMORBOS

1.- Si el avión no lo tenía ni Obama, ¡ese banco central no lo tiene ni Trump! Mientras el Presidente estadunidense se queja amargamente de que la Fed mantiene altas las tasas de interés, el presidente López Obrador debe estar muy contento de que ayer el Banco de México redujo su tasa de referencia y con ello da a la economía mexicana el empujoncito que su Administración no ha sido capaz de darle. El comunicado de Banxico es elegante, de Estado, y no recorre (aún) la carretera del reproche al “modelo-AMLO” que circula fuera de micrófono en los pasillos de los actores económicos.

2.- El domingo en Oaxaca, el Presidente agregó un par de convicciones a su modelo de desarrollo: vámonos todos a vivir al campo mexicano y hagamos las carreteras a mano. Van las citas textuales:

“Se despobló el campo en los últimos 30 años… necesitamos por eso regresar al campo, que no sólo es producir alimentos; en el campo hay una forma de vida buena, sana, que nos aporta bienestar, paz y tranquilidad”.

“No se está utilizando maquinaria, no es asfalto… les invito a que vean los caminos, son obras de arte, que las mujeres con su sensibilidad, con su delicadeza, escogen las piedras, se hacen los caminos de concreto y en medio, piedra”.
21 Agosto 2019 04:02:00
…Pero dice que no es su fuerte la venganza
Creo que tenía razón mi muy querido amigo y colega. El pasado 9 de agosto le conté en estas Historias de Reportero que me mandó un mensaje expresándome que le parecía demasiada coincidencia lo que estaba sucediendo con los involucrados en los “videoescándalos de 2004”, que pusieron en jaque a Andrés Manuel López Obrador cuando era jefe de Gobierno de la Ciudad de México. 

En el momento del mensaje de mi amigo, ya había sido detenido Juan Collado, se apuntaba que irían contra Rosario Robles, que revivirían una vieja denuncia contra el empresario Carlos Ahumada y que a Vicente Fox le tocaba un rasponcito por presunta evasión de impuestos. Diez días después Collado sigue en la cárcel, Robles está en prisión y Carlos Ahumada fue detenido en Argentina a petición de la Fiscalía mexicana. Hace 10 días le escribí que “no tengo elementos para decir que todo esto es una maquinación desde Palacio Nacional para cobrar saldos políticos pendientes. No lo veo tan diáfano como lo ve mi amigo. Voy más allá: no lo creo”. 

Pues ya lo estoy creyendo. Este asunto ya rebasó el límite de las coincidencias. Y eso que no estoy apuntando que el juez contra Robles resultó sobrino de Dolores Padierna y René Bejarano, y además le tocó llevar un caso que podría significar la cárcel para Cecilia Gurza, esposa de Ahumada. Una coincidencia (más), según el Consejo de la Judicatura Federal.

Por favor, que no me anoten en la lista de los que piensan que Robles, Ahumada o Collado son perseguidos políticos, pobrecitas víctimas. Muy lejos de eso. Pero de que la orquesta está tocando una perfecta sinfonía para el oído del presidente López Obrador, no hay duda.  

“No es mi fuerte la venganza”, repite una y otra vez el presidente AMLO. Pues para no serlo, ya están detenidos o en la mira muchos de los que se juntaron para pegarle políticamente con los videos de sus colaboradores recibiendo fajos de billetes del empresario Carlos Ahumada.

Las coincidencias son sospechosas. Que se haga justicia por los abusos de la clase política es el clamor de la sociedad mexicana que llevó a López Obrador al poder. Pero la justicia con dados cargados termina por no ser justicia. Que paguen los que tengan culpas y que se les demuestren con la ley en la mano. La Fiscalía y el Poder Judicial deben actuar con absoluta pulcritud. Si no hay mano negra en la asignación aleatoria de casos a los jueces, como lo afirma el Poder Judicial, entonces el juez Delgadillo Padierna debería jugar al Melate con esa suerte que trae. 

SACIAMORBOS
No es mi fuerte la venganza, pero, como ya expresé en estas Historias de Reportero, hemos visto en las conferencias mañaneras el abierto uso del poderoso aparato del Estado para la intimidación de los que sencillamente se atreven a contradecir al Presidente (y eso que no son sus enemigos históricos, ni se empeñaron en impedir su victoria electoral).

Ojalá no tome forma esa idea de que oponerse o discrepar del Presidente es algo indebido, ilegal, castigable, perseguible judicialmente. ¿Ese es el régimen que quiere construir?
20 Agosto 2019 04:05:00
El telefonema del domingo, el plan para minar a AMLO
Les podrán decir PRIAN, pero el domingo empezaron los contactos entre los dirigentes del PRI y el PAN con el objetivo de arrebatar a Morena el control de la Cámara de Diputados en la elección del verano de 2021.

Parece lejísimos, pero es tal el grado de dificultad de la operación político-electoral que se proponen, que más les valdría haber empezado antier.

El domingo, según información a la que he tenido acceso, hablaron por teléfono Alejandro “Alito” Moreno, nuevo dirigente nacional del PRI, y Marko Cortés, presidente panista.

El planteamiento, de acuerdo a las mismas fuentes, fue que ambos partidos hicieran un mapa electoral común de los distritos electorales que van a estar en juego en 2021, y definan cómo están las preferencias electorales. A partir de ahí, negociar una alianza electoral de facto que funcionaría de la siguiente manera: donde el PAN sea más competitivo frente a Morena, el PRI postule a un candidato gris que no le quite votos al PAN, y viceversa. Todo, con el objetivo de que el ciudadano anti-AMLO o anti-Morena tenga una opción clara de votación, y no competirse entre ellos. La intención de ambos partidos es sumar a este plan a Movimiento Ciudadano, a lo que queda del PRD y a cualquier fuerza política local o nacional que busque hacerle frente al presidente López Obrador y su partido.

Desde antes de la llamada, PAN y PRI habían estado bosquejando un mapa con esas características. Según me dicen, un primer dibujo nacional exhibe que, de los 300 distritos electorales, el PRI podría tener ventaja en unos 50-60 y el PAN en unos 100-120. Están esperanzados en dos cosas: primera, que si bien el presidente AMLO obtuvo el 53% de la votación el año pasado, su partido en el Congreso obtuvo aproximadamente 35%; y segundo, dados esos porcentajes de votación, les resulta central mantener el bloque opositor en el Senado e impedir a toda costa que el Presidente organice su consulta de revocación de mandato en coincidencia con la fecha electoral de 2021 (les parece más fácil ganarle a Morena que al Presidente).

El proyecto está aún en pañales. Hace falta también avanzar en la construcción de confianza entre ambas dirigencias, sobre todo porque el PAN ya se posicionó como el anti-AMLO y la percepción es que el nuevo líder priista llegó al cargo con la bendición del Presidente. Y además hay que tomar en cuenta que, si se ponen de acuerdo los dirigentes nacionales, tienen que convencer a sus gobernadores, cuya mayoría no quiere meterse a las patadas con el Presidente que tiene tanta popularidad y maneja tanto presupuesto.


SACIAMORBOS

Ayer, en la mesa que organizamos en la tele con los tres dirigentes nacionales de PAN, PRI y Morena, “Alito” y Marko no se tocaron, y más bien debatieron contra Yeidckol. ¿Señales de principio de acuerdo?
19 Agosto 2019 04:02:00
Al menos esto sí lo deberían saber hacer
Vaya problema que enfrenta Morena, ahora que es Gobierno, con las manifestaciones que exigen un alto a la violencia contra las mujeres.

Primero, porque el solo hecho de que existan conlleva una descalificación a su gestión de Gobierno en una de las causas que fueron su bandera para fustigar al poder cuando estaban en la oposición.

Segundo, porque históricamente cuando algún legítimo reclamo social derivaba en manifestación violenta, Morena en la oposición siempre abogó para que el Gobierno no criminalizara la protesta.

Tercero, porque Morena en la oposición siempre dijo que los violentos eran infiltrados del Gobierno para lograr que la opinión pública descalificara las manifestaciones. Ahora que son Gobierno… ¡gulp!

Cuarto, porque desnuda la infantil y binaria visión que tiene Morena de la fuerza pública: cualquier actuación es represión. Cuando en realidad, entre no hacer nada y reprimir, hay una amplia gama de matices de ejercicio legal y legítimo de la fuerza pública. En su falso dilema, para no reprimir, crean un vacío que crece hasta llegar a lo que vimos el viernes: ausencia total de autoridad.

No se puede soslayar que existe una exigencia desesperada de las organizaciones feministas y la sociedad en general por la proliferación de crímenes contra mujeres –las más de las veces, impunes– en todo el país. Hay también un innegable fenómeno de revictimización de las mujeres por la insensibilidad y la falta de capacitación en policías, ministerios públicos, jueces y autoridades en general. Y encima, un creciente fenómeno de agresiones desde las propias policías.

La Ciudad de México es de manera natural el lugar donde pueden converger grupos y organizaciones para expresar con impacto nacional ese hartazgo general. No solo eso: en la capital del país se registra una dinámica particular del fenómeno que no se puede ocultar: se ha disparado la incidencia de crímenes contra mujeres en un periodo que coincide con la llegada del Gobierno morenista.

Ante ello, los reflejos de la Administración, empezando por su cabeza, la doctora Sheinbaum, han exhibido una consistente visión absurdamente limitada: cualquier reclamo lo consideran provocación, ataque político, complot.

El enojo de los grupos de mujeres se viene expresando desde las primeras semanas del Gobierno de la doctora Sheinbaum y han venido creciendo. La jefa de Gobierno ha sido incapaz de articular respuestas y de acercarse a los grupos (un terreno que le debería ser natural). La manifestación previa, en la que ya hubo vandalismo y violencia, trajo la misma respuesta: “es una provocación”. Rápidamente Sheinbaum armó una reunión con feministas como para demostrar su cercanía y deslegitimar la protesta. Pero con un error que los grupos hoy más activos hicieron notar de inmediato: reunió a lo que consideran la “vieja guardia” feminista y marginó a las más jóvenes, que son las más radicales, las más enojadas. Y aumentó la irritación.

La violencia en las protestas es condenable (destacadamente, por supuesto, la ejercida contra trabajadores de los medios de comunicación). La inacción de la policía es criticable porque su intervención podría evitar escenarios como el que vimos, sin necesidad de caer en el abuso. Y, sin duda, es urgente que el Gobierno de la ciudad, el federal y los de los estados respondan con acciones reales al clamor general por la violencia e impunidad.
16 Agosto 2019 04:00:00
El arquitecto de la 4T
En un Gobierno que centra en el Presidente todos los reflectores y de hecho la vocería de todos los temas y áreas de la Administración, un personaje clave en el proyecto de la llamada cuarta transformación opera y construye discretamente.

Se puede decir que Gabriel García Hernández es el arquitecto y responsable de obra del proyecto del Presidente.

Es doctor en economía por la UNAM y trabaja desde hace 18 años con López Obrador. Fue director de Adquisiciones en la Oficialía Mayor del GDF. Fungió como responsable legal de la polémica fundación Honestidad Valiente, encargada del financiamiento de las campañas presidenciales del tabasqueño en 2006 y 2012. En 2018 era Secretario de Organización de Morena y fue responsable de los comités territoriales del partido, además del famoso fideicomiso de ayuda a damnificados por los sismos de 2017.

Su especialidad es el manejo de recursos y la organización en tierra para su uso electoral. La polémica reforma a la Administración Pública para crear la figura de súper delegados de los programas federales en los estados es su diseño. Y se reservó para sí la coordinación general. En sus manos está el uso, la aplicación y distribución de los miles y miles de millones de pesos destinados a la política social en este Gobierno.

El sello que el Presidente quiere imponer en su política social, y así lo resalta cada vez que tiene oportunidad, es la entrega directa de dinero a los beneficiarios, sin intermediarios, sin instituciones estorbosas. García Hernández tiene en sus manos ese aterrizaje. Pesa más en ese andamiaje que los secretarios de Hacienda y Bienestar.

Libró las denuncias y polémicas por el manejo opaco de recursos en las tres campañas presidenciales de su jefe y en el sostenimiento de su movimiento durante 12 años. Libró también, con más polémica, las denuncias y la multa que el INE había impuesto a Morena por el fideicomiso para damnificados.

No lo persiguen los reflectores, y las exigencias de rendición de cuentas le tocan a la Secretaría de Bienestar antes que a él.

En Morena no les preocupa que se reduzcan las prerrogativas oficiales para el partido mientras el “súper superdelegado” esté al mando de la aplicación de los programas sociales. A medida que se acerque la elección intermedia de 2021 la atención se irá dirigiendo más y más a él.


15 Agosto 2019 04:02:00
Partidos pobres o pobres partidos
Los partidos políticos solían chillar que la mitad de su presupuesto de campaña se lo gastaban en publicidad en medios de comunicación. Que esa enorme cantidad de recursos de la gente –miles de millones de pesos– terminaban en los bolsillos de las empresas de televisión, radio y prensa escrita. Y que eso hacía carísima la democracia mexicana.

Así que decidieron, como parte de la reforma electoral tras la disputada elección entre Felipe Calderón y López Obrador, regalarse los spots: modificaron la ley para tener miles de minutos gratis en radio y televisión.

Uno hubiera pensado que, dado que ya no tenían que gastar todo ese presupuesto en medios electrónicos, se iban a recortar los ingresos. Pero en una de las maniobras más tramposas de la vida política mexicana, todos los partidos se pusieron de acuerdo para no tener que gastar tanto dinero, pero tampoco recortarse los ingresos, es decir, no devolverle a la gente ni un centavo de lo que se ahorrarían.

De ese tamaño fue el cinismo de aquella reforma electoral. ¿Qué quedó como fruto? Partidos políticos cada vez más despreciados, pero cada vez más millonarios.

Desde entonces, han vivido años de gloria: aun cuando no hay elecciones, una danza de miles de millones de pesos se reparte del más al menos votado.

El año próximo, solamente de recursos federales (hay que sumar los de los estados), Morena se lleva mil 700 millones de pesos, mientras PAN y PRI aproximadamente 900 millones cada uno. Un escándalo, sobre todo si consideramos que el año próximo… ¡solo hay elecciones para unos cuantos puestos locales!

El abuso es tan atroz que hoy circula la propuesta de recortar el presupuesto a los partidos. Algunos se resisten. Ninguno de sus argumentos me parece bueno:

Dice la oposición que con poco dinero no le pueden hacer frente al Gobierno con tanto derroche del presidente López Obrador en programas sociales. Falso. Él mismo arrasó en la elección presidencial con el menor presupuesto de los tres y frente a fondos de programas sociales de Gobiernos federal y estatales que eran todos de sus partidos rivales.

Dicen que si les bajan las transferencias de dinero público que se transparenta, entonces va a llegar dinero sucio, de empresarios a cambio de favores, de narcos. Falso. Ese dinero de todas maneras llega y ha llegado. Lo que hace falta es una fiscalización todavía más eficaz y en tiempo real. El INE ha dado pasos en esa dirección, pero claramente sin llegar a su objetivo: el dinero bajo la mesa sigue siendo protagonista de las campañas.

Dicen que sin dinero no se puede competir bien. Falso. Existen infinidad de ejemplos en nuestro país –democracia tan imperfecta– de que cuando hay buen mensaje, hasta con poco dinero se gana.

Los partidos políticos no deben tener pretextos. Es más fácil derrochar el dinero ajeno. Les toca trabajar en un buen mensaje: es increíble que con un Presidente dando tantos tumbos, la oposición siga sin existir.
14 Agosto 2019 04:07:00
El enorme parecido entre los enemigos
Ya no sé si esto sucedió en el sexenio de Felipe Calderón, en el de Peña Nieto o la semana pasada:

Aparecen cadáveres colgados de puentes en Michoacán. El Presidente no se muestra conmovido por el hecho y le da al asunto el frío de un parte de guerra. El secretario de Seguridad afirma que es un pleito entre grupos criminales dedicados al narcotráfico. Se anuncia que serán enviados cientos de elementos de fuerzas federales al municipio golpeado para brindar protección a la población. Al día siguiente, el secretario informa que han sido detenidas más de 10 personas presuntamente relacionadas con los hechos. El Presidente reafirma que no habrá impunidad. Unos días después, se anuncia oficialmente que los detenidos no tenían nada que ver con la matanza. Los gobernadores de todo el país viajan a la Ciudad de México para hacer una gran reunión con el gabinete federal de Seguridad. Proponen nuevas leyes y acuerdan acciones para coordinarse con la Federación y entre ellos a fin de reducir los índices delictivos de manera urgente porque la ciudadanía no puede esperar más. Los gobernadores piden que les manden más elementos federales y el Gobierno anuncia que así lo hará. Da las cifras de decenas de miles de soldados, marinos y policías federales desplegados en el territorio.

Yo no sé si esto sucedió en el sexenio de Miguel Ángel Mancera como jefe de Gobierno de la Ciudad de México, o esta semana:

La delincuencia está desatada. Especialmente contra las mujeres. El caso que causó escándalo es el de una menor de edad que fue violada por policías que la engañaron haciéndole creer que estaban ahí para ayudarla. El secretario de Seguridad Pública sale a defender a sus elementos. La máxima autoridad de la capital del país le enmienda la plana, promete que no habrá impunidad y dice que se pone del lado de las víctimas. Se filtran los datos personales de la víctima. La familia dice que no denunciará más, que ha perdido la confianza en la Procuraduría. La autoridad se dice indignada, condena la filtración y promete una investigación exhaustiva. Paralelamente, organizaciones marcharon para protestar contra la violencia hacia las mujeres. La protesta derivó en vandalismo. La máxima autoridad de la Ciudad de México descalificó las protestas, dijo que eran violentas, que eran provocaciones, y que, claro, el Gobierno no iba a caer en ninguna provocación. Anunció que se abría ya una investigación contra las y los manifestantes para deslindar responsabilidades.

Me cuesta trabajo identificar las diferencias entre los gobiernos de Morena, que prometieron ser tan pero tan distintos, con respecto de sus antecesores a los que han condenado tanto. Para ser de izquierda, no parecen.



SACIAMORBOS

Una licencia de conducir con una dirección que no es la de su casa fue la causa que esgrimió el juez para decir que podía fugarse y por eso le dictó prisión preventiva, pese a que el delito que se le imputa permite enfrentar el proceso en libertad. Lo importante es que no haya impunidad en el desvío de por lo menos 5 mil millones de pesos del erario. La vieja discusión para distinguir a un político preso de un preso político apenas empieza.
13 Agosto 2019 04:03:00
El secretario empanizado
Ella dijo que no. Él que sí. La jefa de Gobierno de la Ciudad de México y su secretario de Seguridad se contradijeron el fin de semana pasado. El tema: los cuatro policías acusados de agredir sexualmente a una joven a bordo de una patrulla en la alcaldía Azcapotzalco.

En una entrevista banquetera, tras la entrega de patrullas, Jesús Orta aseguró a los colegas reporteros que los elementos continuaban en sus labores de costumbre porque no había imputación en su contra y la Procuraduría de Justicia local no los había llamado a presentarse. Agregó que no podía violentar sus derechos laborales.

Pero su jefa, Claudia Sheinbaum, dio una declaración que chocó de frente: aseguró que los cuatro policías señalados no se reincorporarían a sus funciones y que ella se pondría del lado de la Justicia.

Los reporteros insistieron y le preguntaron a Sheinbaum si contradecía a su secretario. Para salir del paso, tuvo que ponerle polish al golpe: “me comunicaré con él y la procuradora para ver cuál es el avance de la investigación”, dijo.

Setenta y dos horas después, mujeres integrantes de distintas organizaciones se manifestaron en calles de la Ciudad de México para exigir avances en este caso y en el del Museo Archivo de la Fotografía, donde también una menor de edad ha acusado de abuso sexual a un policía.

El secretario Orta vivió las consecuencias de la contradicción. Al salir a ofrecer el diálogo, una de las manifestantes tomó un puño de diamantina y se lo aventó. Un secretario empanizado en color rosa, contrariado y que, visiblemente molesto, regresó a su oficina cancelando la posibilidad de cualquier encuentro.

También la Procuraduría vivió las consecuencias de la contradicción. Pintas, cristales rotos, cámaras y equipo destruido.

En el discurso de Morena este tipo de actos violentos se justifican porque son una muestra del hartazgo en un sector especialmente vulnerable. Así que no tienen ni cómo reclamar lo de ayer: un sector de la población que ya no puede caminar sin miedo por una calle solitaria. Un sector de la población que, cuando vence los miedos de la denuncia y se atreve a acudir ante el ministerio público, ve sus datos filtrados, expuestos al público y prefiere el silencio porque una investigación decente es prácticamente imposible.

Si las autoridades quieren que lo sucedido ayer no se vuelva a repetir o escale, deben cuando menos actuar en coordinación.
Sería apenas un punto de partida.

SACIAMORBOS
Tras la muerte de José Martín Godoy Castro, exsecretario de Seguridad Pública de Michoacán, quedó en el puesto Israel Patrón, uno de sus cercanos que garantiza continuidad. Pero a las bandas que se disputan ese estado no les gustó. Lo de Uruapan lo han tomado en el gobierno como un mensaje del cártel para que combata a quien les incomoda.

07 Agosto 2019 04:02:00
El Presidente irreconocible
Me acuerdo de un Andrés Manuel López Obrador que conquistó al electorado con un discurso de grandeza. Que invitó a soñar con una Transformación con mayúsculas. Que planteó, así, de saque, que el primer año de su Gobierno crecería la economía al 2 por ciento. Y de ahí para arriba, hasta el 4 por ciento. Hoy lo que hay es un Presidente que festeja como gran logro que el crecimiento es de 0.1 por ciento.

Me acuerdo de un Andrés Manuel López Obrador que atemorizaba a los más poderosos cuando anunciaba un mitin de domingo en el Zócalo, una marcha de decenas de miles, un plantón bloqueando el corazón de la capital nacional.

Que hizo de la protesta callejera el megáfono internacional de su lucha política. Hoy lo que hay es un Presidente que se esconde en sus cómplices políticos –como el morenista gobernador de Tabasco– para prohibir las manifestaciones y blindar así la segunda peor decisión de su Gobierno: construir una refinería en Dos Bocas, a la fuerza, y en contra de las recomendaciones hasta de sus aliados.

Me acuerdo de un Andrés Manuel López Obrador que se quejaba desde la oposición de un tal “cerco informativo”. Que decía que todos los medios de comunicación estaban plegados al poder presidencial. Hoy lo que hay es un Presidente que exige que la prensa se alinee a sus dictados, tome partido por él y sólo por él, que no sea plural ni crítica.

Me acuerdo de un Andrés Manuel López Obrador que decía que la violencia se resolvería desde el primer día de su Gobierno. Hoy lo que hay es un Presidente que lleva más de medio año en el Gobierno, y los índices de delincuencia están
en récord histórico.

Me acuerdo de un Andrés Manuel López Obrador que criticaba los operativos que solo pateaban el avispero. Hoy lo que hay es un Presidente cuyo principal operativo antidelincuencia, el ejecutado en Guanajuato contra los huachicoleros, tiene hoy a ese estado en el segundo lugar nacional de ejecuciones.

Me acuerdo de un Andrés Manuel López Obrador que prometía ser implacable si alguien de los suyos cometía un acto de corrupción. Hoy lo que hay es un Presidente que protege a sus colaboradores denunciados por su propio secretario de Hacienda en su carta de renuncia. Un Presidente al que le basta con que el más escandaloso de sus superdelegados se separe del cargo (salida política clásica de régimen corrupto), frente al cúmulo de denuncias de los contratos que lo beneficiaron.

Me acuerdo de un Andrés Manuel López Obrador que nunca hubiera tratado mejor a Donald Trump que a un migrante, que nunca se hubiera mostrado más conmovido por la sentencia a un narco que por el dolor de las víctimas de la violencia.

Me acuerdo de un Andrés Manuel López Obrador... y no reconozco al que veo en cada mañanera.
12 Julio 2019 04:06:00
AMLO tiene una bola para meter jonrón y…
Ayer le preguntaron al presidente López Obrador por qué se había reducido el presupuesto para la conservación de la vaquita marina. Respondió como muchas veces en muchos otros temas: “no quiero decir (que es) falso porque luego se enojan mucho, pero no es del todo cierto, y vamos a presentar hoy la información”.

La declaración coincide con varias noticias relevantes sobre el tema. La Unesco ha declarado el hábitat de la vaquita Patrimonio Mundial en Peligro. Los pescadores han anunciado que ante la falta de apoyo, volverán al mar a pescar y hoy se estrena en cines de Estados Unidos la película Sea of Shadows (Mar de Sombras) en la que he tenido el privilegio de participar. Es un documental que exhibe la corrupción, el crimen organizado trasnacional, la violencia y la pobreza como factores que explican que la vaquita marina esté al borde de la extinción.

El martes fue la premier en Nueva York. El miércoles en Los Ángeles. Sendas ovaciones de pie de la audiencia. En la función en Hollywood estuvieron presentes, avalando y elogiando la cinta, la legendaria Jane Goodall, figura central del conservacionismo y heroína viviente en Estados Unidos, y el poderoso y famoso actor Leonardo Di Caprio. Durante la semana, el New York Times eligió Sea of Shadows como su recomendación de la crítica, Los Angeles Times publicó un artículo aplaudiéndola y la cadena televisiva ABC divulgó un reportaje de ocho minutos exponiendo el documental. En México se estrenará en mes y medio.

El presidente López Obrador tiene frente a sí la posibilidad de anotarse, con relativa facilidad, un éxito ante al mundo, algo que le cosecharía el aplauso internacional. Pero puede también desdeñar el asunto, conducir a la vaquita marina a la extinción y al hacerlo, poner a los pescadores mexicanos ante la posibilidad de un embargo comercial como sanción extranjera.

Hoy, la región de la vaquita está más fuera de control que nunca. Los cárteles dominan y extorsionan a la población, la vigilancia oficial ha bajado, las autoridades están corrompidas por los traficantes de especies, las ONG ambientalistas han sido atacadas y se han visto obligadas a huir, y los pescadores que el sexenio pasado recibían 3 mil pesos mensuales de compensación a cambio de no salir a pescar para proteger a la vaquita, desde que llegó el nuevo Gobierno federal ya no reciben nada, por aquello de que los programas sociales eran todos corruptos. La falta de esta compensación orilla a los pescadores a salir al mar, sin orden ni permiso, para tener qué dar de comer a sus familias. Es casi un gobierno que está empujando a la población más pobre a pasarse del lado de la ilegalidad, coludirse con los criminales, pescar lo prohibido y sin desearlo, extinguir una especie.

¿Por qué digo que es relativamente fácil solucionar el problema? Porque la vaquita marina no está nadando por los mares del país: vive solo en un pedacito del norte del Mar de Cortés. Así que el Gobierno puede encabezar un feliz experimento. No hay que vigilar todos los mares, sólo un cachito. No hay que sacar de la pobreza a 50 millones de mexicanos, sino a 4 mil pescadores. No hay que contener la violencia en todo el país, solo en dos pueblos costeros. No hay que desarticular a todas las organizaciones criminales, sólo meter al bote a las cabecillas del recientemente creado Cártel del Mar. No hay que buscar cargamentos de droga por todas las carreteras de México, sino solo sellar el camino de San Felipe y Santa Clara a Mexicali, por donde pasan los buches de totoaba en hieleras.

El Gobierno tiene frente a sí la posibilidad de conseguir un caso de éxito que sea valorado internacionalmente, una muestra de que frente a todos los grandes problemas del país –que se sintetizan en el área de influencia de la vaquita marina– hay salida. Podría ser hasta un impulso al ánimo social. Ojalá lo vean así.
11 Julio 2019 04:06:00
La ‘larga noche’ que acaba… ¿o empieza?
Los ciudadanos le dieron en las urnas una mayoría cómoda sobre sus competidores para gobernar por un periodo de dos años. Pero le parecieron pocos, así que pidió que mejor sean cinco. Y sus adversarios, con mayoría en el Congreso saliente, se lo aprobaron.

No es una historia de Venezuela, Rusia, Turquía o algún otro país en el que la legalidad se haya sometido en los últimos años al capricho de un líder o un movimiento popular, populista y autoritario.

Ocurrió esta semana en Baja California, el estado que hace 30 años ganó la batalla ciudadana contra la “larga noche” de la hegemonía autoritaria priista y eligió al primer gobernador de un partido distinto al entonces todopoderoso tricolor.

A siete meses de iniciada la que nos presentan como Cuarta Transformación del país, una que promete que va a terminar con la “larga noche” del neoliberalismo y la corrupción de toda la clase política, atestiguamos cómo esa misma clase política, esa “mafia del poder” atascada de panistas y priistas, se confabula gustosa con Morena para construir su nueva noche. Y, sí, quiere que sea larga.

Jaime Bonilla, de Morena, compitió para ser gobernador por dos años. Desde antes de la elección del 2 de junio pasado intentó que se ampliara a cinco. El Tribunal Electoral local (sometido a los intereses) le dijo que sí dos veces, pero el federal le tumbó la decisión. Bonilla se terminó registrando para una elección para ser gobernador dos años. Y así fue: los electores escogieron mandatario para dos años, por amplísima ventaja.

El lunes pasado, con votos a favor de la mayoría del PAN, más el PRI y Morena, el Congreso saliente de Baja California aprobó cambiar la Constitución local y ya le dio sus cinco años a Bonilla.

Se les olvidó aquello de “sufragio efectivo”. Lo que votaron los ciudadanos no importa. Ellos quieren cinco, se lo aprueban. Al estilo Varguitas de La Ley de Herodes.

La lógica, la cordura, la legalidad y hasta la más débil convicción democrática hacen pensar que la Suprema Corte revertirá el atropello. Solo que hasta ahora no hay recurso ante el máximo tribunal.

El 1 de julio de 2018 el hartazgo con las cochinadas de la clase política se expresó con mucha claridad. ¿Se habrá entendido? ¿Se habrá acabado el impulso democrático del que tanto hablaron en campaña los ganadores de la contienda?

Se entiende que en Palacio Nacional están muy ocupados con no pocos asuntos delicados que estallan casi a diario. ¿No tendrán un minuto para fijar una posición clara sobre el atropello en Baja California? ¿Será que al Presidente no le incomoda lo que se cocinó ahí? ¿Si fuera un gobierno priista, lo dejaría pasar? ¿Pesa más que Bonilla es amigo? Veremos.

SACIAMORBOS

Conocí a Armando Ramírez hace más de 20 años, cuando yo iniciaba como reportero y él era ya la potente voz de la crónica urbana que no dejó de ser jamás. Colaboramos juntos en distintos proyectos y quedaré siempre agradecido por el ejemplo de sabiduría fresca, de no cansarse jamás de hurgar hasta encontrar una historia, de saberla presentar para que todos quedáramos atrapados. Descanse en paz.
10 Julio 2019 04:06:00
La renuncia de Urzúa, el miedo, la respuesta que se necesita
No es hora de las estridencias ni de la histeria. No es hora de la burla vengativa ni del “te lo dije”. La renuncia del secretario de Hacienda es verdaderamente grave.

Lo que le dice en su carta de salida debe ser tomado por el presidente López Obrador, por el Gobierno y sus opositores, por la opinión pública, con la mayor seriedad, serenidad, y decisión de no jugar a las politiquerías que pueden llevar a este país a la desgracia.

El segundo párrafo de la carta es brutal para la estabilidad económica de México. El tercer párrafo es brutal para el discurso político del Presidente. En el segundo le dice que “en esta Administración se han tomado decisiones de política pública sin el suficiente sustento”, sin evidencia, sin cuidar los efectos. En el tercero acusa la existencia de “personajes influyentes del actual Gobierno con un patente conflicto de interés” que imponen funcionarios sin conocimientos. El segundo párrafo debe obligar al Presidente a tomar medidas. El tercer párrafo debe obligar al saliente secretario de Hacienda a denunciar, con nombre y apellido, a quienes están cometiendo esos presuntos delitos. El segundo párrafo puede terminar de derrumbar la calificación crediticia de México. El tercer párrafo desmonta la ilusión del Presidente de que el suyo es un Gobierno sin corrupción ni intereses.

Viniendo de quien viene, pues, la carta de renuncia del secretario de Hacienda de México es un golpe brutal al Gobierno. Es otra campana de alerta que suena desde adentro del barco. Si el Presidente ha descalificado los llamados que recibe desde afuera, no puede seguir desdeñando los que surgen desde adentro.

Seriedad, serenidad y decisión. Es momento de que Andrés Manuel López Obrador muestre que es un hombre de Estado.

Es momento de que el Presidente de la economía número 15 del mundo mande una señal de que este barco podrá sortear la marea: es hora de que anuncie la cancelación de alguno de sus grandes e ineficientes proyectos: Dos Bocas, Santa Lucía, el Tren Maya. Al menos uno, que envíe el mensaje de que es capaz de rectificar frente a los callejones sin salida. Que está obsesionado en sacar a México de la corrupción y pobreza, pero no está obsesionado frente al cúmulo de evidencia de que algunas de sus políticas públicas solo van a hacer retroceder al país.

Es momento de que el presidente López Obrador devuelva a Arturo Herrera la credibilidad que él mismo le arrebató. Siendo el ya secretario Herrera un discípulo del doctor Urzúa, no dudo que parte de la negociación de la salida hubiera sido que Herrera se mantuviera de relevo. Pero lo que exige el mundo del dinero a un secretario de Hacienda es que pueda decirle que no a su Presidente y que por su boca habla el Presidente. López Obrador desacreditó en el pasado dos veces a Herrera: una cuando el entonces subsecretario de Hacienda dijo que no había dinero para construir la refinería en Dos Bocas y otra cuando habló de la necesidad de cobrar tenecia. La renuncia de Urzúa puede abrirle a Herrera un mayor margen de maniobra frente al Presidente. Ojalá.

Es momento de dejar de insistir en el peso fuerte y la alta recaudación, cuando la economía apunta a la recesión y la moneda está así porque la tasa de interés en México es altísima (más de 8% contra 2% de Estados Unidos).

El Presidente ha dicho una y otra vez que para sacar al país de la pobreza necesita crecimiento económico, y que para tener crecimiento requiere de la inversión privada. La carta de Urzúa obliga a que demuestre que no son solo palabras.

SACIAMORBOS

¡La cara de Herrera durante los 6 minutos del video!
09 Julio 2019 04:04:00
Y cuando despertamos, el huachicol seguía ahí
Los pasados 28 y 29 de mayo en estas Historias de Reportero se publicaron dos columnas tituladas la Prueba con Datos Oficiales de que el Huachicol no Bajó.

Argumenté que si, como dice el Gobierno, se abatió el 95% del robo de combustible, era lógico que aumentaran las ventas de gasolina y diésel de Pemex, pero resulta que las cifras oficiales de Pemex indicaban que no era el caso: las ventas, con cifras al mes de abril, ¡eran menores!

Posteriormente, se sometía esta hipótesis a diferentes contraargumentos económicos (que si las importaciones, que si la desaceleración, que si las ventas de coches) y ninguno cuajaba. La conclusión: el huachicol sigue tan campante.

Las cifras que le sirven de sustento al Gobierno federal para decir que ha abatido el huachicol en 95% son publicadas en el sitio
http://www.informeseguridad.cns.gob.mx/ de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana.

La fuente de dicha información es Pemex. Señala que se han dejado de robar alrededor de 77 mil barriles diarios.

Sin embargo, las dudas persisten. ¿Dónde están esos 77 mil barriles si las ventas de gasolinas y diésel de Pemex en mayo son prácticamente las mismas que en noviembre de 2018 (un millón 21 mil barriles diarios contra un millón 23 mil barriles diarios)?

La información estadística de las ventas parecería indicar que apenas Pemex ha podido normalizar el suministro de gasolinas y diésel a la economía que existía antes de entrar al Gobierno la nueva Administración. Es decir, apenas se está recuperando del desabasto de enero de 2019, cuando la comercialización bajó a 966 mil barriles diarios.

A partir de un análisis estadístico muy básico podríamos concluir que las ventas de Pemex de gasolina y diésel deberían andar en alrededor de un millón 120 mil barriles diarios en promedio.

Lo anterior, si se considera que esa es la media móvil de 12 meses (para evitar efectos estacionales) que se observa en la mayor parte del periodo entre enero de 2014 y noviembre de 2018.

Así, podemos concluir que Pemex tiene “perdidos” alrededor de 100 mil barriles al día si se comparan las ventas reportadas contra las ventas que se observaron en el pasado.

Dicho de otra forma, parece que el huachicol está a todo lo que da. Quizá algo de esas ventas perdidas sea suministrado en el sureste por importación de gasolinas de contrabando desde Centroamérica, pero eso sin duda es marginal.

Parte de esas ventas quizá ahora las hacen los importadores privados. Pero su mercado todavía es muy pequeño, de cerca de 55, según cifras de la propia Secretaría de Energía. Serían 55 mil barriles diarios a lo mucho. Así, siendo condescendientes, podemos afirmar que hay al menos 45 mil barriles sin rastro, una cifra si bien menor, no tan lejana de la cifra máxima de huachicol.

¿Qué están reportando en Pemex? ¿En serio acabaron con el huachicol? ¿Por qué siguen explotando ductos? ¿Por qué los gasolineros dicen a sotto voce que sigue el huachicol a todo lo que da? ¿No le preocupa a Pemex que los mercados financieros a los que tanto busca agradar, lo sancionen si descubren que maquilla las cifras?

Desde el 18 de junio buscamos una explicación en Pemex sobre esto. La encargada de Comunicación ofreció que un funcionario nos diera una entrevista, pero por más que insistimos, nunca dijo quién ni cuándo.

SACIAMORBOS

En el último año, las importaciones de gasolinas en promedio se ubican en 567 mil barriles diarios. Sin embargo, en mayo de 2019 bajaron a solo 483 mil barriles diarios. 84 mil barriles menos de un mes a otro.

Es muchísimo. Es absolutamente inusual: en todos los datos que se tienen desde enero de 2014 no se había registrado una caída tan pronunciada en las importaciones de gasolinas de un mes a otro. ¿Qué pasó ahí? ¿Se usaron los inventarios para satisfacer la demanda y se dejó de importar, o ya empezaron a maquillar las cifras? Aguas.
08 Julio 2019 04:06:00
CFE recortó anticontaminantes… y vino la contingencia
En mayo de este año, la Ciudad de México vivió varios días de alta contingencia atmosférica y política por la contaminación.

La explicación oficial fue que los incendios forestales habían disparado las partículas PM 2.5 (un término científico con el que nos familiarizamos en cuestión de horas).

El asunto implicó un costo político porque pronto se supo que se había recortado el presupuesto de la Comisión Nacional Forestal y esto posiblemente había impactado la prevención de incendios. La Conafor contestó que si bien le redujeron los ingresos, no recortó dicha prevención, sino que ahorró en gasto innecesario. El asunto quedó en el limbo frente a la magnitud del fuego en los bosques.

Los tropiezos para reaccionar frente a la contaminación significaron también un duro golpe político contra la Semarnat federal, no se diga contra el Gobierno de la Ciudad de México que encabeza la doctora Claudia Sheinmbaum.

Sin embargo, lo que no se dijo, es que además de los incendios forestales, hubo otro factor que incidió dramáticamente en la contaminación de esos días:

Una de las principales fuentes de expulsión de partículas PM 2.5 es la Comisión Federal de Electricidad, por sus plantas generadoras de energía eléctrica (de vapor, geotérmicas, hidráulicas, de ciclo combinado). Con la llegada del nuevo Gobierno y los recortes presupuestales, según fuentes con acceso directo a estas decisiones, la CFE canceló la compra de los químicos anticontaminantes que suelen usar estas plantas para reducir su impacto ambiental.

Son diferentes tratamientos que se usan en las plantas y que tienen como objetivo mantener su operación dentro de los parámetros de las normas de Salud. Al dejar de adquirirlos, las emisiones llevan el 100% de los contaminantes, principalmente azufre y vanadio.

Al no controlar la emisión de estos contaminantes, se disparan los índices de mala calidad del aire y con ello las enfermedades que ocasionan. El azufre no solamente es dañino para los seres humanos, sino que tiene un impacto en la agricultura a través de la lluvia ácida. Súmele la emisión de óxidos de nitrógeno (NOx), una combinación de dos gases, que constituye la segunda causa más importante del efecto invernadero, destructor de la capa de ozono.

La suspensión del uso de dichos anticontaminantes, según me explican expertos en la materia, falta a los compromisos internacionales de México firmados en el Acuerdo de París y en el Protocolo de Kioto.

SACIAMORBOS

Dos buenas noticias económicas que hay que aquilatar llegaron en la recta final de la semana pasada. La inversión fija bruta y el consumo aumentaron. Poquito, pero aumentaron. No marcan tendencia, pero permiten un mínimo respiro. La inversión fija bruta, cuyo estancamiento es para el Consejo Coordinador Empresarial la principal causa de la desaceleración de la economía, creció 2.5% en abril. Y el consumo privado en el mercado interno aumentó 1.26% en el mismo mes. No es para echar las campanas al vuelo, pero sí para hacerse notar.
04 Julio 2019 04:06:00
‘El Chapo’ quiere una celda con ventana
La defensa del narcotraficante más famoso del mundo lanzó en los últimos días peticiones casi desesperadas: que le den más agua, que le apaguen la luz de noche, que le compren tapones para los oídos…

Si Joaquín “El Chapo” Guzmán Loera se quejaba de las condiciones en el penal de máxima seguridad del Altiplano en el Estado de México, no sabía lo que sería su futuro con la extradición: el aislamiento total, brutal, del Centro Correccional Metropolitano al sur de Manhattan.

Pero el juez Brian Cogan, harto por las maniobras de los abogados de “El Chapo” Guzmán, ha sido implacable: le ha negado todas las peticiones y presentó ayer a unos cuantos involucrados un documento de 45 páginas –que no se hizo público, pero a cuyo contenido he tenido acceso– en el que rebate cada uno de los argumentos de la defensa del capo para pedir que se reponga el juicio.

Esta solicitud de reponerlo se basó en una entrevista que dio uno de los jurados ciudadanos en la que confesó que durante el juicio estuvieron en contacto con noticias y vieron redes sociales, algo que tienen prohibido, so pena de ser descalificados.

El juez Cogan determinó que por más que hayan visto cosas fuera de la Corte de Broo-klyn, los testimonios desgarradores y las pruebas colosales ahí presentadas son más poderosas que cualquier publicación en Twitter o Facebook.

La fuerza de las palabras del juez en ese documento dejó más que claro a los abogados defensores de Guzmán Loera lo que ya se esperaban: se avecina una sentencia monumental contra “El Chapo”. Varias cadenas perpetuas. Así que tiraron la toalla y pensaron que quizá lo mejor es que venga ya la sentencia.

Sin más agua, sin luz apagada, sin tapones para los oídos, la nueva estrategia de la defensa, según fuentes con acceso, es no interponer más recursos ante el juez Cogan para que la sentencia llegue sin contratiempos, y luego lo saquen del correccional de Manhattan y lo trasladen a una prisión en donde puedan obtenerle alguna ventaja, una mínima comodidad, en el eterno futuro de cumplir su penitencia.

Por ahí apuntan las cosas: la cita para la sentencia es el 17 de julio en Brooklyn, Nueva York, a las 9:15 de la mañana hora local. Y la apuesta es que la prisión de máxima seguridad de Florence, Colorado, a donde se espera sea trasladado “El Chapo”, tenga una celda que al menos cuente con una ventana desde la que el líder del cártel de Sinaloa pueda ver el cielo, aunque no pueda ni salir al patio.

SACIAMORBOS

Donald Trump –1 millón de dólares de promedio de gasto– encabezará un desfile de despliegue militar con motivo del Día de la Independencia. Como general victorioso tras una guerra. Nomás que no es general ni ha ganado ninguna guerra. Así que más bien parece el niño presumido de la cuadra que quiere demostrarle a sus amiguitos que sus avioncitos son los más padres, sus tanquecitos son los más grandotes, que tiene más soldaditos que nadie.

Algo así no había sucedido en Estados Unidos desde 1991 tras la primera guerra en el Golfo Pérsico. Pero Trump fue de gira a Francia, vio su Día de la Bastilla, y dijo: no me puedo quedar atrás, yo tengo que demostrar que soy más grandioso. Si ya saben cómo es, para qué lo invitan.
03 Julio 2019 04:06:00
Un año después… ¿y la oposición?
¿Y cómo está la oposición un año después de la victoria de López Obrador?

Si fuera una pelea de box, diríamos que la oposición fue noqueada hace un año.

Trescientos sesenta y cinco días más tarde sigue en la lona, ha tratado de levantarse y conectar un par de golpes, pero son strikes que no impactan en el rival. El peleador tropieza, sangra de la ceja, sigue hinchado del ojo y sus piernas se advierten cansadas.

El mejor escenario que vive la oposición es el Senado. Ahí han logrado frenarle un par de cosas al presidente López Obrador y su partido. Como se tienen que juntar todos para vencer al grandote, pierden identidad y la posibilidad de capitalizar políticamente sus victorias legislativas. ¿Con quién simpatizarán los que están a favor de que la Guardia Nacional no fuera, al menos en el papel, tan militar? ¿Por quién votarán los que defendieron un pedazo de reforma educativa? ¿A quién apoyan los que están contentos de ver cómo conjuraron la revocación de mandato el día de la elección intermedia? ¿Con el PAN, el PRI, el PRD, con MC? ¿Con todos, con ninguno?

Internamente, los partidos están en crisis.

Marko Cortés, en el PAN, tiene el desafío de un partido que en noviembre cumple 80 años, pero tiene en la boca el sabor de la derrota electoral brutal en 2018, las dos gubernaturas que perdió en este 2019 y como símbolo adverso, ya se le fueron sus dos políticos que han llegado más lejos: los expresidentes Fox y Calderón. El PAN no tiene narrativa y la necesita urgentemente si, como lo ha dicho su dirigente, busca robar a Morena la mayoría en la Cámara de Diputados en la elección de 2021. El PAN se ha posicionado como el más acérrimo rival del presidente López Obrador, al menos en el discurso. Desde su dirigencia y desde el Legislativo, pero los gobernadores panistas son en su mayoría cálidos y condescendientes con el Presidente. No basta con el discurso del NO, con el discurso antiAMLO, hace falta decir a dónde SÍ quieren llevar al país.

Claudia Ruiz Massieu está por salir del PRI. El proceso interno reveló que por mucho que cambien los tiempos, el PRI apuesta a ser el mismo de siempre. Todo apunta a que el 11 de agosto vencerá Alejandro “Alito” Moreno una cuestionada elección interna por la dirigencia priista. Llegará al estilo PRI: los métodos de alianza y operación política no son para presumir que el tricolor entendió el mensaje de julio del año pasado. La carga de corrupción, de cochupos, de falta de transparencia, parece muy pesada, muy difícil de superar a corto plazo. El PRI ha jugado hasta ahora el papel de una oposición leal al presidente AMLO. No sé si por estrategia o por miedo a que les desempolven los expedientes.

MC y su principal figura, el gobernador tapatío Enrique Alfaro, perdieron el impulso de arranque de sexenio con el que parecían dibujar una narrativa de oposición cercana a la sociedad civil.

Y el PRD está en peligro de extinción. Literalmente hay más vaquitas marinas que legisladores del PRD.

A lo mejor las carencias de la oposición también explican la popularidad presidencial. A lo mejor la oposición a López Obrador no surgirá de los partidos. Ha sucedido en otros países. Quizá brotará orgánicamente de algún sector de la sociedad. O no.
02 Julio 2019 04:06:00
85 minutos de elogios, 14 segundos de autocrítica
En mi vida he visto muchos “informes” de Gobierno. El de ayer en el Zócalo fue uno más.

Conmemorativo del primer aniversario de la victoria electoral del presidente López Obrador, fue como los de los mandatarios priistas y panistas que lo antecedieron: el retrato de un Gobierno de ensueño, que no comete errores, que no tiene tropiezos, triunfalista hasta el extremo en el que la realidad incómoda se borra del discurso y sólo tienen cabida las acciones emprendidas, las instrucciones giradas, los programas iniciados, los beneficios otorgados.

La única diferencia es que fue a Zócalo abierto. Es el escenario donde se siente más cómodo este Presidente. Con la gente, su gente. Acarreados muchos: las calles aledañas a la Plaza de la Constitución, con filas de camiones. Desalojados todos los vendedores ambulantes, excepto los que ofrecieran mercancías con la imagen del Presidente.

El Presidente bombardeó con puras maravillas de su Gobierno. Después de 80 minutos consecutivos de autoelogios remató: “les expreso con sinceridad que me siento optimista”. A esas alturas ya había quedado claro.

Hubo espacio para el reparto de novillonas y sementales, y del camino Tayoltita-San Ignacio que ya se está haciendo, pero nada sobre cómo las ejecuciones están en niveles récord, nada de cómo han subido los secuestros y la delincuencia está peor que nunca, según datos oficiales.

Nada dijo el Presidente de que el crecimiento económico está en números rojos, que la inversión está frenada, que el empleo cayó 88%, que la tasa de interés está muy alta. No habló de la desconfianza de los inversionistas sobre Pemex ni de que le han bajado las calificaciones crediticias al país. Tampoco de que los pronósticos de crecimiento se recortan mes a mes en una espiral preocupante.

Nada se dijo de las clínicas urbanas que desaparecen, del desabasto de medicinas, del sargazo contra el que no han podido. No aparecieron las afectadas por el cierre de las estancias infantiles ni quienes dejaron de recibir los apoyos de siempre y no han recibido los que promete la nueva

Administración

Ni una palabra sobre los comedores comunitarios. Ya no se escuchó aquello de que aceptaremos todas las recomendaciones de la Comisión Nacional de Derechos Humanos, porque esa promesa tampoco pasó la prueba del año. Nada del viraje en la política migratoria.

De la parálisis económica, la violencia desatada y la crisis en el sector salud, el Presidente habló 14 segundos, de un total de una hora y 25 minutos de discurso.

Tiene varias cosas para presumir el presidente López Obrador. Las enlistamos ayer en estas Historias de Reportero. Pero él dice que es diferente, que no es igual a los de antes, lo de ayer fue la repetición de un tipo de discurso que se agotó hace tiempo.

Andrés Manuel López Obrador, poseedor del don de despertar los sentimientos más encendidos y apasionados con sus palabras en la plaza, logró algo que parecía imposible en él: volverse tedioso, repetitivo, aburrido, acartonado, como cualquier informe de cualquier Presidente en cualquier momento del tiempo.

SACIAMORBOS

Interesante disyuntiva la que se le presenta al Gobierno federal con el caso MexLub-Bardahl. Inclinarse a favor de los amigos de Fox o inclinarse a favor de los amigos de Calderón y Peña Nieto. El polémico caso tuvo claros bandazos conforme se iban sucediendo los sexenios.
01 Julio 2019 04:06:00
Tome aire y ahí le va…  un año en una columna
El Presidente recibió una economía estable y ha mantenido la disciplina fiscal. Prometió que crecería al 4% desde el primer año. Los pronósticos para este 2019 ya van abajo del 1 por ciento. El último trimestre fue de números rojos y la inversión está parada.

Hizo lo que para sus estándares es un fraude electoral a modo de consulta para cancelar el aeropuerto de Texcoco. A un año, su alternativa, Santa Lucía, no tiene aún autorización ambiental ni estudios aeronáuticos que la avalen. Del Tren Maya no hay un riel y la refinería de Dos Bocas es hasta ahora un terreno deshierbado.

Recibió Pemex en crisis. La crisis en Pemex está peor. Sus calificaciones crediticias han bajado, su proyecto de rescate no convence y es tal la desconfianza, que lo que sería un habitual refinanciamiento de su deuda lo tiene que cabildear el Presidente con los grandes bancos y presumirlo como un magnífico logro económico.

Mayo de 2019 fue el peor mes del empleo desde que el planeta entero estaba en crisis económica. Cayó 88 por ciento. Lanzó una campaña de combate al huachicol que trajo desabasto de combustibles en ocho estados. Las cifras oficiales de ventas de Pemex muestran que el huachicol no ha bajado.

Ofreció “abrazos, no balazos” y sacar al Ejército de las calles. A un año, su plan principal fue crear una Guardia Nacional, aprobada por unanimidad y conformada sobre todo por militares. Su primera gran misión es detener migrantes, no delincuentes.

Recibió un país brutalmente violento. Está peor. El primer cuatrimestre de 2019 ha sido el más violento de la última década. La cifra de ejecuciones en el primer trimestre es récord histórico.

El programa Jóvenes Construyendo el Futuro, tiene ya a cientos de miles de afiliados que por lo menos no “coquetean” con la maña. Aprobó una ley que busca saldar una vieja deuda nacional: dignifica a las trabajadoras del hogar.

Despojó al poder político de excesos y lujos de un día para otro. En el camino de la austeridad y el fin de la corrupción, recortó fondos a estancias infantiles, a refugios para mujeres golpeadas, a la cultura, el deporte y la ciencia. Frenó la compra de medicinas y hospitales sufren aún de desabasto.

El primer proceso relacionado con corrupción en esta Administración fue contra el exdirector de Pemex, Emilio Lozoya.

Siguió respaldando el T-MEC, lo ratificó en el Congreso y cumplió su compromiso con Estados Unidos de hacer una reforma laboral que favorece la democracia sindical.

No toca a Donald Trump y tras su amenaza de aranceles, cambió por completo su política migratoria: de “puertas abiertas” a fronteras cerradas. Más de 20 mil militares detienen el flujo de migrantes en el norte y sur. Hoy Trump hace campaña de reelección con México de la mano.

Frente a la crisis de Venezuela, México se puso más del lado de Maduro que de sus opositores.

Derogó la reforma educativa, pero no totalmente. Después de los bloqueos ferroviarios de la CNTE, negoció con ellos que redactaran la nueva ley educativa. También con el SNTE y con la maestra Elba Esther Gordillo, quien salió libre un mes después de la elección presidencial.

No se metió en las elecciones de este año. Ganó las dos gubernaturas en juego.

Difama y calumnia a todo aquel que discrepe de su punto de vista. La conferencia mañanera es su hoguera para ajustar cuentas, su método para girar instrucciones, su vía para fijar agenda, su plataforma de campaña y el pulso más diáfano de su estado de ánimo.

Tiene más popularidad que cuando ganó la Presidencia. Trabaja mucho y la gente le tiene confianza.

Todo esto, en apenas un año.
28 Junio 2019 04:06:00
Risa y risa, AMLO y gobernadores del PRI
Hubo bromas y coqueteos políticos. El presidente López Obrador decía que él no hubiera querido que el mandatario priista de Campeche, Alejandro “Alito” Moreno, dejara la presidencia de la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago)… que mejor se fuera con él al Gabinete… que mejor se pasara a Morena… risa y risa.

Hasta que el presidente López Obrador como que se puso serio y expresó a los gobernadores priistas: hay que apoyar a nuestro amigo “Alito” para que sea presidente del PRI, y el que no lo haga, se le reflejará en su presupuesto. Estallaron las carcajadas.

Sucedió el pasado 5 de junio en Palacio Nacional. Una muy amena charla entre el Primer Mandatario y los 12 gobernadores de uno de los partidos de oposición, el PRI. El encuentro sirvió como un espaldarazo sin medias tintas a la aspiración del todavía en ese momento Gobernador de Campeche, Alejandro “Alito” Moreno, a la dirigencia nacional priista.

Sobre todo porque el Presidente fue más allá: preguntó a los 11 gobernadores y una gobernadora qué obras pendientes tenían en sus estados. El Presidente pidió a Alejandro Moreno que tomara nota. Al terminar la pasarela de peticiones, López Obrador mandó un mensaje claro: el encargado de dar seguimiento a estas peticiones, el vínculo entre el Gobierno federal y ustedes, es desde hoy “Alito”.

Así me lo relatan varios asistentes al encuentro. (Es importante señalar que para esa fecha, Alejandro Moreno ya no era el presidente de la Conferencia Nacional de Gobernadores, la Conago, así que no había espacio a la duda del mensaje del Primer Mandatario: si algo le queda de aquel corazoncito priista que tuvo, está claro con quién está alineado).

Fue la última señal que hacía falta. Se habían venido acumulando varias en la misma dirección: el PRI estará encabezado por Alejandro “Alito” Moreno y no por su principal contendiente, el doctor José Narro, exrector de la UNAM y exsecretario de Salud.

La señal más contundente, la señal que definió todo, sucedió el 27 de mayo. Se reunieron 11 de los 12 gobernadores del PRI en Toluca, Estado de México. Siete de los 11 manifestaron su determinación de apoyar a “Alito” para que fuera el nuevo dirigente del partido. Ante eso, los cuatro restantes se sumaron. Una comisión de tres gobernadores informó de la decisión a Narro.

A esa reunión sólo faltó la sonorense Claudia Pavlovich, porque ella apoyaba a Narro (y ya se veía venir para qué iba a ser la reunión en Toluca), pero al día siguiente no le quedó más que alinearse. Semana y media después, el 5 de junio, la encerrona con el presidente López Obrador en Palacio Nacional selló el pacto.

El 13 de junio Moreno solicitó licencia al Gobierno de Campeche y el día 19 Narro renunció a la contienda y al PRI. Se había quedado seco de apoyos. Sin embargo, en el cuartel de Alejandro Moreno registraron que el doctor Narro se fue pateando la mesa: acusan que algunos encumbrados en el INE, discípulos de Narro y que lo querían ver al frente del PRI, pues les aseguraba que se mantendría el dique opositor en el Senado que impediría una reforma electoral, operaron contra el exgobernador de Campeche mandando oficios para descarrilar el método de elección abierta (preferido de “Alito” para definir al nuevo dirigente priista), cosa que habría dejado en manos del Consejo Político del PRI (más cercano a Narro) la determinación del cargo.

En cualquier caso, hay tres contendientes a la dirigencia del PRI. Luce muy muy favorito Alejandro Moreno. La exgobernadora de Yucatán, Ivonne Ortega, está también apuntada. Aparece también Lorena Piñón, veracruzana de corta carrera política, a quien acusan de haber sido impulsada por “Alito” para que Ortega no crezca.

Lo interesante será ver si Alejandro Moreno mantiene la línea de cercanía al Presidente o busca endurecer el tono y explotar ese mercado electoral. Y si eso pasa antes o después del 11 de agosto, la fecha de la elección interna priista.
27 Junio 2019 04:06:00
El juicio de la historia
El presidente López Obrador siempre está pensando en la Historia. Así, con mayúscula. La palabra aparece constantemente en sus discursos y hasta sus lemas de campaña. Ha leído sobre el tema, tiene su versión de la historia mexicana y la divulga constantemente. Él se ve a sí mismo en la historia.

Es tempranísimo para hablar de cuál será el juicio de la Historia sobre la figura política de Andrés Manuel López Obrador; pero hay algo que debería preocuparle al Presidente. Hay algunos párrafos que pueden empezar a escribirse y estoy seguro que no es así como quiere entrar a los libros.

El despliegue de más de 20 mil militares contra la migración “irregular”, como se le llama en este Gobierno, es algo inédito, inaudito. El propio Donald Trump –el Mandatario estadunidense más racista y antimexicano del que se tenga registro– afirma que las leyes mexicanas de migración son muy duras y felicita a México por cómo trata a los centroamericanos. Eso debería darnos una pista de dónde está alineado el país.

Si Peña Nieto le hizo la campaña a Trump invitándolo a Los Pinos para darle trato de Jefe de Estado, López Obrador le está haciendo la reelección dándole el principal argumento de campaña: gracias a que presioné a México, sí pude con la migración, los demócratas no.

“Ellos pueden hacer muchas cosas”, dice Trump sobre los gobernantes mexicanos. Sabe que en Estados Unidos no podría poner a militares a detener migrantes ni a detener personas nomás para pedirles sus documentos.

Una lluvia de amparos lo frenaría. Es una lucha añeja de las organizaciones defensoras de migrantes, a las que solía acompañar el Gobierno mexicano. Eran otros tiempos. Pero el actual Gobierno de México sí puede hacer eso y lo está haciendo. Lo vimos en las fotos de la AFP, sabemos lo que pasa en los camiones, nos llegan noticias de militares que detienen al que tenga cara de migrante y le exigen sus documentos.

Hasta donde me quedé, eso no solo viola los derechos humanos: eso viola la Constitución. Si esto estuviera sucediendo en Estados Unidos, habría un escándalo mayúsculo.

El Presidente evade con su discurso de que “respetan sus derechos humanos” como si violar los derechos humanos solo fuera matarlos o golpearlos. ¿Qué estaría diciendo López Obrador si fuera opositor? ¿Qué diría del pacto con Trump, del uso de las Fuerzas Armadas para detener migrantes? ¿Qué diría de los albergues donde mujeres y niños sobreviven hacinados, sin comida, devorados por zancudos?

El riesgo de derechos humanos asoma la cara. Es la represión generalizada de la migración indocumentada. Ni más ni menos. Que el lopezobradorismo no entienda el significado de represión es otra historia. Los periódicos norteamericanos así lo manejan: “Mexico’s crackdown on ilegal immigration”. Si la mayoría de la población está de acuerdo con este trato a los migrantes, si el Gobierno se da terapias de autoayuda convenciéndose de que no había de otra frente a la amenaza de aranceles, eso no les otorga un cheque en blanco.

¿Así quiere pasar a la Historia el Presidente?
26 Junio 2019 04:06:00
Las tres caras de una influyente mujer en la cancillería
¿Qué tan poderosa será esta funcionaria, que simultáneamente trabaja para la diplomacia de dos países, y nació en un tercero?

Eso que suele verse en las películas de espías, que alimenta leyendas en el mundo de la inteligencia internacional, sucede con inocente flagrancia en la cancillería mexicana del actual Gobierno.

Haymel Isabel Brito Martínez es venezolana y trabaja al mismo tiempo para los gobiernos de Emiratos Árabes Unidos y de México. Y se ve que es influyente, porque nuestro país la acreditó como parte de la selecta delegación de tan solo cinco personas que viajará a la próxima Asamblea General de la Organización de Estados Americanos (OEA), donde se discutirá el tema de la crisis política en Venezuela.

Sin duda la aportación de Brito Martínez, con experiencia de primera mano, será valiosa. Queda claro qué país le va a pagar el viaje. La pregunta es qué intereses va a defender: los mexicanos, los venezolanos o los árabes.

Porque tiene al menos dos cachuchas.

Según pudimos corroborar ayer mismo, Haymel Isabel Brito Martínez labora en la Oficina del embajador de Emiratos Árabes Unidos en México, aparentemente desde hace un año y medio.

Simultáneamente, en la cancillería mexicana, funge como asesora de la Subsecretaría para América Latina y el Caribe, que encabeza Maximiliano Reyes Zúñiga. Una asesora con mucho acceso. Integra la compacta delegación que va a Medellín, Colombia, a la 49 Asamblea General de la OEA. La delegación la encabeza el subsecretario Maximiliano Reyes y la completan la embajadora Luz Elena Baños Rivas, representante permanente de México en la OEA; Efraín Guadarrama Pérez, director general de Organismos y Mecanismos Regionales Americanos de la cancillería; Ximena Mariscal de Alba, representante alterna de México ante la OEA; y la citada Haymel Isabel Brito Martínez.

Ella es ciudadana venezolana. El Registro Electoral de la República Bolivariana de Venezuela la tiene dada de alta con la cédula V-19603276 en Maturin, capital de Monagas, uno de los 23 estados que tiene ese país. En su currículum señala que estudió la licenciatura en Ciencia Política y Gobierno en la Universidad Metropolitana de Venezuela, y tiene dos maestrías, una en Derecho Comercial Internacional en la Universidad Complutense de Madrid y otra en Comercio Internacional en la Universidad Internacional en Ginebra, Suiza. En esta Ciudad se empleó como analista de la Organización Internacional de Empleadores (la que defiende los intereses de los empresarios ante la Organización Internacional del Trabajo) y fue becaria en la ONU.

¿Quién es esta funcionaria tan especial? Valdría la pena tener algunas respuestas.



SACIAMORBOS

El Presidente declaró que su Gobierno había logrado detener la caída en la producción de petróleo. Pemex dio a conocer las cifras oficiales que marcan que en los últimos tres meses ha estado cayendo la producción de petróleo. El Presidente dice que tiene otros datos. ¿Otros datos a los de Pemex? ¡Pero si son el mismo Gobierno! ¿Habrá caído en la cuenta el Presidente de la sanción que le puede caer a Pemex en los mercados financieros si resulta que hay datos en poder del Gobierno diferentes a los datos oficiales públicos?
25 Junio 2019 04:06:00
Es… eeeeel gaaaaas
Estaba muy difícil de creerse eso de que los apagones en la Península de Yucatán se debían a la quema de pastizales que sobrecalentaron las líneas de transmisión de energía eléctrica. Sobre todo porque siempre ha habido quema y no habían generado estos apagones.

Estaba muy difícil de creerse eso de que el lunes de la semana pasada el Gobierno, a través del Centro Nacional de Control de Energía (Cenace), declaraba una emergencia operativa por falta de gas natural para generar energía eléctrica en la Península, y al día siguiente decía que estaban mal sus datos, que era una alerta equivocada.

Afortunadamente, fue el propio presidente López Obrador el que zanjó las dudas: hay una crisis de abasto de luz en la Península de Yucatán y para evitarla anunció que se va a invertir en una planta de generación de energía eléctrica.

Se agradece la honestidad valiente. A las mentiras de la CFE y el Cenace, la verdad presidencial.

El problema es que la buena intención presidencial apunta en la dirección equivocada: el problema no es la falta de capacidad de generación de energía eléctrica, sino la falta de combustible para que funcione esa capacidad ya instalada. El problema no es que no haya plantas, el problema es que no hay gas que las haga funcionar.

La respuesta del Presidente a esta crisis equivale a la del dueño de una empresa que no tiene gasolina para sus camiones repartidores, lo que está generando desabasto de sus mercancías. Y para solucionarlo, decide comprar más camiones. ¡El problema es que no hay gasolina!

Desde febrero en estas Historias de Reportero anticipamos que ante el incremento significativo de la demanda de gas natural por parte de la industria y de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), era previsible enfrentar pronto apagones en el sureste. La respuesta oficial fue que no, que la alerta y críticas estaban motivadas por no sé qué intereses oscuros. Las declaraciones del presidente AMLO terminan de demostrar que el riesgo es real.

De nada sirve que hagan una o 10 o 100 plantas eléctricas si no hay gas. A menos de que hablaran de hidroeléctricas, pero no parece ser el caso porque eso implicaría hacer una presa y tardaría muchos años.

La solución a esta crisis de apagones en el sureste la tienen en sus manos:

Si quieren resolverla en 5-7 años, que reactiven la inversión en exploración y producción de crudo y gas asociado. En ese plazo los pozos marinos o terrestres pueden recuperar su capacidad.

Si quieren resolverla en 2-4 años, contar con producción desde el proyecto de Lakach que tiene para darle al sureste todo el gas natural que necesita.

Si quieren resolverla en 6-8 meses, pueden importar gas y, por medio de un barco híbrido de almacenamiento y regasificación, de los conocidos como FSRU para inyectarlo en Pajaritos, Veracruz.

Si quieren resolverla en 2-3 meses, que concluyan el proyecto de redireccionamiento de la estación de compresión de Cempoala. El gasoducto marino de Texas a Tuxpan al parecer está listo, pero para llevar el gas al sureste se necesita esa obra en Cempoala que se ha retrasado por cambios de señales que ha enviado el Cenagas (Centro Nacional de Control de Gas Natural) en el actual sexenio.
20 Junio 2019 04:06:00
Este artículo de opinión no contiene ninguna opinión (III)
Recuento de noticias de la última semana:

En mayo, la creación de empleos cayó 88%, reportó el IMSS. El peor dato en una década. Esto quiere decir que en un país de 125 millones de habitantes, en todo un mes, el saldo neto es de 3 mil 965 nuevas fuentes de trabajo.

El presidente Donald Trump, considerado el más antiinmigrante, antimexicano y racista de la historia de Estados Unidos, arrancó su campaña de reelección. Festejó que el Gobierno de México está haciendo un gran trabajo deteniendo a los migrantes.

En un comunicado oficial fechado el lunes, el Centro Nacional de Control de Energía (Cenace) advirtió que por falta de gas natural que se usa para generar energía eléctrica, declaraba en estado operativo de emergencia a la Península de Yucatán, anticipando apagones entre junio y octubre.

En un comunicado oficial fechado el martes, el Centro Nacional de Control de Energía (Cenace) advirtió que su comunicado del día anterior “no tiene ningún fundamento” porque “no todos los elementos de información a los que hace referencia estaban vigentes al momento de emitir el estado operativo de emergencia”.

El Presidente propuso que se haga una consulta para decidir si debe seguir o no en el poder. Revocación de mandato, pues. Sugirió que podría no hacerse una consulta formal a través del INE, sino “que la gente se organice y vote un domingo: sí o no”. Y de esa manera, definir si el Presidente de la República Mexicana –la economía número quince del mundo– permanece o no en el cargo.

El presidente López Obrador se reunió con empresarios del Consejo Mexicano de Negocios. Éstos se comprometieron a invertir 32 mil millones de dólares este año. Ese mismo día, la Comisión Nacional de Hidrocarburos anunció que cancelaba las rondas de inversión privada con Pemex.

Ante ello, el dirigente del Consejo Coordinador Empresarial, Carlos Salazar, fue a Palacio Nacional a manifestar su asombro y pedir una explicación. Se reunió con el jefe de la Oficina de la Presidencia y enlace con el empresariado, Alfonso Romo. Le dijo que él también estaba asombrado y que pediría cita con el presidente López Obrador para saber qué pasó.

El presidente López Obrador declara en su conferencia matutina que son corruptos los que buscan frenar la construcción del aeropuerto de Santa Lucía, acudiendo al Poder Judicial para tramitar suspensiones y amparos. El secretario de Comunicaciones, Javier Jiménez Espriú, dice que no está de acuerdo con el Presidente. Así lo recoge incluso la agencia de noticias del Gobierno, Notimex. A las pocas horas, el mismo secretario de Comunicaciones y Transportes dice que sí está de acuerdo con el Presidente.

Durante un mitin, al vociferar una pregunta y pedir que la gente levante la mano, el Presidente canceló el proyecto del Metrobus de La Laguna Coahuila-Durango que significaba una inversión de mil 500 millones de pesos.

Una niña murió de un balazo durante su graduación de kínder en Chihuahua. Fue una bala perdida de un enfrentamiento afuera de su escuela.

19 Junio 2019 04:06:00
México, ese país antiinmigrante
Vivo en un país que no es antiinmigrante. Todo lo contrario.

Vivo en un país en el que cada familia tiene a alguien que cruzó a Estados Unidos para buscar un futuro y sufrió maltrato. Vivo en un país que exige al Gobierno estadunidense que deje de separar a las familias de quienes entran a su territorio sin papeles.

Vivo en un país donde todo mundo se indigna porque Donald Trump compara a los migrantes con criminales.

Vivo en un país donde la gente se indigna por los cazamigrantes de Arizona. Vivo en un país que se solidariza con los “dreamers”. Con los agricultores de la pizca. Con las mamás que se esconden en iglesias en Estados Unidos para que no las persiga “la migra”. Vivo, pues, en un país que no es antiinmigrante.

O al menos eso se piensa.

Vivo en un país cuyo Gobierno acordó con Donald Trump mandar 6 mil soldados, marinos y policías federales a la frontera sur para que no pasen tantos migrantes. Vivo en un país que encierra a los migrantes en centros de detención que parecen cárceles clandestinas. Vivo en un país que ya está construyendo más de estas.

Vivo en un país donde por primera vez el Ejército está frenando el flujo de México a EU en la frontera norte, es decir, está impidiendo a los ciudadanos salir de su territorio para ir al de una nación extranjera.

Vivo en un país donde la Secretaría de Relaciones Exteriores ha dicho a los migrantes: “no quiero que pases por aquí”.

Vivo en un país que hace todo esto porque así lo pidió el Presidente de Estados Unidos. Vivo en un país donde el Gobierno de izquierda solía ser antimilitarista, promigrante y antiintervencionismo estadunidense. Pero ya no.

Vivo en un país que despierta tranquilo porque Donald Trump lo felicita en Twitter: “México está haciendo un gran trabajo parando a los migrantes”. Así que vivo en un país cuyo Gobierno se pelea con los migrantes y se entiende con Donald Trump.

Vivo en un país donde la gente avala todo esto. Vivo en un país donde el 70% de la ciudadanía dice que no hay que dejar pasar a los migrantes. Vivo en un país donde los alcaldes de la frontera hablan de los migrantes con la sutileza antimexicana de aquel sheriff Joe Arpaio.

Vivo en un país donde hay brotes de violencia de ciudadanos contra migrantes, a quienes gritan que se vayan de aquí. Creo que vivo en un país antiinmigrante. Sí, México. Quién lo iba a decir. Habrá que empezar a asumirlo.



SACIAMORBOS

Por cierto, vivo en un país donde a un expresidente acusado de corrupción, lo investigan… en Estados Unidos.
17 Junio 2019 04:06:00
Empresarios y AMLO: sonreír para mentirse
Sigo asombrado por el discurso que dio el sábado antepasado en Tijuana el líder del Consejo Coordinador Empresarial, Carlos Salazar Lomelí. Su tono de sumisión y elogio desmedido ante el presidente López Obrador, tras el acuerdo de 45 días para evitar los aranceles, me hizo recordar los discursos de los casi momificados dirigentes de la CTM a sus presidentes priistas.

A los pocos días, el Consejo Mexicano de Negocios se reunió con el presidente AMLO. Le prometieron inversiones por 32 mil millones de dólares. Todo fue miel sobre hojuelas y el presidente del Consejo, Antonio del Valle, si bien no alcanzó los estándares de adulación que dejó como récord Salazar, tampoco reflejó el verdadero sentimiento que, a la sorda, comentan la mayoría de los empresarios mexicanos: hay miedo e incertidumbre por el manejo económico del Presidente, por su desdén a los mercados y su desprecio por las calificadoras, su insistencia más allá de toda lógica en la construcción de su refinería, de su aeropuerto, de su tren, hay preocupación por los tropiezos en la gestión y sobre todo, por la posibilidad de que la Administración de López Obrador está por convertir una desaceleración en una recesión.

Valoran la disciplina fiscal, es verdad. Animan los programas sociales y el combate a la corrupción, también es cierto. Pero no hay triunfalismo, confianza ni gran ánimo ante lo que ven. Los discursos de los líderes del empresariado no reflejan lo que piensa la mayoría de los empresarios.

Quizá sea una estrategia para no perder interlocución, para no romper con un Presidente que no toma bien la crítica. Pero también corren el peligro de ser una voz que cada vez represente menos a los empresarios.

Claro, en este juego de sombras, el Presidente también les habla muy bonito.



SACIAMORBOS

El 6 de febrero pasado, en estas Historias de Reportero, denuncié que el Gobierno federal estaba haciendo un “guardadito” a espaldas de la ciudadanía: la gasolina debería costar 4 pesos menos por litro y esto le generaba una bolsa mensual de 2 mil millones de pesos para usar discrecionalmente.

Curiosamente, a los pocos días de esa publicación, el Gobierno rompió el silencio sobre el tema: aclaró que si bien en campaña se había prometido bajar el precio de la gasolina, aquello no iba a ser tan fácil. Argumentaron que no se podía desaparecer el impuesto IEPS que se cobra a los combustibles, luego dijeron que tampoco se podía bajar tantito ese IEPS, más tarde que ni siquiera iban a seguir dando el subsidio al IEPS que buscaba mitigar los aumentos en el precio de la gasolina, pero finalmente revivió el subsidio al IEPS y hace unos días volvió a morir el subsidio al IEPS pero solo en la gasolina Premium.

En medio de todos estos volantazos, a medio año de haber tomado posesión, el actual Gobierno mantiene el gasolinazo que tanto criticó desde la oposición: si comparamos los precios de los combustibles en noviembre de 2018 con los de mayo de 2019, tenemos que la gasolina Magna estaba en 19.42 y está en 19.44 pesos por litro, la Premium estaba en 20.94 y está en 20.95, y el diésel estaba en 20.77 y está en 21.25.
05 Junio 2019 04:06:00
Por qué ganó Morena y por qué debe estar preocupada
El triunfo tiene una relevancia política indiscutible y un simbolismo poderoso: Morena se quedó cómodamente con las dos gubernaturas en juego en las elecciones de este domingo. Miguel Barbosa será gobernador de Puebla y Jaime Bonilla de Baja California. El partido del presidente Andrés Manuel López Obrador arrebató al PAN dos bastiones: uno que había construido recientemente Rafael Moreno Valle y el otro donde el partido inició su historia de éxito hace 30 años.

Sin embargo, hay datos de los comicios de este fin de semana que deben encender los focos guindas en Morena:

En las zonas urbanas del país, sectores de la sociedad que le dieron su voto de confianza al presidente López Obrador en julio de 2018, ya no se lo ratificaron a su partido un año después.

El caso quizá más ilustrativo es Puebla. Morena ganó la Gubernatura de Puebla como solía ganar el viejo PRI: con baja participación ciudadana, perdiendo las zonas urbanas y arrasando en las rurales. Qué curioso: el año pasado el candidato morenista Miguel Barbosa acusó de fraude electoral a Marta Erika Alonso de Moreno Valle, justo con el argumento de que había perdido las ciudades y había ganado los pueblos. Ahora fue él quien venció exactamente con esa fórmula. Súmele que las encuestas al arranque de la campaña apuntaban una diferencia de 60% para Morena contra 20% de la alianza panista. Esa ventaja de 40 puntos bajó a 11. Sigue siendo una diferencia notable, rotunda, pero sustancialmente menor que hace tres meses.

Algo similar puede decirse que pasó en Durango, Aguascalientes y Tamaulipas: Morena aplastó hace un año pero este domingo fue notablemente desplazada por sus opositores. En Durango empataron PRI y PAN. En Tamaulipas arrasó el PAN y en Aguascalientes también vencieron los azules.

Pasada la fiesta, tendrán que ponerse a hacer números y llegar a conclusiones. Ya sabrán si ven algún asomo de peligro o lo descartan. El antídoto, en cambio, lo pueden encontrar en Baja California. Ahí, Morena se llevó “carro completo”: la Gubernatura, todos los distritos del Congreso local y todas las presidencias municipales. Se aprovechó de un panismo brutalmente desgastado, un pésimo gobierno estatal saliente, un priismo que se fue a Morena y una medida de política pública que tiene felices a los ciudadanos de allá: el presidente les bajó el IVA.

Claro, más preocupados tienen que estar en los partidos de oposición.

SACIAMORBOS

1.- El pronunciamiento de los gobernadores del PRI terminó de inclinar la balanza. Lo saben de un lado y lo saben del otro.

2.- ¿Será que estemos cerca de atestiguar la resurrección de Gabino Cué, exgobernador de Oaxaca? Dicen que desde Palacio Nacional mandaron rastrear su paradero.

3.- Poderoso empresario en desgracia recibió la llamada de un conocido abogado involucrado en su caso. Cuentan que le advirtió lo que le vendría en unas cuantas horas, pero el hombre de negocios desdeñó la alerta.
04 Junio 2019 04:06:00
Aranceles o mil migrantes al día
El asunto es de números. Cuando vino a cenar con el presidente López Obrador, el súper asesor y yerno de Trump, Jared Kushner, trajo el claro mensaje de que México debía endurecer su política migratoria para que no llegaran tantos centroamericanos a territorio de Estados Unidos.

La expectativa estadunidense, me dicen fuentes diplomáticas de ese país, es que se diera una reducción dramática de los aproximadamente 4 mil 500 migrantes diarios que le caen al Gobierno de Trump. México lo bajó a cosa de 3 mil 500 personas. No fue suficiente para el vecino del norte. Y entonces vino el contrataque de Donald Trump: aranceles a todo lo que exporte México.

El anuncio tomó por sorpresa a México. Como Trump había adelantado públicamente la mañana del jueves que estaría haciendo una muy relevante declaración sobre la frontera, el Gobierno mexicano se preocupó de que fuera a anunciar el cierre de esta. Horas antes de la amenaza de los aranceles, funcionarios norteamericanos dieron garantías a sus pares mexicanos de que no se trataría de un cierre. Pero resultó peor: de aplicarse, los aranceles acarrearían contundentes consecuencias contra las economías de ambos países, pero más contra la mexicana.

En contestación, el presidente López Obrador en una carta que a mí me pareció bellísima y que generó un respaldo público generalizado en México, llevó las cosas al terreno personal –no soy un cobarde– y al hacerlo, endureció el tono con respecto a la manera en que el exmandatario Peña Nieto había llevado la relación (y le había funcionado bastante bien, al grado que fue inicialmente copiada por el presidente AMLO, consciente de que no comprarle los pleitos a Trump había permitido, entre otras cosas, estabilizar el tipo de cambio, volverlo inmune a las locuras del Jefe de la Casa Blanca y renegociar el TLC).

El dilema es bastante claro, lo cual no quiere decir que sea sencillo de resolver: México tiene que endurecer su frontera para que menos migrantes lleguen a Estados Unidos. Mil menos al día no bastan. Termina siendo, por doloroso que nos resulte al considerar las historias humanas que hay detrás, un asunto de fríos números. Y no son números de tarifas, aranceles, comercio, pérdidas económicas. Son números de migrantes que llegan a la frontera con Estados Unidos.

Mañana arrancan en Washington las sesiones de negociación. Y de aritmética.

SACIAMORBOS

A Bartlett se le cayó el sistema. En serio. Otra vez. El 30 de mayo la Bolsa Mexicana de Valores reveló que suspendió la cotización de los instrumentos de la emisora de la CFE debido a que no reportó la información financiera al cierre del primer trimestre de 2019, a pesar de haber pedido una prórroga para su presentación. “Qué oso tan espantoso”, cantaría Chabelo. Al día de hoy ya fueron reportados esos estados financieros. Resultaron peores que los del primer trimestre de 2018. En un boletín la CFE informó que todo se debió a una caída en el sistema… informático. “Un error técnico en el software”, “una falla técnica”, le llamó la CFE.
28 Mayo 2019 04:06:00
La prueba con datos oficiales de que el huachicol no bajó
El Presidente y su Gabinete presumen como un gran éxito la estrategia contra el robo de combustible, emprendida entre diciembre y enero pasados. Aseguran que se logró un abatimiento de 95% del huachicol.

¿Cómo comprobar que están diciendo la verdad? No es sencillo, porque en combustible robado, Pemex divulga las cifras que quiere, cuando quiere. Además, a veces dice que hay menos piquetes de ductos o que se robaron menos pipas, cuando lo importante es cuánto combustible se llevan los delincuentes. Porque hay pipas de distinta capacidad y hay piquetes en los que se llevan más litros que en otros.

Una manera científica de verificar si ha tenido éxito la estrategia es observando los datos duros y públicos que sí publica regularmente Pemex, como por ejemplo sus ventas: si hay menos gasolina y diésel ilegales, tendría que haber subido el volumen de sus ventas legales.

Sorprendentemente, con datos oficiales y públicos de Pemex, eso no sucede. Por el contrario, estos datos de Pemex marcan que la estrategia contra el huachicol ha fracasado.

Va la explicación:

1. Han bajado las ventas de gasolina. De acuerdo con los indicadores petroleros al cierre de abril de 2019, las ventas promedio de gasolinas durante el primer cuatrimestre de 2019 se ubicaron en 726 mil barriles diarios. Se trata de 12 mil barriles diarios menos en promedio en los meses en los que se supone ya se abatió el huachicol, comparados con los últimos cuatro meses de 2018, cuando aún no se había implementado la estrategia.

2. Se mantienen las ventas de diésel. Las ventas promedio de diésel en el primer cuatrimestre de 2019 se ubicaron en 271 mil barriles diarios, mil barriles diarios menos que en el último cuatrimestre de 2018: el mismo volumen, para efectos prácticos.

3. Sumados, se vende menos combustible. Sumando gasolinas y diésel se han comercializado en promedio 997 mil barriles diarios durante el primer cuatrimestre de 2019, frente a un millón 10 mil barriles diarios vendidos en el último cuatrimestre de 2018. 13 mil barriles menos.

Me detengo un segundo para quienes digan “debes comparar el primer cuatrimestre de 2019 con el primer cuatrimestre de 2018” para evitar factores estacionales. En ese comparativo sale peor el Gobierno: en el primer cuatrimestre de 2019 se vendieron cerca de 81 mil barriles menos de combustibles en comparación con el primer cuatrimestre de 2018 cuando se comercializaron un millón 78 mil barriles.

4. Si se acabó con el huachicol, deberían haber subido las ventas. Si la estrategia antihuachicol tuvo éxito, como proclama el Gobierno, algo debería verse reflejado en las cifras volumétricas de comercio nacional de Pemex. Como decíamos al inicio: si hay menos gasolina y diésel ilegales, tendrían que haber subido las ventas legales. El director general de Pemex afirmó en los últimos días de 2018 que el huachicol equivalía a cerca de 58 mil barriles diarios. Si se abatió el 95%, deberían estarse vendiendo cerca de 55 mil barriles de combustibles adicionales al día (adicionales a un millón 10 mil barriles que se vendieron en el último trimestre de 2018, antes de implementar la estrategia). Es decir, las ventas totales deberían ser de 1 millón 65 mil barriles al día. Pero no sólo no aumentaron las ventas, sino que bajaron. Y son de 997 mil barriles diarios en promedio.

5. Si atendemos los datos de Pemex, el huachicol en realidad no ha bajado. No solo no desapareció, sino que pareciera que quizá hasta se incrementó y ya ronda los 70 mil barriles diarios.

Esta baja en las ventas no ha impactado los ingresos de Pemex por la sencilla razón de que el Gobierno está cobrando más caros los combustibles.

Mañana en estas Historias de Reportero se pondrán a prueba todas las explicaciones que se puedan ocurrir: ¿No será culpa de la desaceleración económica? ¿No será que la gente esté comprando menos gasolina porque es más cara? ¿Y si se está comprando el combustible a competidores de Pemex? ¿Habrá menos coches? ¿Habrá menos gasolineras? ¿Exceso de inventarios? Todas y cada una quedarán contestadas y contrarrestadas, apuntalando la explicación más robusta: la estrategia contra el huachicol, dicen las cifras de Pemex, no ha funcionado. Fuentes:

http://www.pemex.com/ri/Publicaciones/Indicadores%20Petroleros/evolumenventas_esp.pdf

https://www.forbes.com.mx/pemex-reconoce-mas-perdidas-por-huachicoleo-durante-2018/
27 Mayo 2019 04:06:00
Lo del avión fue un pretexto
Josefa González Blanco nunca “se halló” en el Gabinete del presidente López Obrador. Lo de que usó sus influencias para retrasar más de media hora un vuelo de Aeroméxico es solamente el pretexto para despedir a la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales. Oficialmente se dice que “está fuera del Gabinete” pero, de facto, nunca estuvo adentro:

Desde que fue nombrada en campaña, a lo largo de los meses de la transición, más el medio año que lleva el Gobierno, se quejaba con sus compañeros secretarios de Estado de que el presidente AMLO no le hacía caso. A los más cercanos a López Obrador les pedía ayuda para acercarse al líder, consejos sobre cómo llamar la atención de un primer Mandatario que, en el fondo, ha mostrado un desprecio por la ecología: su modelo de desarrollo, su modelo de país, no se ocupa de la sustentabilidad. Ejemplos hay muchos: su apuesta por la generación de energía con carbón, la refinería de Dos Bocas, la termoeléctrica de Morelos, el tren maya, el transístmico, hasta el aeropuerto de Santa Lucía. Semarnat recortó 16 mil empleados y su titular lamentaba a la sorda que no tenía presupuesto para nada. El más claro ejemplo: los incendios que no pudieron combatirse eficazmente.

Si López Obrador no le hacía caso, Josefa González Blanco Ortiz Mena tampoco hacía mucho por llamar la atención: no existió en la crisis de contaminación, no existió en la crisis de incendios, no existió en la crisis de la vaquita marina, no existió en la crisis del sargazo. Y lo que más se recordará de su paso por el Gobierno es aquella singular declaración sobre los aluxes, su mínima participación en la reconversión de las Islas Marías en centro cultural y su última entrevista banquetera en la que –aunque usted no lo crea– expresó que no estaban los permisos de impacto ambiental para la nueva refinería, pero que aun así ya podían iniciar los trabajos el 2 de junio.

En síntesis, estamos frente al caso de una secretaria que no existió, un Presidente que nunca le hizo caso y un plan de Gobierno que desdeña la sustentabilidad. Con tales ingredientes, el desenlace era previsible. Lo que faltaba era encontrar un pretexto. Y lo hallaron en el vuelo 198 de Aeroméxico: Josefa González Blanco movió sus influencias para que se retrasara 38 minutos y ella pudiera abordar a tiempo; los pasajeros se enojaron, hubo fotografías de su llegada tarde y se reportó que el piloto dijo por el altavoz que “por orden presidencial” debían esperar a una persona y no podían despegar aún.

Es un pretexto. Porque si esta fuera la vara de exigencia en el Gobierno de la autoproclamada cuarta transformación, quedarían pocos en el Gabinete.

SACIAMORBOS

Retrasar un vuelo se castiga con renuncia. ¿Retrasar un aeropuerto?
21 Mayo 2019 04:06:00
Tontos inútiles
Se aprobó la reforma del presidente López Obrador a la reforma educativa del expresidente Peña Nieto. Cambios constitucionales que requirieron el concurso de la oposición en el Congreso. Pero todo mundo sabe que el destino de la educación en nuestro país no está plasmado en ese texto de reforma educativa, sino en las leyes secundarias que se estarán negociando los próximos cuatro meses.

Será la madre de todas las batallas. Estarán en juego todos los postulados y habrá presiones de todos los intereses: juegan la CNTE, Elba Esther, el sindicato, el Gobierno, las ONG, Morena y sus aliados, la oposición, los gobernadores.

La diferencia es que en las leyes secundarias va a suceder lo que Morena diga. Como se aprueban por mayoría simple (no se necesitan las dos terceras partes de los votos camarales), el partido del presidente AMLO tiene todo el sartén por todo el mango.

Y muchos de los especialistas en educación y organizaciones no gubernamentales dedicadas a ello han abrazado la promesa presidencial de que no se devolverá el control de la educación en el país a los rufianes de sindicatos y coordinadoras.

Pero ya quedó claro en la Constitución que aunque un maestro no dé una no lo pueden correr del salón de clases.

Pero ya quedó claro que desaparece el órgano encargado de evaluar a los maestros, que estaba integrado por algunos de los más respetados científicos del tema educativo, y se sustituirá por otro cuyos integrantes quién sabe quiénes serán y qué tanto dominen la materia.

Pero ya quedó claro que la nueva “evaluación” es un examen diseñado para que el maestro apruebe siempre, aunque sea pésimo docente.

Pero ya quedó claro que los métodos para contratar maestros y promoverlos se van a negociar con la CNTE y el SNTE.

Pero ya quedó claro que el secretario de Educación le apuesta a la “carrera magisterial”, un programa que creó él, de la mano de Elba Esther Gordillo, hace un cuarto de siglo.

Pero ya quedó claro que el Presidente quiere que de las escuelas normales donde se aprende a ser maestro haya pase automático a dar clases, sin ninguna evaluación de competencias para ser contratado.

Por algo el SNTE saca desplegados de apoyo a la reforma y llena de elogios al Presidente, y la CNTE ya no bloquea el Congreso.

Ojalá tanta gente que sabe de educación y confía en la palabra del Gobierno federal de la 4T tenga razón, y que sus esperanzas queden plasmadas en las leyes secundarias. Así nadie quedará como “tonto útil” de esta historia.

SACIAMORBOS
Comienza a destaparse la cloaca en Nayarit. Y cuando se anda rascando a ver qué se encuentra, pueden salir del drenaje de la política permisos, terrenos que eran ejidales o comunales, uso de recursos en fondos de pensiones, empresarios cercanos al gobernador, viajes, comidas en su casa, un complejo hotelero con nombre de fruta, una empresa que cotiza en bolsa...
16 Mayo 2019 04:06:00
Al fin llegó una buena
Para pagar su deuda, Pemex tendría que dedicar íntegros los ingresos de tres años, claro, sin dedicar un peso a la inversión ni al gasto. Es un hipotético imposible, pero sirve para retratar el reto heredado por la administración Peña Nieto al gobierno de López Obrador: Pemex es la empresa petrolera más endeudada del mundo, pues debe 110 mil millones de dólares.

El pasado 13 de mayo, Pemex refinanció un pedacito de su deuda. Pero es tan importante para la 4T demostrar que no se odia con los mercados financieros, que lo que en gobiernos anteriores se hubiera difundido en un rutinario boletín de prensa, fue ahora revelado como anuncio estelar de la conferencia mañanera en Palacio Nacional con discursos del presidente López Obrador, tres secretarios de Estado, el director de la paraestatal y los directores de las instituciones financieras.

Pemex refinanció el 2.3% del monto total de la deuda. Chiquito, pero manda una buena señal que no debe desdeñarse. Apunta en el sentido correcto de lo que financieramente debe hacerse con Pemex. Con este refinanciamiento, y dadas las condiciones actuales de tasas y montos, si antes se pagaban alrededor de 125 millones de dólares de intereses anuales por ese pedacito de deuda, ahora se pagarán alrededor de 121. Un esquema de refinanciamiento, por cierto, totalmente neoliberal.

Este ahorro de 4 millones de dólares anuales, para el tamaño del problema de deuda que tiene Pemex, también hay que decirlo, casi no pinta. Pero es una buena señal y los mercados reaccionaron bien: según lo reportado por la agencia especializada Bloomberg, la tasa de interés que pagan los bonos de Pemex con vencimiento en 2027 disminuyó de 6.61 a 6.53% luego del anuncio en la mañanera. En el límite, si se mejoró en esos 8 puntos base el costo de la deuda promedio, implica que se ahorraron como 80 millones de dólares anuales. No está mal, pero es poco aún.

Son tan escasas las buenas noticias económicas al arranque del sexenio, que hay que aquilatarlas.

Sin embargo, este anuncio para Pemex choca frontalmente con lo que al mismo tiempo sucedió en la otra gran paraestatal: la CFE. En una franca contradicción, mientras en Pemex se preocupan por no incrementar la deuda pública, en la CFE anuncian que van a revivir esquemas de financiamiento del pasado priista que abonaban al abultamiento de la deuda. ¿En qué quedamos, entonces?

SACIAMORBOS

1.- Fiel a la línea dictada desde la mañanera en Palacio Nacional, el secretario de Gobierno de Veracruz, el morenista Eric Cisneros, lo ha dejado claro para los periodistas: están con su jefe, el gobernador Cuitláhuac García, o… ¡están con el crimen organizado! O sea, que el que critica al gobernador puede ser considerado criminal. Vaya, vaya. Su brutal irresponsabilidad destaca en un estado tan violento y con tantas muertes de periodistas en la impunidad. Luego dijo que se le sacó de contexto. Ajá.

2.- El Presidente presume como logro el nivel del peso frente al dólar, pero no dice que en realidad se debe a que el dólar está débil frente a todas las monedas del mundo y a que México paga una tasa de interés altísima por invertir en pesos aunque sea unos días. No acierta en explicar por qué el PIB mexicano decrece (números rojos) cuando uno de su principales motores, la economía estadunidense, está registrando tasas de crecimiento récord.
15 Mayo 2019 04:06:00
¿No que ‘cero deuda’?
Manuel Bartlett ha decidido romper una promesa de su Jefe, el presidente López Obrador. ¿Le habrá pedido autorización o se habrá ido por la libre?

La Comisión Federal de Electricidad que dirige ha anunciado que endeudará al Gobierno. Y lo hará usando un esquema que cuando se implementó muchos de los que están hoy en Morena consideraron que se trataba de una maniobra oscura, tramposa y manipuladora del neoliberalismo para endeudar más a México por debajo de la mesa.

Un poco de historia. En medio de la crisis de 1994-95, el Gobierno en quiebra del presidente Ernesto Zedillo decidió inventar los Proyectos de Inversión de Infraestructura Productiva con Registro Diferido en el Gasto Público (Pidiregas). Para entenderlos fácilmente, era como un crédito en abonos chiquitos, pero para grandes obras de infraestructura: la empresa privada invertía en un gran proyecto y cuando lo terminaba, se lo entregaba a Pemex o a la CFE, y se lo iba cobrando poco a poco.

Al principio, dicha figura de financiamiento fue muy poco transparente y solo algunos funcionarios de la Secretaría de Hacienda conocían de su existencia y funcionamiento. Tiempo después, su uso comenzó a extenderse y su monto a crecer de forma tal que el Gobierno se vio en la necesidad de transparentarlo. El objetivo del esquema en su origen era generar proyectos de inversión rentables sin ocasionar presiones al gasto ni endeudar a las empresas paraestatales. Era una maniobra contable. La ventaja del esquema sin duda es que a corto plazo las obligaciones financieras del Gobierno son pocas o nulas hasta que entran en operación los proyectos. Hay que desembolsar poco en el primer momento. Sin embargo, constituyen una obligación de pago: son deuda. La garantía de pago era soberana: el Gobierno respaldaba el pago. Esto no es otra cosa más que deuda pública.

El problema de abusar de los Pidiregas es el de excederse de los abonos chiquitos: comprar una televisión a plazos no es bronca, lo grave es cuando además se deben en el mismo esquema el coche, la estufa, la lavadora y la plancha, se tiene el mismo sueldo y encima hay que pagar la escuela, la renta y la comida.

El pasado 25 de abril de 2019 en la sesión 30 Ordinaria del Consejo de Administración de la CFE se presentó el Plan de Expansión de la Infraestructura de Generación, con la estrategia para incrementar la capacidad de generación de energía de la CFE, la cartera de proyectos asociada y los esquemas de financiamiento propuestos al respecto. La buena noticia es que desde la CFE se reconoce la necesidad de apuntalar la capacidad de generación de energía eléctrica en México a partir de proyectos de infraestructura. La mala noticia es que se propone hacerlo a través de Pidiregas.

La iniciativa privada había manifestado su disposición a solucionar, a través de esquemas de subasta, el déficit de energía eléctrica a corto plazo. Pero para no parecerse a sus adversarios neoliberales del pasado reciente, en la 4T optaron por parecerse a sus adversarios neoliberales del pasado remoto.

Bueno, Bartlett en la época de los Pidiregas era del partido en el Gobierno. Y claro, que no le digan que no le cuenten, esto es más deuda para el Gobierno.


14 Mayo 2019 04:06:00
Ganso-Economía
El presidente AMLO repite que está implementando un nuevo modelo económico. Acierta en diagnosticar el fracaso del neoliberalismo mexicano, pero no deja claras cuáles son las reglas y postulados que sostienen su propio modelo, al que, a falta de mejor nombre, podemos apodar ganso-economía.

Lo de ganso tiene que ver con que cada vez que lanza una política pública que parece chocar contra las reglas del mercado, la lógica del pensamiento económico e incluso las recomendaciones de su equipo, la acompaña de la frase: “me canso ganso”. Así, dobla la apuesta a quienes lo cuestionan, se autodefine necio en demostrar su teoría, jura que las cosas van a salir como él promete.

El presidente López Obrador esculpe sobre la marcha su modelo. Algunos de sus mandamientos empiezan a quedar claros:

1. La eficiencia está sobrevalorada. El Gobierno apuesta a que sus inversiones generen polos de desarrollo. El objetivo es crear un montón de empleos. Si una refinería puede funcionar con 500 trabajadores, mejor que se haga con 100 mil. La rentabilidad no es la prioridad. Queda por resolver quién pagará la ine-ficiencia deliberada: ¿el actual Gobierno en su recta final o de plano el próximo?

2. Autosuficiencia más que competitividad. Lo eficiente es producir menos maíz y más aguacate, pero como “sin maíz no hay país”, pues ni hablar. Al aguacate le hizo falta profundidad histórica y una frase pegadora. Otra: lo eficiente es dedicarnos al gas y no a la gasolina, pero al nuevo Gobierno le parece una contradicción ser país petrolero e importar gasolinas. El Presidente dice que es como si fuéramos productores de naranja pero compráramos jugo de naranja. En sus visitas a los 2 mil 500 municipios del país quizá no reparó en que los agricultores de naranjas no suelen vender jugos y los jugueros no suelen tener en el patio de sus casas árboles frutales.

3. El desarrollismo por encima de la sustentabilidad. La refinería de Dos Bocas puede generar un ecocidio en el Golfo de México. Súmele que la termoeléctrica contamina, el tren maya tumba pedazos de selva y el tren transístmico parte en dos al país por la sierra. En la ganso-economía, el concepto de progreso es a la antigüita: sin fijarse en la naturaleza.
4. Combatir la corrupción mejora las finanzas públicas y genera crecimiento económico. Indudablemente. La pregunta es qué tanto. Hasta ahora, las estimaciones de la ganso-economía sobre el dinero presupuestal que tendrían disponible por el proclamado fin de la corrupción no ha sido cuantificado. Hasta ahora, la vigilancia indispensable para evadir la corrupción ha frenado la actividad económica. Habrá que darle tiempo.

5. Más Estado y menos mercado. Es verdad que un gran número de empresas privadas se ha despachado con la cuchara grande. En el nuevo Gobierno hay una enorme desconfianza a que las ganancias queden en manos de inversionistas privados. Interpretan que ese dinero tendría que estar en manos del Gobierno para, idealmente, beneficiar a los mexicanos.

6. La gente no responde a incentivos personales, sino que se contagia del ejemplo del Gobierno y apuesta por el bien colectivo por encima del bien individual. Y así, como supone que el Gobierno se porta bien, todo mundo se portará bien. Es un cambio de paradigma que hasta ahora no ha funcionado.

¿Funcionará?
La ganso-economía no se implementará de la noche a la mañana. Se trata de un modelo cuyo experimento se ejecuta en 125 millones de ciudadanos que habitamos en la decimotercera economía más relevante del mundo.
13 Mayo 2019 04:06:00
Imperialismo yanqui (este artículo es fruto de la insana imaginación del autor, parte 16)
Declaración desafortunada la del presidente José Antonio Meade. Al festejar la aprobación de la reforma laboral en el Congreso, expresó en conferencia de prensa: “cumplimos con el compromiso con Estados Unidos”. Se refería a que el Congreso de nuestro vecino puso como condición que México cambiara su Ley Federal del Trabajo para que ellos aprobaran el nuevo tratado comercial, T-MEC.

“Lo que siempre hemos dicho: el imperio yanqui es el que da las órdenes y el Gobierno de México se somete, ¿dónde quedó la soberanía? Al frente del país están los empleados del FMI y los grandes intereses americanos. ¡Es una vergüenza!”, dijo en un video de Facebook el dirigente opositor Andrés Manuel López Obrador, fustigando a su rival en las más recientes elecciones presidenciales.

Aprovechó el video grabado en su natal Tabasco, interrumpiendo sus vacaciones de Semana Santa, para recoger la denuncia de que, según cifras de ONG, 77% de los contratos firmados por el nuevo Gobierno no ha sido licitado, sino otorgado por asignación directa.

“Siguen siendo igual de corruptos. Yo les dije en campaña que era falso eso de la supuesta honestidad de Meade, que los priistas no dejaban de ser priistas, que 'aunque la mona se vista de seda, mona se queda'… pero no me creyeron”. El reclamo cayó en terreno fértil porque Meade prometió en campaña que en su Gobierno no habría un solo contrato otorgado por asignación directa. Lo refrendó el día que tomó posesión.

En este ajetreo estaban las redes sociales cuando otro polémico asunto fue dado a conocer, aprovechando el periodo vacacional: después de que su carismática y popular esposa Juana lanzara su línea de ropa con motivos prehispánicos y autóctonos, como la que usaba siempre en campaña acompañando al hoy presidente José Antonio Meade, sus hijos anunciaron que conformaron una empresa productora de chocolates que cuenta con su propia finca de cacao, una “propiedad familiar” de la que Meade no había hablado jamás ni nadie conocía. “Pepe y la fábrica de chocolate”, ridiculizaron en redes sociales.

En el video, López Obrador recordó que “los priistas, expertos en fraudes electorales, hicieron una consulta fraudulenta para dizque legitimar su proyecto del aeropuerto de Texcoco: las personas podían votar varias veces, los del PRI se llevaron las urnas a sus casas, no había padrón, bueno, lo denunciamos y ¿qué pasó? Nada. Pero ahora Meade nos sale con que ya hizo otras dos consultas y ¿qué creen que salió? ¡Que avalan su proyecto! Pero nadie supo de las consultas, nadie las vio, a nadie le informaron, es una vergüenza: ¡antes las consultas eran un fraude, ahora son una fantasía!”.

Como se acerca el día que se conmemora la libertad de expresión, el dirigente opositor López Obrador dedicó el video a los periodistas muertos en el sexenio de Meade. Siete hasta el momento, lo que ubica a México como el más peligroso del mundo para el ejercicio del periodismo. Y lamentó que en una de sus recientes entrevistas haya dicho a los periodistas: “si se pasan, ya saben lo que les pasa…”.
09 Mayo 2019 04:06:00
¿Quién es dolor de cabeza de la 4t?
En el entorno del presidente López Obrador dicen lo mismo que dice él: que el Gobernador de Veracruz, Cuitláhuac García, es un buen hombre, es una persona bien intencionada, que le echa muchas ganas, que está metido en los temas. Sin embargo, todos terminan poniendo cara de lástima y rematan: “pero pues no le da”.

Se refieren a que –pongámoslo con elegancia– “es nuevo en el servicio público”, no tiene experiencia como funcionario y sus ganas no son suficientes para que sucedan las cosas que tienen que suceder en su Administración. Sobre todo en un estado con tantos problemas como Veracruz.

El tema álgido es el de la seguridad. En medio de la descomposición, el gobernador morenista Cuitláhuac García mantiene una disputa brutal con el fiscal Jorge Winckler, heredado del Gobierno de su archirrival panista Miguel Ángel Yunes. Circula en redes sociales un video en el que caricaturizan al Gobernador echando la culpa de todo, una y otra y otra y otra vez, al fiscal Winckler.

Lo curioso es que mientras el Gobernador atiza al fiscal y el presidente López Obrador lo respalda en esta disputa, el Gabinete de Seguridad y los órganos de Inteligencia del lopezobradorismo se coordinan directamente con Winckler.

El caso más reciente sucedió el viernes de la semana pasada, cuando el Gobierno federal pidió implementar un operativo de última hora para capturar a Adrián Fernández “El Pelón”, presunto responsable de la matanza en Minatitlán. Lo agarraron en su chamba: salía del complejo petroquímico Pajaritos: el sujeto trabajaba para Pemex, como le adelanté en estas Historias de Reportero antes de la aprehensión.


Para armar el operativo, el Gobierno federal se coordinó directa y rápidamente con el fiscal Winckler, según confiaron los propios integrantes de la administración López Obrador encargados de estos asuntos. Y Winckler, entendiblemente cuestionado por sus vínculos políticos con Yunes y por irregularidades propias, pero con los hilos en la mano actuó y “El Pelón” cayó.

¿Y el Gobernador? Pues quedó de lado.

Frente al cúmulo de retos que tiene Veracruz –muchos de ellos heredados– y si se da cuenta de cómo lo evalúan en el Gobierno federal, quizá le convendría al Gobernador dejar a un lado los pleitos políticos, a ver si coordinándose todos hay mejores resultados para los ciudadanos.

SACIAMORBOS

Alfonso Romo y su “cachetadita” recordó a Agustín Carstens y su “catarrito”. Declaraciones que persiguen a un funcionario toda la vida. Nomás que Romo no tiene el mismo peso que tenía Carstens. Ni en el mundo financiero nacional e internacional, ni en el Gobierno para el que trabaja.

Por cierto, en la misma declaración, Alfonso Romo echó mano de una metáfora muy del pueblo mexicano: el salto de caballos. Romo tiene caballos y salta muy bien, así que se le hizo muy pedagógico decir que esto de la economía en números rojos es “como cuando uno monta a caballo, te vuelves a subir para saltar mejor”. Pero los fifís somos nosotros.
08 Mayo 2019 04:06:00
El PRI quiere ser de izquierda
La tarde de antier fue tarde de fuego en el PRI. Un agarrón entre los dos grupos que buscan reconstruirlo. Una comida y luego una reunión en las que hubo rispideces, jaloneos, levantones de voz y hasta amenazas.

El más desprestigiado de los partidos políticos relevantes atestiguó un encontronazo entre el grupo que lleva a la cabeza al gobernador de Campeche, Alejandro Moreno, y el que postula al exsecretario de Salud y exrector de la UNAM, doctor José Narro.

A Alejandro Moreno “Alito” lo respaldan los gobernadores del PRI; en especial, el de Oaxaca, Alejandro Murat. Y tiene el visto bueno del presidente López Obrador.

A José Narro lo respaldan Manlio Fabio Beltrones, el senador Miguel Osorio Chong, el expresidente Carlos Salinas y casi todos los exdirigentes del partido.

El lunes ambos grupos se encontraron para definir el método de la elección del nuevo dirigente nacional. El grupo de Alito se impuso al grupo proNarro.

Los del campechano querían que la elección priista fuera en votación abierta de los más de seis millones de militantes que tiene el padrón de ese partido. Los del exrector buscaban que solamente los aproximadamente 7 mil delegados fueran los electores.

¿Por qué apoyaban esos métodos? Los de Narro han dicho que porque el padrón no es confiable y a últimas fechas lo han “inflado” de nuevos militantes los operadores políticos de los gobernadores de Campeche y Oaxaca. Pero también es cierto que el grupo que respalda a Narro controla a la mayoría de los delegados. Algo similar ocurre en el bando de enfrente. Los que respaldan al gobernador Moreno dicen que la reconstrucción del PRI tiene que partir de toda la militancia y no ser otra vez una decisión cupular. Pero también es cierto que los gobernadores que respaldan a Alito pueden operar con mucha soltura en una elección abierta con un padrón que ha sido cuestionado por el INE.

Al final se decidió que fuera una elección abierta a la militancia con el padrón existente, organizada por el PRI, no por el INE.

Ayer en Despierta de Televisa, en la mesa que organizamos con el gobernador Moreno y el exsecretario Narro, quedaron claras las distancias, los puntos de choque, de discusión. Difieren en el método de elección de dirigente nacional, se critican en sus trayectorias y apoyos, se separan en lo que dice representar cada uno en comparación con su rival, pero se hermanan en una misma visión: consideran que el PRI tiene que convertirse en un partido progresista, de izquierda.

Me sorprendió que la apuesta del PRI sea comerle un pedazo del pastel de la izquierda al presidente López Obrador. No tanto desde el miedo que genera por sus planes económicos y sus rasgos autoritarios, sino desde el desencanto de su propia base ante malos resultados y de los damnificados de sus decisiones.

Veremos si los priistas son capaces de reconstruir un partido que, por ahora, parece hundido en el peor de los pantanos: el de la intrascendencia.

07 Mayo 2019 03:06:00
Coordinador del tren Maya va por contratos del Sargazo
Es una desgracia porque la industria turística –gallina de los huevos de oro para México– se está viendo severamente afectada. Los hoteleros de Cancún, Riviera Maya, Tulum y demás empiezan a registrar cancelaciones de vacacionistas que no quieren convivir con esta apestosa alga marina en sus días de descanso. El pronóstico es que en este año llegue más sargazo que el año pasado.

Es también un gran negocio porque el Gobierno federal ha decidido invertir mil millones de pesos para tratar de contener la llegada de sargazo y limpiar las paradisiacas playas del caribe mexicano.

En esa bolsa parece estar muy interesado Pablo Careaga Córdova, a quien Fonatur designó como coordinador del Tren Maya en Quintana Roo. Él, su mamá y su tío han impulsado a la empresa Escudo del Caribe para que sea la favorecida con los contratos para la titánica tarea de limpiar el mar y las playas. Muchas fuentes hablan de que esa empresa es en el fondo de él.

Escudo del Caribe se fundó hace apenas medio año. Con un capital de 10 mil pesos va por un negocio de mil millones. Hoteleros de la zona e incluso funcionarios públicos de alto nivel en el Gobierno federal identifican a los dos socios principales de esta empresa como “gente de Pablo Careaga”.

Por si fuera poco, Careaga le puso de nombre Escudo del Caribe, el mismo nombre de la empresa, a la propuesta de estrategia oficial para acabar con el sargazo. Apenas el 13 de abril, la señora Ana Lilia Córdova, madre de Careaga, usó a su Asociación Centinelas del Mar para respaldar a Escudo del Caribe. Y el tío de Careaga, el empresario Francisco Córdova Lira, dueño de la exitosa Río Secreto, se sumó al espaldarazo.

Pero los empresarios hoteleros más importantes aseguran que Escudo del Caribe no tiene la experiencia, la infraestructura ni el equipo propio para brindar el servicio que necesita. Uno de los barcos que presumen como suyos, no es en realidad suyo, según denunció Alejandro De Luna, quien asegura que él diseñó la embarcación para que fuera capaz de recolectar sargazo, y él es el dueño: “es mi barco. Les mandé una cotización a ellos este año y ellos tomaron fotografías y documentos, pero decir que es de él, pues todavía no llegamos a ningún acuerdo”, relató en entrevista para mi colega Luis Pavón en un reportaje presentado hoy en Despierta de Televisa en el que se expone esta problemática.

La decisión sobre quién se queda con el negocio del sargazo la toma Fonatur. La dependencia a cargo de Rogelio Jiménez Pons administrará los mil millones de pesos. Pablo Careaga trabaja para Fonatur. Es coordinador del Tren Maya en Quintana Roo. Él ha declarado que Escudo del Caribe es la “propuesta más solvente para Fonatur”. El conflicto de interés luce evidente.

Ayer en su conferencia mañanera el presidente López Obrador anunció que hoy recibe al titular de Fonatur y a los involucrados en el asunto del sargazo. Imagínense que el negocio se lo termine llevando alguien de

Fonatur.
06 Mayo 2019 04:06:00
Violencia, economía… y el maldito cerro
El tuit que publicó Andrés Manuel López Obrador hizo estallar las redes sociales. Vino después de que se diera a conocer, con cifras oficiales, que el arranque del sexenio de José Antonio Meade, el rival que lo venció en la elección presidencial, fue el más violento del que se tenga registro. Puso AMLO en Twitter: “el primer trimestre del año, con el índice de homicidios más alto en décadas. Meade, deja la pantomima y atiende las calamidades del país”.

La sociedad, enojada con los pobres resultados de un presidente Meade que prometió en campaña que se solucionaría el problema de la inseguridad tan pronto tomara posesión, respaldó el mensaje del dirigente de Morena.

El repudio ciudadano se volvió más estridente cuando se supo de la ejecución de 13 personas –un bebé incluido– en Minatitlán, Veracruz. La entidad es gobernada por el panista Miguel Ángel Yunes, a quien AMLO dedicó otro tuit: “El siniestro de Yunes ofreció en campaña que en 6 meses habría seguridad. Se venció el plazo y sólo ayer, 13 ejecutados”.

Para mala suerte del presidente Meade, esta matanza coincidió con el exitoso lanzamiento de la línea de ropa con motivos prehispánicos que lanzó su carismática y popular esposa Juana (un fenómeno en la reciente campaña), en sociedad con las marcas mexicanas Pineda Covalín y Distroller. La coincidencia causó indignación en la opinión pública.

El de seguridad no es el único tema con el que arranca tropezando el sexenio del priista Meade. El INEGI reportó que en el primer trimestre el crecimiento económico estuvo en números rojos y la creación de empleos contabilizada por el IMSS cayó 27%. En una asamblea informativa realizada en la sierra oaxaqueña, el dirigente opositor AMLO arengó: “el Gobierno está siguiendo un modelo económico fallido, corrupto, una fábrica de pobres, y ahora lo que están haciendo es dar dinero en efectivo a cada mexicano para compensar sus errores. ¡Eso es fraude electoral! ¡Así lo hace el PRI siempre! ¡Se aprovecha de la miseria de la gente! ¡¿Pero saben qué les digo?! ¡Agarren ese dinero y luego voten por quien quieran!”. La audiencia estalló en aplausos.

Pero su crítica al manejo económico del Gobierno federal no quedó ahí. El dirigente opositor AMLO se burló de que en el proyecto de construcción del nuevo aeropuerto de Texcoco (que tanto criticó AMLO en campaña, que Meade se empecinó en edificar como símbolo de la prosperidad prometida en su sexenio) no hayan contemplado la existencia de un cerro que obligó a cambiar la orientación de las pistas. “Lo hemos dicho siempre: ese proyecto de Texcoco no es viable. Primero no vieron el lago, ahora no vieron el cerro. Le pido respetuosamente al presidente Meade que cancele ese proyecto. ¡Dejen de derrochar el dinero del pueblo, dejen de usarlo como si fuera suyo!”, dijo enfáticamente.

SACIAMORBOS
Los tuits son copias casi idénticas de los publicados por el dirigente opositor AMLO el 21 de abril de 2013 y el 25 de junio de 2017.
03 Mayo 2019 04:06:00
Asesino de Minatitlán, en la nómina de Pemex
Después de asesinar a 13 personas, incluyendo un bebé, Adrián Fernández “El Pelón” acudió a su oficina en Petróleos Mexicanos (Pemex) en Minatitlán, Veracruz, y pidió una licencia de tres días para ausentarse sin goce de sueldo. Cuando su nombre empezó a circular en los medios de comunicación como uno de los autores materiales de la matanza más significativa en lo que va del sexenio del presidente López Obrador, tramitó una segunda licencia, esta vez, para ausentarse durante un mes. Esa es la información que han obtenido los órganos de inteligencia del Gobierno federal, que han dado seguimiento al personaje a partir de los hechos violentos que tanta zozobra causaron.

Adrián Fernández “El Pelón” y quien supuestamente es su jefe, Tomás Alvarado Chávez y/o Tomás Sánchez Alvarado “El Lagarto”, presunto jefe de esa plaza para el cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), son considerados por las autoridades federales y estatales como quienes perpetraron la masacre de Minatitlán por un pleito por drogas.

El Gabinete de Seguridad, según me revelan fuentes de primer nivel, tiene esta información que se inserta dentro de un mapa mucho más amplio en el que se ubica al CJNG como uno de los principales detonadores de violencia en el país, que utiliza como método de expansión de sus negocios la venta de “franquicias” a organizaciones criminales locales: éstas pueden usar su nombre, que está posicionado como el cártel más poderoso de México, a cambio de ser socios en las ganancias que arrojen las actividades delictivas.

De hecho, Nemesio Oseguera Cervantes “El Mencho”, ubicado como líder del CJNG, es considerado por las nuevas autoridades federales de inteligencia como uno de los dos principales generadores de violencia, junto con José Antonio Yépez Ortiz “El Marro”, presunto líder del cártel de Santa Rosa de Lima, principal huachicolero de México.

La nueva estrategia de seguridad –lo ha dejado claro el presidente López Obrador– no contempla “objetivos prioritarios”, es decir, no prioriza la detención de los líderes de las organizaciones criminales. Esto ha generado tensiones con el Gobierno de Estados Unidos, cuyas agencias de inteligencia están acostumbradas a compartir con México información que lleve a la captura de capos importantes que puede ser difundida en medios de comunicación de ambos países.

El actual Gobierno mexicano ha declarado que su objetivo es bajar los delitos que más impacto tienen sobre la gente, y se basa en que cuando un alto mando de un cártel es detenido, siempre hay quien quiera tomar su lugar y en ese intento suele derramarse más sangre de la que se busca contener.

Sin embargo –lo dicen los asesores de seguridad del Presidente– serán aprehendidos aquellos altos mandos que se le “crucen” a la Administración federal en su estrategia.
02 Mayo 2019 04:06:00
Cuando salen mal las cuentas
El mismo día, antier, al presidente López Obrador le salieron dos veces mal las cuentas.

La primera fue por la mañana. El INEGI reportó que el PIB mexicano cayó 0.2% en el primer trimestre del año comparado con el trimestre anterior. Números rojos en el estreno económico de la 4T. El peor primer trimestre de arranque de sexenio desde hace más de 20 años, desde la crisis del “error de diciembre” al arranque del mandato de Ernesto Zedillo. Es cierto que venía una inercia negativa heredada por la Administración Peña Nieto, pero también es cierto que el nuevo Gobierno no ha dado señales de certidumbre.

Eso lo aceptan todos los funcionarios económicos del Presidente, pero no lo acepta el Presidente mismo. Vamos, el Presidente ni siquiera acepta el dato del Inegi. Al día siguiente de la publicación del número rojo decía que en términos económicos las cosas van muy bien en el país. Ok.

La segunda fue por la noche. Se confió la mayoría morenista y no le salieron las cuentas: se les escapó por un voto la mayoría calificada para reformar la reforma educativa.

Creo que al final es anecdótico: no fue una operación en bloque de la oposición sino una pifia matemático-política de Morena y no tengo duda de que en el periodo extraordinario de sesiones ya anunciado se va a aprobar como lo quiere el Mandatario: se acabó el intento de que los maestros sean evaluados como en países con sistemas educativos exitosos, y el sistema de estímulos, crecimiento, mejora de ingresos y titularidad de plazas puede quedar de nuevo bajo control de la burocracia sindical. Más poder a la CNTE y Gordillo, menos poder a los padres de familia, peor educación a los niños.



Saciamorbos

1.- Hace una semana reapareció el exgobernador de Chiapas, senador con licencia y accionista mayoritario del Partido Verde, Manuel Velasco. Larga reunión con el presidente López Obrador en Palacio Nacional. Cuentan que le pidieron su consejo y apoyo con la CNTE ante el encontronazo por la reforma de la reforma educativa.

Él está en la banca, pero con los ojos puestos en ser el primer jugador que entre de cambio: tiene los ojos puestos en Gobernación, en Desarrollo Social y en alguna cartera de Palacio.

2.- En la cancillería se preguntan qué trae en la agenda el empresario Pablo Azcárraga para su reunión de hoy con Marcelo Ebrard: ¿resucitar el dinero del Consejo de Promoción Turística o abogar por el hermano que anda prófugo?

3.- Reprobados frente a la opinión pública por su bajo rendimiento en sus comparecencias, pero aprobados por el presidente AMLO y Morena y sus aliados en el Congreso, los nuevos integrantes de la Comisión Reguladora de Energía (CRE) están por cumplir un mes en el cargo y no parecen tener ninguna prisa… ¡no han sesionado! Parece que no les bastó quedar exhibidos como ignorantes y pelean por quedar también exhibidos como flojos.

01 Mayo 2019 04:06:00
Este otro artículo de opinión tampoco contiene ninguna opinión
El Ejército revela que en el diseño del aeropuerto en Santa Lucía no se había contemplado la existencia de un cerro.

Los primeros tres meses de 2019 constituyeron el trimestre con más ejecuciones desde que se lleva registro.

Acribillan a 13 personas, entre ellas un bebé, en Minatitlán, Veracruz. El presidente López Obrador demora una semana en ofrecer sus condolencias.

El presidente AMLO visita Minatitlán. Llega custodiado por una decena de camionetas, patrullas y una ambulancia. Un par de días antes había declarado en su conferencia mañanera: “Era impresionante lo de antes. Yo no sé, ¿no se acuerdan cuando pasaba un presidente, cuántas camionetas, ya no se acuerdan de eso? A lo mejor hay alguna imagen por ahí, era una, otra, otra, otra, diez camionetas y luego, atrás, ambulancias”.

El presidente afirma que “básicamente” los que piden paz para México son sus adversarios, los conservadores.

Recuento de noticias durante las vacaciones escolares:

La primera dama Beatriz Gutiérrez Müller lanza una canción a dúo con Tania Libertad y arreglos de Armando Manzanero.

El INEGI reporta que en el primer trimestre del año el empleo cayó 27 por ciento. Tres días después, el presidente López Obrador asegura que en el primer trimestre se logró la cifra más alta de creación de empleos en una década.

El presidente anuncia que sin que la prensa se diera cuenta se hizo la consulta a las comunidades del Istmo de Tehuantepec y dijeron “Sí” al Tren Transístmico.

El presidente anuncia que sin que la prensa se diera cuenta se hizo la consulta a las comunidades afectadas por la ampliación de la base aérea de Santa Lucía. La Sedatu aclara que solo fue consultada una comunidad: Xaltocan.

Se revela que Miguel Rincón, compadre del Presidente e integrante de su consejo asesor empresarial, está concursando en una licitación por 220 millones de pesos para proveer el papel de los libros de texto gratuitos de la SEP. El Presidente asegura que no sabía y que si es legal, no había ningún problema. Horas después el Gobierno anuncia que el compadre gana la licitación. Al día siguiente el Presidente determina que cancelará el contrato o le pedirá a su compadre que renuncie a él.

Los tres hijos mayores del Presidente publican su incursión a la vida empresarial, con el lanzamiento de Chocolates Rocío, compañía que cuenta con su propia plantación de cacao en una “finca familiar” en Teapa, Tabasco (distinta al rancho La Chingada, ubicado en Palenque).

Un juez devuelve a Elba Esther Gordillo todos sus bienes.

El presidente recibe en Palacio Nacional a Napoleón Gómez Urrutia, Napito. Se toman la foto. Napito encabeza la reforma laboral de la 4T.

El presidente aborda extensamente en su conferencia mañanera la supuesta reaparición del cantante Juan Gabriel, fallecido en agosto de 2016.

Morena plantea una iniciativa de ley para reducir el alcoholismo: que no se vendan cervezas frías.

El columnista aclara que no se ha tomado ninguna. Todo lo anterior es un simple relato de hechos de las dos semanas de vacaciones.
30 Abril 2019 04:06:00
Sin título profesional, manejan millones en Pemex; les dieron dispensa
Ocupan puestos de alto rango en el área de Procura y Abastecimiento de Petróleos Mexicanos. Manejan millones de pesos al mes. Decisiones importantes se toman en sus escritorios, sólo que no tienen título universitario, cédula profesional ni experiencia en el sector. Para obtener los cargos a pesar de ello, la 4T les dio una “dispensa”.

El primero es Fernando Palao Espíndola. Según una copia de su currículum obtenida por un servidor y que coincide con lo que él manifestó en la plataforma de transparencia DeclaraNet, no terminó la carrera de Ingeniería Mecánica Eléctrica y Electrónica en la Facultad de Estudios Superiores Cuautitlán, de la UNAM. Se quedó en el sexto semestre.

A nivel jerárquico, su puesto sólo está tres escalones abajo del Director general de Pemex. Es coordinador para Servicios y Soporte. Gana 104 mil 264 pesos al mes. Entre sus encargos está supervisar todos los procesos de compra para el corporativo de la paraestatal en medicinas, tecnologías de la información, materiales de mantenimiento y construcción, servicios generales, equipos de transporte, papelería, artículos de limpieza y consultorías. Quien antes ocupaba su puesto cuenta con licenciatura y tres maestrías.

El segundo es Pablo Sánchez Rodríguez. Fue nombrado analista de Adquisiciones, Arrendamientos y Servicios con Proveedores y Contratistas. Gana aproximadamente 85 mil pesos mensuales. Debe supervisar todos los procesos de adquisición y contratación en el área, que ascienden a 100 millones de pesos al año.

En una copia del currículum que entregó a Petróleos Mexicanos reconoce no tener título ni cédula, pero asegura que estudió la Licenciatura en Derecho en el Claustro Latinoamericano Enlaces, una escuela con sede en Metepec, Estado de México, donde las carreras son en línea y duran tres años.

Pablo y Fernando tienen otras cosas en común.

Primera, su pasado laboral: ambos ocuparon puestos de mediana importancia en distintas áreas del Gobierno del entonces Distrito Federal, durante las administraciones de Andrés Manuel López Obrador y Marcelo Ebrard.

Segunda, su ingreso a Pemex: ambos recibieron una dispensa de requerimiento profesional para poder ocupar sus puestos, considerados de alto rango, a pesar de no contar con título. La propuesta de darles esta dispensa fue hecha por Javier Núñez López, director operativo de su área.

Tercera, su padrino: el ingreso de ambos estuvo avalado por Marcos Manuel Herrería Alamina. Es cuñado de Pedro López Obrador, hermano del Presidente, y uno de los más cercanos a Octavio Romero, director general de Pemex, de quien fue secretario particular en la Oficialía Mayor del Gobierno de Andrés Manuel, en la capital del país.

SACIAMORBOS

En la 4T presumían que Napito no tenía foto con AMLO. Que por más que la había buscado, el Presidente no había querido tomársela. Ni en campaña ni en el Gobierno electo ni en funciones. Y que eso era prueba de que no avalaba su polémico historial. Bueno, pues ya se tomaron la foto.
29 Abril 2019 04:06:00
Pasamos de la ‘mal llamada’ a la mal cambiada
La reforma educativa que aprobaron los diputados la semana pasada deja ganadores y perdedores.

Por ahora, gana la CNTE casi todo lo que exigía, gana la actual dirigencia del SNTE y gana Elba Esther Gordillo como factor de poder.

Pierden los maestros que habían logrado depender de sus conocimientos y su preparación para obtener ascensos y mejoras salariales, en vez de deberle la vida a los caciques sindicales.

Pierden los niños de México. La calidad de la educación que reciben del Estado vuelve a estar en manos de organizaciones sindicales que saben hacer política, pelear por prebendas y usar su poder para controlar a los maestros: avanzan los que mejor sirvan a los intereses del sindicato, no los que trabajen más y enseñen mejor a los alumnos.

Aparentemente gana el presidente López Obrador y su 4T. Pero habrá que esperar. En una de esas tanta concesión al SNTE, la CNTE y Elba Esther Gordillo tiene repercusiones negativas, aunque no sean inmediatas. Ya les mostró que pueden someter al Congreso, dictarle tiempos, decidir si sesionan o no y corregirles hasta los dictámenes de reformas constitucionales a su gusto. Pensar que con lo que les ha otorgado cesarán sus chantajes es un error que han cometido varios gobiernos. 

La mencionada terna de fuerzas sindicales gana claramente en lo que fue siempre el punto central de su rechazo a la reforma del sexenio anterior: se acaban las evaluaciones de un organismo autónomo y experto, y recobran la capacidad de decidir, en negociación con el gobierno, quién sube en el escalafón, quién obtiene mejor sueldo y quién ocupa plazas vacantes. Los maestros regresan a la indefensión frente al poder de las cúpulas sindicales.

Según lo aprobado, el Estado mantiene el control de las plazas y el presupuesto (puntos clave de la reforma peñista), pero queda abierta la puerta para que en las leyes reglamentarias, a través de comisiones tripartitas, las plazas y los dineros se otorguen al ritmo que marquen las presiones de los gremios.

La CNTE amenaza con movilizarse de nuevo pero se sabe ganadora. La victoria del SNTE queda expresada en la declaración de su actual dirigente, Alfonso Cepeda, tras la aprobación: “El SNTE es aliado y ejército intelectual del presidente y la 4T”. Y Gordillo ha visto consumada su venganza sobre el expresidente Peña Nieto, ha quedado exonerada de cualquier delito, le han restituido sus bienes y ha sido rehabilitada para pelear en un futuro por el control del sindicato. Además, con sus Redes Sociales Progresistas en ruta de convertirse en partido, tiene poder político y dinero público para ser un factor de peso en la era de la 4T.

A ver si el Senado repara el error. Si no, habremos pasado de la mal llamada a la mail cambiada.
11 Abril 2019 04:06:00
El gobierno anticipa peores apagones
El pasado 5 de abril, por segunda ocasión en menos de un mes, se presentó un apagón eléctrico en la península de Yucatán. Twitter atestiguó un encendido debate entre el director de la CFE, Manuel Bartlett, y el expresidente Felipe Calderón.

La versión oficial fue que en el ingenio La Joya, en Champotón, Campeche, un incendio derivado de la zafra de la caña de azúcar se salió de control y sobrecalentó las líneas de transmisión de la CFE. El expresidente dudó de la explicación porque, dijo, siempre han existido quemas y en su gestión hasta huracanes, y nunca había pasado esto. Se lo achacó a la falta de capacidad de los operadores técnicos de la autodenominada 4T. La deducción parecía automática: después de 66 meses consecutivos sin “alertas críticas”, hace dos semanas Pemex pidió a los industriales del país disminuir su consumo de gas natural, luego el apagón…

Incendio o no, ese episodio fue menor comparado con lo que puede vivir en breve la península de Yucatán. Un apagón de mucho mayores consecuencias.

La clave está en lo que pase en las próximas semanas en el gasoducto conocido como Nuevo Pemex-Mayakan.

El Centro Nacional de Control de Energía (Cenace), en una presentación del 4 de abril, a la que tuve acceso y que conoce la Secretaría de Energía, admite que a nivel nacional hay dos puntos críticos con posibilidades de afectación de carga en el Sistema Eléctrico Nacional: Baja California y la península de Yucatán.

En el sureste, el gran problema es la falta de infraestructura e interconexión con los sistemas eléctricos y de gasoductos. La electricidad se genera “en sitio”, a través de plantas de ciclo combinado que combustionan hidrocarburos. Pero solo hay un gasoducto en todo este territorio, el Mayakan, de la empresa francesa Engie.

Tiene más de 18 años de antigüedad, atraviesa cuatro estados del país, comenzando en Nuevo Pemex, Tabasco. Desde 1999 ha suministrado el gas natural para cinco centrales de la CFE que generan la luz para la península yucateca. El ducto está diseñado para transportar alrededor de 240 millones de pies cúbicos al día. Pero en los primeros tres meses de 2019, el flujo de gas natural promedió solamente cosa de 50 millones de pies cúbicos al día. En 2017 y 2018, el flujo diario fue de cerca de 75 millones. Es decir, en lo que va de este año ha disminuido cerca de 30% el flujo del gas que llega a la península.

Por los datos técnicos disponibles es posible afirmar que, si se mantiene el suministro del energético, se mantendrá la generación de energía eléctrica. Sin embargo, todo apunta a que en los próximos días se va a mandar menos gas natural a la península de Yucatán.

La consecuencia inevitable será que no se podrá generar toda la energía eléctrica que demanda la zona y entonces habrá apagones mayores a los ya vistos, que afectarán de manera aún más importante a las personas y a la actividad económica.

Lo peor, pues, está por venir. Y lo sabe el Gobierno. ¿Hará algo?
10 Abril 2019 04:06:00
Porqué la extinción de la vaquilla nos puede costar millones
Ya si no les sacude el riesgo de seguridad que se vive en el Alto Golfo de California, ya si no les interesa el argumento ambiental de salvar una especie, por lo menos que los mueva el interés económico: si se extingue la vaquita marina, podría caer sobre México un embargo pesquero de Estados Unidos que generaría muchísima pobreza en las costas, impactaría el crecimiento del PIB, golpearía a las empresas del sector e implicaría menor recaudación para el Gobierno federal.

Está claro que el Gobierno federal no le ha dado el golpe al asunto de la vaquita marina. Sader (antes Sagarpa) no tiene un plan pesquero para la zona, Semarnat ha soltado las riendas, Marina y Policía Federal dejan a los pescadores ilegales operar a su antojo, y mientras, varias ONG de Estados Unidos están al acecho: si por la inacción del Gobierno de México se extingue la vaquita, es esperable que intensifiquen su cabildeo para lograr que el Gobierno de la Unión Americana prohíba la importación de productos pesqueros mexicanos.

Tome en cuenta que cancelar una exportación mexicana le pega al déficit comercial, es decir, Trump estaría fascinado. Además, con el argumento de la extinción de la vaquita, podrían contar con el aval de la ONU (a través de la Unesco). Con la frontera cerrada para colocar el producto, el empobrecimiento del sector pesquero mexicano sería automático.

Actualmente ya existe un embargo camaronero: Estados Unidos no compra camarón que se saque del mar con cierto tipo de redes dañinas. Es un primer escalón. Puede extenderse el embargo a toda la pesca de la región o incluso del país. Y salir de esa va a ser más difícil que zafarse de una red bajo el agua.

SACIAMORBOS

Ojalá no renuncie el subsecretario de Hacienda, Arturo Herrera. Ayer, otra vez, lo contradijo su jefe, el presidente López Obrador: el lunes Herrera planteó a legisladores revivir la tenencia y cobrar impuestos a los servicios digitales, pero ayer martes el Presidente en su conferencia mañanera dijo que eso no iba a suceder, que era mentira, que es lo que quieren sus adversarios (como si Herrera lo fuera).

Es la segunda vez que el Presidente se la aplica a Arturo Herrera: la anterior fue hace menos de un mes, cuando el subsecretario anunció al Financial Times en Londres que por ahora no había dinero para arrancar la refinería de Dos Bocas (proyecto criticadísimo por especialistas e inversionistas) y López Obrador le enmendó la plana y hasta anunció licitaciones.

Uno solo de estos episodios sería argumento –lo es en gobiernos del mundo– para que Herrera renunciara: el presidente no puede devaluar la palabra de su enviado a hablar con empresarios e inversionistas de México y el mundo. A la autoridad hacendaria le tienen que creer porque sus palabras deben tener la capacidad de generar confianza, y eso pasa porque las consideren ciertas. Herrera tiene ya dos razones para renunciar. Y tendría razón. Pero ojalá no lo haga. Es de las pocas voces del nuevo gobierno que entienden de economía. Su presencia ahí minimiza las barbaridades, canaliza las ocurrencias, contiene los exabruptos de gasto populista, neutraliza las travesuras. Yo sé que su jefe lo ha tratado mal. Que es para renunciar. Pero ojalá, ojalá no se vaya.
09 Abril 2019 04:06:00
Si ya saben como es, para qué la resucitan
Estaba arrinconada, desarticulada, sin capacidad de operación. Secaron su poder político y los golpes a su poder económico fueron relevantes. No se podía decir que “ya no existía” porque su historia recuerda que no es de las que se rinden, pero claramente no se encontraba ni cerca del clímax de su influencia.

Habían quedado atrás aquellos tiempos en que tenía sometidos a varios gobernadores y chantajeado al Presidente. Lejos de las épocas en que mandaba sobre la Educación en México.

Pero supo jugar del lado ganador en el 2018. Se mostró intacta su intuición política. Se alió con el entonces candidato Andrés Manuel López Obrador y él la resucitó de entre los muertos (según las escrituras) de la política nacional. Se supone que estaba enferma de muerte, pero hoy goza de cabal salud. Y desde esa posición empieza a recorrer el camino que conoce: ir por la suya, se le ponga quien se le ponga enfrente; privilegiar sus intereses, no los de la educación de los niños, y si hace falta, volverse rival del mismísimo hombre que la resucitó, aunque ese hombre hoy despache en Palacio Nacional.

El párrafo anterior aplica lo mismo para Elba Esther Gordillo que para la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE). Reléalo. Se parecen más de lo que quisieran. Se critican y dicen odiarse, pero son idénticas, se mimetizan y buscan el mismo jugoso botín: la Educación. Recuperar lo que alguna vez tuvieron: el control total.

En los últimos días se ha mostrado una disputa entre la CNTE y el presidente López Obrador. Él les prometió en campaña derogar la reforma educativa. Y no les ha cumplido: los expertos que se han metido a detalle calculan que la reforma educativa de la 4T mantiene entre 50 y 70% de “la mal-llamada” reforma de Peña Nieto.

Pero no puede quejarse el presidente López Obrador. Él es responsable del resurgimiento de la CNTE. Si bien en la recta final del sexenio del presidente Peña Nieto le dieron oxígeno (dinero, pues), la Coordinadora ya no era ni cercanamente lo que solía ser: le arrebataron el control de la educación en los estados donde tiene mayor presencia, le congelaron las cuentas, le retiraron el control de la asignación de plazas de maestros, le quitaron el IEEPO oaxaqueño (fuente estratégica de poder y recursos), le abrieron a varios dirigentes procesos judiciales, les restaron capacidad de movilización.

Y ahora, está de vuelta, lanzada contra el Presidente que le tendió la mano y le dio respiración de boca a boca.

Igual Elba Esther Gordillo. Detenida, exhibida en acusaciones de corrupción y dispendio, desprestigiada (bueno, eso ya estaba, pero más), su partido en otras manos, su sindicato también, mermada en sus capacidades políticas y en alguna medida económica, supuestamente enferma, arrinconada.

El que las resucitó que pague la factura. Ya lo está haciendo.

SACIAMORBOS

El Presidente vetó por sospechas de corrupción a tres farmacéuticas. Maypo entre ellas. Un diputado de Morena en la CDMX y un exconstituyente de este partido han de estar muy preocupados. Lo señalamos hace cuatro meses en estas Historias de Reportero.
08 Abril 2019 04:06:00
El secretario de relaciones interiores
El anuncio está a la vuelta de la esquina: vendrán a México más de 20 CEO, directores ejecutivos, pesos pesados de firmas estadunidenses. El encuentro tendrá lugar los días 11 y 12 de abril en Mérida, Yucatán. Así me lo confían fuentes involucradas en la organización:

La idea, planeación e invitación corrió a cargo de Marcelo Ebrard, secretario de Relaciones Exteriores. Inicialmente el diálogo de esta veintena de líderes sería en San Cristóbal de las Casas, Chiapas, pero por razones de logística, conectividad y seguridad, Mérida ganó la sede.

Más allá del encuentro, la convocatoria para este foro es relevante por varias señales simultáneas que va a dar:

La primera señal es al presidente de Estados Unidos, Donald Trump. Después de un par de semanas de que retomó a México como su blanco de ataques, y en particular al nuevo Gobierno mexicano por su política migratoria, sus paisanos de dinero se sentarán a la mesa. Será una muestra de lo importante que es la interacción económica de los dos países, desde el punto de vista de compañías de gran peso. Con esa relación comercial no se juega. Espaldarazo clave.

La segunda señal es al mundo. Después del fiasco en la promoción del país en Berlín, Alemania, protagonizado por la Secretaría de Turismo, encabezada por Miguel Torruco, juntar a estos CEO para la foto le da oxígeno a la marca México y podrá recomponer al menos algo de lo descompuesto.

La tercera señal es a los mercados: que esos nombres, altamente influyentes, visiten México genera una buena atmósfera que apunta a la certidumbre económica y puede incluso contagiar confianza entre otros inversionistas para darle el beneficio de la duda a un gobierno que no ha sabido mandar buenas señales a los mercados financieros desde que tomó el poder (formalmente en diciembre, pero realmente desde julio).

La cuarta señal es al Gobierno mexicano: Marcelo Ebrard, uno de los pesos pesados en el gabinete del presidente López Obrador, de los que más cercanía y confianza tienen con el Presidente, a través de este diálogo de alto nivel en Yucatán puede comenzar a tomar el liderazgo de la promoción económica hacia el exterior, quizá dejando atrás a Graciela Márquez, secretaria de Economía, y a Alfonso Romo, jefe de la Oficina de la Presidencia, cuya capacidad de interlocución con inversionistas foráneos se vio muy mermada desde el episodio de la cancelación del aeropuerto en Texcoco.

Súmele que buena parte de la operación de la estrategia migratoria ha dejado de estar bajo la responsabilidad exclusiva de la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, y ha aterrizado en el escritorio del canciller Ebrard.


SACIAMORBOS

La quinta señal tal vez es la que apunta a la sucesión presidencial de 2024: Ebrard sentará junto a los CEOs a los seis gobernadores del sureste. Un gesto político a la zona territorial más querida por el Presidente y al mismo tiempo, al alejar el evento de la Ciudad de México (otra sede natural para algo de esta magnitud), impide que luzca otro nombre que, de acuerdo con las encuestas, suena como rival en una todavía lejana contienda.
04 Abril 2019 04:06:00
A lo ganso
Un Presidente con la mayor votación en la era de elecciones no organizadas por el Gobierno, con mayoría en el Congreso, amplia legitimidad y aprobación popular, ¿qué necesidad tiene de arrollar a la minoría opositora para la designación de cuatro integrantes de la Comisión Reguladora de Energía?

Había cuatro puestos vacantes para comisionados, así que, como marca la ley, el presidente López Obrador envió cuatro ternas de aspirantes al Senado para que eligieran. Tras una comparecencia desastrosa ante los legisladores, en la que casi todos demostraron carecer de conocimientos básicos sobre los temas que deberán analizar y regular, fueron rechazados los aspirantes propuestos.

Para aprobar a los candidatos se requería una mayoría calificada en el pleno del Senado, por lo que Morena y sus aliados necesitaban forzosamente convencer al bloque opositor.

Ante ese primer rechazo, la ley obligaba a que el Presidente enviara “otras ternas”. Envió los mismos nombres: 11 de los 12 rechazados. Es decir, no envió “otras”.

Era previsible que serían rechazados de nuevo. Lejos de buscar un entendimiento con la oposición, el Presidente descalificó a los que no quisieron a sus candidatos y dijo que su negativa era porque querían que fueran “achichincles”. Justo lo que los opositores dicen de los propuestos: que serán achichincles del Presidente y le dirán a todo que sí.

Ayer fueron rechazados de nuevo, en una sesión llena de descalificaciones e insultos, e incluso una acusación de que Morena falsificó la firma de una legisladora ausente para sacar el trámite. El truco es que la ley establece que si las segundas ternas enviadas son también rechazadas, el Presidente queda en libertad de designar directamente a los cuatro comisionados.

Hay una discusión legal en el sentido de que no envió “otras” ternas sino las mismas y burló “el espíritu” de la ley. El lopezobradorismo alega que no hay ninguna violación legal. El hecho es que el Presidente no estuvo dispuesto al acuerdo y prefirió hacer una interpretación por lo menos tortuosa de la ley para imponer su voluntad.

Pero atendamos a lo que declaró el presidente del Senado, el morenista Martí Batres: que la discusión es en realidad ideológica porque el nuevo Gobierno quiere una composición diferente en los órganos reguladores, un perfil de comisionados que protejan a las empresas del Estado y no a las empresas privadas del sector energético, a diferencia de perfiles neoliberales que la oposición quería mantener.

Es decir, para el presidente López Obrador esta batalla no era tanto por su autoridad sino por su idea de que el país ya dejó atrás la era del neoliberalismo y él representa una exigencia de un nuevo modelo económico.

Esta vez el Presidente se impuso “a lo ganso”. Pero aún tienen los opositores batallas pendientes en las que sus votos son indispensables. La reforma de la reforma educativa es la más inmediata.

SACIAMORBOS

En la entrega de antier, “Pacta Sunt Servanda (o cómo Bartlett puede tirar otro sistema)” tuve un error: puse que los ductos al final se los quedaba la CFE, pero no es así, se los quedan los privados. Es decir, están bajo el principio BOO y no BOOT (siglas, no onomatopeya, por Built, Own, Operate y Transfer).

Esto no cambia en nada la argumentación de la columna ni su crítica central, pues el tema no fue la propiedad final de la infraestructura sino el efecto de no respetar sin argumentos sólidos los compromisos contractuales que, por cierto, la CFE ha anunciado con todas sus letras que quiere renegociar.
03 Abril 2019 04:06:00
AMLO y Hacienda: La buena y la mala
La Secretaría de Hacienda publicó una muy sensata proyección económica para este y el próximo año. Tan sensata que al Presidente no le gustó. Él dijo en su mañanera de ayer que tenía otras cifras (Sí, leyó usted bien, el Presidente dice que tiene cifras económicas diferentes a las de su propia Secretaría de Hacienda. Ahí queda para el récord del asombro).

Hacienda recortó sus proyecciones de crecimiento económico y estimó rangos cuyo promedio son: 1.6% para 2019 y 1.9% para 2020. Lejos de la promesa del 4 por ciento. La primera lectura es reconocer la seriedad de un equipo hacendario que no se deja contagiar por la demagogia.

La segunda lectura, sin embargo, no es tan favorable: difundieron los pre-criterios económicos pero no dijeron una palabra de qué van a hacer con Pemex. Esa es la verdadera guía de lo que sucederá en la economía del 2020. Al omitir el tema de Pemex dan la impresión de que no saben aún qué hacer con ese problema, o que estos pre-criterios van a ser remplazados pronto.

Ambos escenarios incomodan a inversionistas. Constituyen una incertidumbre que una economía emergente no se puede dar el lujo de generar. Los analistas que toman decisiones de inversión quieren saber si la deuda de Pemex va a ser deuda soberana. Mientras eso no se defina, todo es un volado… incluso los pronósticos de crecimiento, presupuesto, deuda, dólar, etcétera.

SACIAMORBOS

1.- En estas Historias de Reportero le denunciamos desde principios de año que el Gobierno seguía sin subsidiar el IEPS a las gasolinas, y que eso hacía un “gasolinazo” de AMLO más profundo que el de Peña Nieto.

El Gobierno ya sacó el subsidio al IEPS: el precio de la gasolina es un peso más barato por litro. En estas Historias de Reportero advertimos que la situación por desabasto de gas natural despertaría después de muchos años las “alertas críticas” a la industria que tendría que dejar de producir. Ya se emitieron las primeras “alertas críticas”.

En estas Historias de Reportero adelantamos que el presidente AMLO preparaba un recorte al presupuesto. Antier Hacienda lo hizo oficial: 120 mil millones de pesos. En estas Historias de Reportero mencionamos que el primer trimestre del Gobierno de AMLO (diciembre-febrero) traería números rojos en crecimiento económico. Las cifras salen el 25 de abril, pero ya ayer Citibank expresó que calculan crecimiento negativo para ese periodo.

2.- Hace unos días en estas Historias de Reportero contamos la historia del singular y próspero capitán Héctor Mora Gómez, nombrado al frente del estratégico puerto de Manzanillo. Dos veces ha estado en esa posición.

Con un sueldo de 82 mil pesos al mes ha alcanzado un patrimonio asombroso: creó al menos cinco empresas que no había reportado a la Secretaría de la Función Pública. El pasado 22 de marzo venció el plazo para que presentara su nueva declaración patrimonial y de conflicto de interés con motivo de su nuevo nombramiento al frente de la Administración Portuaria Integral de Manzanillo. ¿Y qué cree? Otra vez se le “olvidó” mencionar el detallito de sus empresas. Ya sin contar que tiene una denuncia ante la PGR por una presunta maquinación para estafar a ejidatarios y desviar dinero público que habría redituado 54 millones de pesos. Funcionario de la 4T, el caballero. Con el aval del secretario Jiménez Espriú.
02 Abril 2019 04:06:00
‘Pacta Sunt Servanda’(o cómo Bartlett puede tirar otro sistema)
En el Derecho Romano, un principio básico en materia de contratos es el “pacta sunt servanda”. Los contratos están para cumplirse. Lo normal es que los contratos se cumplan, la anomalía es que se quebranten. Si no se cumplen, hay penalizaciones. Las rescisiones, pues, cuestan. A nadie se le puede obligar a cumplir un contrato si no quiere, pero eso sí, debe reparar el daño.

Desde que llegó al poder, el presidente López Obrador ha anunciado que revisará todos los contratos. Si una empresa firmó con gobiernos anteriores, navega ahora en la incertidumbre. El asunto es delicado. Porque es muy loable el propósito de no dejar pasar un centavo de corrupción. Pero los litigios internacionales son cosa seria (no como los juicios de las mañaneras) y si no hay pruebas y se cancelan contratos, puede venir una andanada de demandas contra México que además ahuyente a los inversionistas.

El primer episodio pudo resolverse: el aeropuerto en Texcoco. No hubo demandas porque el Gobierno decidió hacer un gasto enorme para regresar todo el dinero a los perdedores y además se les prometió un premio de consolación en la terminal de Santa Lucía a cambio de no ejercer las penas convencionales.

Pero un segundo episodio se puede complicar:

El hombre que se volvió famoso porque tiró el sistema electoral, está por tirar el sistema de gasoductos. Y es mucho más monstruoso que el aeropuerto. Para empezar, los contratos fueron firmados pasando por comités de inversión, consejos de administración, mejores prácticas, etc. Nadie tomó decisiones de asignación directa o invitación restringida (como sí sucede en siete de cada 10 contratos en lo que va del sexenio lopezobradorista, según documentó Mexicanos contra la Corrupción).

El esquema, para volverlo fácil de entender, era el siguiente: el Gobierno decía que no tenía dinero ni capacidad para la muy necesaria red de gasoductos. Constructores, transportistas y fondos de inversión acordaron hacer la infraestructura para entregar gas natural. Las empresas que arriesgaron el capital solicitaron que dichos proyectos fueran pagados a través de una renta de capacidad por parte de la CFE y algunas empresas privadas. Firmaron contratos de largo plazo, conocidos como take-or-pay. Esas rentas fueron establecidas incluso por debajo de los límites que en su momento marcó la hoy tan apabullada Comisión Reguladora de Energía. Es decir, dado que compraban por mayoreo, se convinieron en un buen precio. Adicionalmente, una vez pagada la inversión, los gastos de operación y la ganancia de los inversionistas, el ducto pasaba a manos de CFE. En resumen, algo así como el “leasing” de un automóvil.

Desde hace unos días desde el Gobierno se ha venido coqueteando con la posibilidad de cancelar los contratos de los gasoductos de la CFE. Se supone que hay irregularidades (Bartlett hablando de corrupción siempre se toma con precaución). Combatir la corrupción, de nuevo, es una gran señal. Pero un paso en falso puede impactar el riesgo-país. Si los inversionistas son maltratados sin pruebas y sus contratos no son honrados, pueden bajar la cortina y decir: no me pagas, no tienes gas natural. Y sin gas, no hay luz, no hay industria.

SACIAMORBOS

México sin gas, y en Texas pagan por que se lo lleven. El problema es… que no hay ductos. ¡Plop!
01 Abril 2019 04:06:00
Si cierran frontera, pérdidas por mil millones de dólares diarios: Gobierno
Mientras Donald Trump amenaza cerrar la frontera con México y su equipo dice que va en serio, el Gobierno del presidente López Obrador hace números para calcular de qué tamaño sería el impacto si el Mandatario estadunidense toma esa medida.

Un documento oficial elaborado por el Gobierno federal mexicano, al que tuve acceso, estima que cada día se perderían mil millones de dólares. El documento lleva por nombre Implicaciones del Cierre de la Frontera con Estados Unidos.

Establece que en 2018, más de 85% del comercio entre México y Estados Unidos fluyó por la vía terrestre. Son cosa de 500 mil millones de dólares. Y recuerda que los estados fronterizos generan 22% del Producto Interno Bruto de México, especialmente Nuevo Léon. Señala que algunos bienes comerciados entre ambas naciones se manufacturan de manera compartida, es decir, cruzan varias veces la frontera antes de ser productos finales.

En un sub-apartado de la sección Implicaciones Económicas, dedicado a Cruces Transfronterizos, señala que diariamente se registra un millón de cruces de personas de manera documentada en ambas direcciones, y también de más de 450 mil vehículos. Uno de cada 12 vehículos es una unidad de transporte de carga, con lo cual, en 2018 casi 13 millones de camiones, más de 22 mil trenes, 150 millones de vehículos ligeros y más de 90 millones de peatones cruzaron la frontera.

Aunque no establece ninguna recomendación, sí deja claro que las pérdidas pegarían en ambos países: 5 millones de empleos en territorio de nuestro vecino del norte dependen de México, y sin ir más lejos, apenas en el año 2011 Estados Unidos perdió casi 8 mil millones de dólares por tiempos de espera en al cruce de diversos productos. Es decir, una frontera lenta, no se diga una frontera cerrada, tendría igualmente un impacto entre los gobernados por Donald Trump.

Como lo establecimos en estas Historias de Reportero justo hace una semana, en la entrega “El representante de Trump”, el tema migratorio es en la agenda bilateral “sin duda el punto más delicado actualmente… la nueva política del presidente AMLO de abrir la puerta en la frontera con Guatemala ha disparado la migración. Es previsible que conforme avance el tiempo la presión estadunidense sobre México aumente por este tema. Tiene muchas herramientas para presionar”.

Ya está echando mano de algunas de esas herramientas. Apenas la semana pasada, la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, voló a Miami para reunirse con su par estadunidense, la secretaria de Seguridad Interior, Kristjen Nielsen. El mensaje parece haber sido claro para México: las cosas no pueden seguir igual. El viernes entrevisté en W Radio a la secretaria Sánchez Cordero. Dijo que marzo cerrará con una cifra de 100 mil migrantes que llegaron a Estados Unidos vía México durante ese mes, y que esas cantidades no son aceptables. Adelantó que busca reducirlas a 40 mil mensuales, y aceptó que después de una entrega masiva de visas humanitarias al inicio del sexenio, le bajaron dramáticamente a la entrega. Esto claramente significa que mientras Trump está gritando, López Obrador está escuchando.
28 Marzo 2019 04:06:00
AMLO prepara recorte de 200 mil millones
Parece una orquesta desafinada. El jefe de la Oficina de la Presidencia, Alfonso Romo, dice que vienen más recortes al presupuesto y dice que van a pasar de la austeridad republicana a la pobreza franciscana. El secretario de Hacienda, Carlos Urzúa, dice que no viene un recorte, pero sí una reasignación presupuestal. Su subsecretario, Arturo Herrera, declara que el presupuesto es dinámico y siempre se está
ajustando.

La orquesta no está desafinada. Si revisamos a detalle sus declaraciones, todos están interpretando la misma partitura. Quizá lo que falta es una dirección de orquesta que los haga tocar parejitos.
Porque en el fondo todos están diciendo lo que escucharon de su jefe: el presidente Andrés Manuel López Obrador está preparando lo que él llama un recorte presupuestal de 200 mil millones de pesos. Y lo está preparando casi personalmente.

Desde tiempos de la transición, cuando se cocinaba el Paquete Económico 2019, el Presidente mostró una inesperada pasión por arrastrar el lápiz y hacer cuentas. Se sentaba por horas a revisar los interminables números del presupuesto para decidir qué y dónde mover. No dejaba esto solo en manos de su equipo financiero.

Así que los funcionarios más entendidos en temas económicos (como Romo, Urzúa y Herrera) no saben aún qué les va a entregar el Presidente, tijera en mano, ni cómo se le tiene que llamar oficialmente en el argot financiero para que no genere inquietudes ni falsas expectativas.

Todo esto me lo aseguran fuentes de primer nivel en el equipo presidencial. Señalan que viene un recorte de 200 mil millones de pesos al presupuesto federal.

Ya veremos cómo le llaman. Mientras tanto, hay dudas y preocupaciones sobre qué hará el Gobierno federal con el Fondo de Estabilización Petrolera, que tiene casi 300 mil millones de pesos. Se diseñó y se ha empleado como un seguro frente a las fluctuaciones del precio del petróleo.

El impulso inicial de la nueva Administración fue gastárselo. Luego, me dicen, el Presidente cambió la señal y pidió no gastarse ese dinero. Pero ya recientemente parece que están pensando en sí hacerlo. Para muchos especialistas la idea es “tan buena” como dejar de pagar el seguro de un coche calculando que nadie te va a chocar, o que si te chocan va a salir con “polish”.


SACIAMORBOS

Normalmente, cuando un país manda una carta a otro, se envía a través de los canales diplomáticos. De las cancillerías, pues. Sin embargo, la carta del presidente López Obrador a España no pasó por la Secretaría de Relaciones Exteriores.

Fuentes oficiales me informan que fue enviada directamente desde la oficina presidencial. Y si me apuran, a juzgar por una serie de elementos, quizá no salió de ninguna oficina de Gobierno, sino de la casa del Primer Mandatario.
27 Marzo 2019 04:06:00
¿El siguiente caos es en la carretera?
Cero horas del día 1 de abril de 2019. El telepeaje en 4 mil de los 10 mil kilómetros de autopistas del país tendrá un nuevo proveedor. El consorcio formado por Víapass y Sociedad Industrial de Construcciones Eléctricas será el encargado del cobro con esa tecnología… si es que se lo permiten.

Dieciocho días antes del cambio de Cobierno, en la recta final del sexenio de Peña Nieto, ambas firmas fueron declaradas ganadoras de la licitación de más de mil 300 millones de pesos para encargarse de la red de caminos del Fondo Nacional de Infraestructura, Fonadin. Le quitaron el caramelo a Tedisa (Teleinformática Dinámica S.A. de C.V), empresa que obtuvo el manejo desde el año 2014. Hubo denuncias de irregularidades en el proceso.

La licitación para este nuevo contrato, que concluye en el año 2023, habría tenido el visto bueno de la actual Administración. Según me informan fuentes involucradas en el proceso, el equipo de transición del hoy presidente Andrés Manuel López Obrador avaló la operación para evitar que se repitieran las escenas de caos vial, como las de las vacaciones del verano de 2014, cuando se instaló la tecnología de interoperatividad que permite que todas las marcas de tags sean compatibles con todos los lectores de todas las casetas.

A pesar de la previsión, parece que no evitarán el caos. Hasta la fecha de publicación de esta columna el nuevo consorcio no ha recibido de parte de Tedisa, el operador que está por salir, los códigos y las claves de acceso a la tecnología de algunas plazas de cobro de la red de Fonadin. Fuentes me aseguran que estarían pendientes aproximadamente 40 de un total 100 que forman la red.

La presión para que Tedisa entregue la información antes del día 1 de abril y el problema no se extienda hasta Semana Santa (con el consabido caos vehicular que acarrearía) ha llegado de parte del Banco Nacional de Obras (Banobras), que lanzó la licitación. Pero por otro lado, Caminos y Puentes Federales (Capufe) parece querer extender una especie de manto protector sobre Tedisa.

Hay versiones que señalan que en el nuevo Gobierno se arrepintieron de dar su aval y consideran que pudo haberse ahorrado mucho dinero en esa licitación (ahorrarse dinero en una licitación no era el fuerte del Gobierno de Peña Nieto). Como dar marcha atrás implicaría un duelo de demandas, la misma versión señala que podrían estar apostando a seguir el mismo modelo que con el huachicol: crear una caos en las carreteras, obtener atención mediática, exponer las condiciones del contrato como injustas, neoliberales y corruptas, y tener apoyo ciudadano para revertir la licitación o mejorar las condiciones.

Hasta ahora, todo está en el terreno de las probabilidades.

SACIAMORBOS
El sindicato de Capufe suena poco, pero pesa mucho. Desde hace tiempo está inconforme con la privatización de carreteras que los saca de la jugada.
26 Marzo 2019 04:06:00
El representante de Trump
No tiene carrera diplomática. Ni siquiera tiene perfil público. Su cuenta de Twitter es privada y lo siguen 11 personas. Pero tiene algo que para su tarea puede ser aún más importante: es amigo de la familia Trump.

El nuevo embajador de Estados Unidos en México (está a la espera de que lo ratifique su Congreso), el abogado conservador Cristopher Landau, es un integrante del clan Trump. Y ya vimos la enorme importancia que le da el Mandatario estadunidense a “su gente” por encima de cualquiera que venga del servicio civil. Landau, gracias a la condición de amigo, puede tener acceso a los niveles altos de decisión con una llamada telefónica: saben quién les habla y le tienen confianza.

Sin embargo, llega en un momento delicado de la relación bilateral por varios temas que están sobre la mesa:

1.- Migración. Sin duda el punto más delicado actualmente. Los datos del Gobierno de Estados Unidos señalan que desde que llegó el presidente López Obrador al poder ellos reciben más migrantes y eso es exactamente lo contrario a lo que quieren. Eso que pone de malas a Trump y le resta discurso de cara a la campaña por la reelección: lo que quiere es salir a gritar en los mítines que ha parado la “amenaza”. En cambio, el muro no se hace y la nueva política del presidente AMLO de abrir la puerta en la frontera con Guatemala ha disparado la migración. Es previsible que conforme avance el tiempo la presión estadunidense sobre México aumente por este tema. Tiene muchas herramientas para presionar.

2.- T-MEC. Aún no ha sido ratificado en el Congreso norteamericano el nuevo tratado comercial. Es estratégico para las dos naciones. Ahorita está vigente el viejo TLC, pero si los demócratas en el Congreso no quieren aprobar el T-MEC, es posible que Trump decida romper con el viejo TLC. Tendría efectos devastadores para le economía (más para la mexicana que para la estadunidense), pero le daría discurso electoral y capacidad de presión política. Una delegación mexicana de alto nivel estuvo en Washington hace unos días para cabildear a favor del T-MEC. Ofrecieron que en México se aprobarán las nuevas leyes laborales (que quieren los del partido Demócrata) en abril, y eso puede detonar el proceso de aval al tratado en nuestro vecino del norte.

3.- Seguridad, drogas, armas. Estados Unidos ha ofrecido su ayuda tecnológica y de inteligencia al nuevo Gobierno para combatir al crimen. Ambas partes quieren un México más seguro. Antes del segundo semestre de este año se tienen que empezar a ver resultados, si no, comenzarán las presiones. Mientras, EU se seguirá quejando del flujo de drogas y México del de armas.

4.- Los temas que (aún) no son tema. La crisis política en Venezuela y la protección a las inversiones estadunidenses (sobre todo en el sector energético), son asuntos que parecen calentarse en la cocina… pero todavía no llegan a la mesa.

Esta vez, el tiempo no es aliado.

SACIAMORBOS

¿Tendrá Trump en campaña un nuevo tema favorito? Veremos si el triunfo que le significa el reporte Mueller sobre la colusión rusa le quita exposición a México.
25 Marzo 2019 04:06:00
Primeros datos de los peritajes del helicóptero de Moreno Valle
Una falla en el núcleo de donde se sostienen las aspas, que por ello se habrían atorado y causado que la nave se volteara en pleno vuelo, sería el esbozo de una primera conclusión de los peritos canadienses que analizan la caída del helicóptero en que murieron la gobernadora de Puebla, Martha Erika Alonso, y su esposo Rafael Moreno Valle, coordinador de los senadores panistas. Así me lo revelan fuentes de alto nivel con acceso a la investigación internacional, de la que ya recibió el Gobierno de México los primeros datos.

Si esta primera hipótesis se termina confirmando, lo que sigue es determinar si el atorón en el núcleo de las aspas fue producto de un error en el ensamblaje, de una falla durante el mantenimiento o de un sabotaje de alguien que colocó la pieza deliberadamente mal. Pero de acuerdo con los primeros datos, a los que tuve acceso, ese parece haber sido el problema: se habría atorado en pleno vuelo y habría motivado que el helicóptero se volteara de golpe. No habría existido tiempo ni estabilidad para que los pilotos realizaran una llamada de auxilio.

Aunque todos los móviles posibles están sobre la mesa, autoridades federales mexicanas me dicen que siguen pensando que todo apunta a que se trató de un lamentable accidente y no un atentado. La dirigencia nacional del PAN ha expresado públicamente que ve demasiadas cosas raras en la relatoría de hechos y que sospecha que alguien quiso matar a una de las parejas de poder más relevantes de México.

Las conclusiones oficiales van a demorar meses. Es habitual que los especialistas, científicos, peritos internacionales se tomen largas temporadas antes de presentar públicamente sus dictámenes. Quizá para no dejar nada por considerar y no cometer errores en casos francamente sensibles. Quizá apostando a que se asienten las presiones políticas que siempre genera una tragedia aérea. Quizá ambas.

Lo cierto es que conforme avancen las semanas, de aquí al 2 de junio, el ambiente político va a estar crecientemente más caliente. Ese día es la elección extraordinaria para gobernador, derivada de la desgracia del 24 de diciembre. Si las conclusiones se dan a conocer durante el tiempo de la campaña, y mientras más cerca esté el día de los comicios, las reacciones pueden ser mucho más encendidas. No sé si existe una fecha definida por los peritos internacionales o por las autoridades mexicanas para comunicar los resultados de la investigación, o por lo menos dar un avance con las causas técnicas de la caída de la aeronave.

SACIAMORBOS

Se van a revisar en México 700 mil contratos colectivos de trabajo en los próximos tres a cuatro años. Son cientos al día. Todos, bajo las nuevas leyes laborales que se espera queden aprobadas en abril. Todo, parte de lo prometido (de palabra, pero prometido) para que el Congreso de Estados Unidos apruebe el nuevo TLC, el T-MEC. Temporada alta para líderes sindicales, abogad@s laborales y funcionari@s del sector.
22 Marzo 2019 04:06:00
Presidente neoliberal
“Muerte al neoliberalismo”, dice con letras gigantes la pancarta que atraviesa los carriles del Paseo de la Reforma. La imagen de Porfirio Díaz en un círculo rojo cruzado remata la bandera de la multitudinaria manifestación que encabeza el excandidato presidencial de Morena, Andrés Manuel López Obrador.

Van rumbo al Zócalo a protestar contra una serie de medidas decretadas por el vencedor de la elección, José Antonio Meade. El presidente Meade ha tenido la necesidad de hacer un recorte presupuestal enorme: cayeron los ingresos petroleros y la actividad económica va a la baja, según los pronósticos.

Meade anunció que no daría un peso más a las estancias infantiles y guarderías. En una política pública que el líder opositor López Obrador catalogó como “el sueño neoliberal, la pesadilla para el pueblo”, Meade echó mano de los libros de Economía que estudió en Yale y determinó que lo más eficiente es dar el dinero directamente a los papás de niños para que lo gasten en la guardería de su preferencia, o se lo den a una abuela, una tía, una nana. Es decir, activó la competencia del mercado para suplantar los servicios impulsados por el Estado.

“Es lo que siempre quieren hacer los neoliberales, los neoporfiristas”, lanzó López Obrador en la plaza, “desaparecer al Estado para enaltecer al Dios Mercado, así lo han hecho en otros países con la salud, con la educación”.

El presidente Meade desapareció también la partida presupuestal para las mujeres víctimas de violencia y planteó lo mismo: que se les dé el dinero directo. Luego mandó cerrar los comedores comunitarios que daban alimento a los más pobres del país. “No tienen alma, no tienen sentimientos esos neoliberales”, lanzó López Obrador.

El opositor criticó además que el dar dinero directamente a la población es una manera de comprar el voto: “ya está el PRI con sus prácticas clientelares, pero yo le digo a la gente: agárrenlo, y luego voten por quien les diga su conciencia”.

El presidente Meade realizó igualmente un recorte de miles de trabajadores de nivel medio para adelgazar la burocracia. Otro postulado neoliberal: menos Estado. Los más golpeados fueron los del SAT. “En lugar de correr a los altos funcionarios, a los machucones, a los fifís, se desquitan con los trabajadores, con el pueblo”, se quejó el líder morenista.

Como parte de las políticas económicas neoliberales de arranque, el primer Mandatario priista compró los bonos de los inversionistas del aeropuerto cancelado para que no perdieran su dinero. “Es otro Fobaproa, otro escándalo como el rescate bancario”, sintetizó AMLO en el Zócalo. El presidente Meade también redujo el IVA en la frontera. “Les bajan impuestos a los ricos”, lamentó López Obrador.

Y criticó que en la primera licitación del sexenio, el equipo de Meade haya invitado a cuatro consorcios extranjeros, que tienen denuncias de corrupción en países donde han invertido: “¿qué no hay industrias nacionales capaces de construir una refinería? ¡Claro que las hay! Pero ellos prefieren a los extranjeros, que vienen a vender espejitos… ¡y además son corruptos! ¡Muera el neoliberalismo!”, gritó ante un público enardecido.
21 Marzo 2019 04:06:00
Goleador del gabinete
Encerrona en Palacio Nacional. 27 de febrero de 2019. El presidente López Obrador pide a su gabinete cuidar los nombramientos que hacen en sus dependencias. Dice coloquialmente que no quiere que le “metan goles”.

Como Cristiano Ronaldo en la Champions, hay un secretario que cada que recibe el balón mete un gol... en la portería del Presidente.

Javier Jiménez Espriú, secretario de Comunicaciones y Transportes, nombró al frente del estratégico puerto de Manzanillo a un hombre cuyo perfil se dibuja desde varios ángulos: es un próspero empresario, fue funcionario en sexenios panistas, ha creado compañías que no ha declarado, es capitán de la Marina, piloto aviador. Se llama Héctor Mora Gómez. Es el director general de la Administración Portuaria Integral (API) de Manzanillo.

El capitán Mora Gómez ya había ocupado ese cargo, de 2003 a 2006. Entonces ya era propietario de dos compañías en Colima: Propeco S.A. de C.V. y Prefabricados de Calidad S.A. de C.V., fundadas en 2002. La primera se dedicaba a la gestión de residuos sólidos municipales y la segunda fabricaba pisos y alquilaba maquinaria de construcción.

Al término del sexenio, el capitán incursionó en el negocio del transporte de carga y el rastreo satelital de contenedores, muchos de los cuales entran y salen por el puerto de Manzanillo. Esto, para los estándares de la mañanera, califica como rampante corrupción neoliberal.

Encima, según documentos de la Secretaría de Economía, para crear la nueva empresa se asoció con quienes fueron sus subordinados en el servicio público. En 2007, como socio mayoritario, creó la compañía de transportes Grupo Hemas S.A. de C.V. junto con el capitán Sergio Arturo Jaramillo Guel, quien se desempeñaba como Oficial de Protección de la API Manzanillo. En la empresa también participan José María Ibarreche Ibarreche y Miriam Villa Preciado, ambos exjefes de Departamento. Otro de los socios es Ovidio Noval Nicolau, director general de la misma API de Manzanillo de 2018 a 2019, periodo en el que fue señalado de presuntos actos de corrupción. Al dejar el cargo entró en su lugar… el capitán Mora Gómez.

Próspero empresario, pues, en sociedad con su ex colaborador Ibarreche Ibarreche, el capitán Mora Gómez creó en 2007 otra empresa, Trans Caps S.A. de C.V., que ofrece servicios de transporte de mercancías. Y en 2013 fundó otra compañía como socio mayoritario, Puntos Cardinales Pacífico S.A. de C.V., dedicada a la venta de herramientas de rastreo satelital de mercancías y contenedores (en 2017 esta compañía fue sometida a proceso administrativo por presuntamente incumplir un contrato con el Gobierno).

El puerto de Manzanillo es estratégico para la economía y seguridad del país. En varios reportes de inteligencia oficiales estadunidenses se dice que está bajo control del cártel Jalisco Nueva Generación. ¿Alguien le va a echar un ojo a esto? Y si lo hace, que el otro ojo se lo eche a la declaración patrimonial del capitán Mora. Tiene hasta este viernes para presentarla. A ver si no se le olvidan propiedades… como a su jefe Jiménez Espriú.

SACIAMORBOS

Y a ver quién se queda con los puertos… Durazo, Ojeda o Jiménez Espriú. Está bueno el jaloneo.
20 Marzo 2019 04:06:00
Lo que no se dijo
El lunes 18 de marzo, en el aniversario 81 de la Expropiación Petrolera, hablaron el Presidente, la secretaria de Energía y el director general de Pemex. Lo más importante no fue lo que dijeron, sino lo que no dijeron.

No dijeron nada, y es una mala noticia, respecto a un nuevo o al menos un mejorado plan financiero para apoyar la precaria situación económica de Pemex. Es más, ni al secretario Urzúa ni al subsecretario Herrera se les vio en “la mañanera” o en el evento en Tula. Lo más cercano a los temas económicos fue la mención del ya conocido plan de 5 mil 500 millones de dólares. Pero nada se comentó acerca de una inyección adicional de recursos frescos.

No dijeron nada, y eso es buena noticia, de aquella pésima idea de tomar 15 mil millones de dólares del fondo petrolero. Ojalá no se la estén guardando. Ojalá ya se hayan arrepentido.

Tampoco dijeron nada de que urgen cambios en el estrangulante régimen fiscal para aliviar la presión económica. Ni de la renegociación de la deuda o la cancelación de proyectos sin sentido, como Chicontepec.

Y con todo ello, no me queda claro que hayan entendido que el más grave problema de Pemex es financiero.

Sí dijeron que se respetarían los resultados de las primeras licitaciones de bloques al sector privado. Pero lo que no dijeron, pero se entendió claramente, fue que detrás del reclamo del Presidente hacia los ganadores de las rondas de la reforma energética porque no han producido ni un barril de petróleo, parece estar considerando concederles un periodo de gracia para que efectivamente lleguen las inversiones y comience a recuperarse la capacidad de extracción de crudo; de otra forma, entonces quién sabe si se mantendrá el discurso de que respetarán los contratos. La cuenta regresiva de la 4T está corriendo.

Sí dijeron que van a invertir más en pozos. El director de Pemex parece que finalmente identificó uno de los más graves problemas de la empresa que recibió: el declive en la extracción de petróleo crudo. El diagnóstico que hace de la situación es impecable: se dejó de invertir en pozos exploratorios y productores (de mil 200 a sólo 160 en el sexenio de Peña). La conclusión es clara: sin inversión no hay extracción.

Por eso, ahora proponen invertir en más de 500 pozos durante 2019. Gran idea.

El único problema es que sigue sin quedar claro de dónde van a sacar el dinero, pues las planean hacer sin capital privado y sabemos que Pemex no tiene recursos.

Ahí se escuchó otro tropezón: volvieron a la carga contra las calificadoras, argumentando que cuando se invirtió menos se subieron las calificaciones, y ahora que se piensa invertir más, les dicen que les bajarán la calificación. Ese no es el problema. El problema es de dónde van a sacar el dinero para invertir, el problema es que las calificadoras no les creen que lo puedan hacer sin comprometer aún más la frágil economía de
Pemex.

Y, ni hablar, sí dijeron que harán la refinería en Dos Bocas. A ver si no se vuelve el “error de marzo”. Llamó mucho la atención que la secretaria Nahle declaró muy orgullosa que los trabajadores de Pemex van a ser los encargados de la rehabilitación.

Para ello, anunció, la refinería de Ciudad Madero cuenta con casi ¡5 mil trabajadores!, la de Salina Cruz con ¡2 mil 500! y la de Minatitlán con ¡3 mil 400! Lo que no dijo es que cualquier refinería eficiente del mundo, incluso la de Pemex en Texas, opera con 500 empleados.

Eso, junto con decisiones operativas sin sentido tomadas en los últimos meses, como meterle crudo pesado a plantas que no están diseñadas para eso, ha dado al traste con la capacidad de refinación. Eso, por cierto, tampoco se dijo.
19 Marzo 2019 04:08:00
Por qué el gabinete le tiene pánico a la mañanera
Entre una y dos horas diarias de conferencia de prensa. A veces más. El Presidente contesta lo que sea. Tiene de todo y para todos. Escoge quién pregunta. Decide qué responde. Pueden preguntarle de si lo quisieron envenenar en la campaña y él terminar compartiendo que está pensando hacer un concurso a la fonda más limpia de México.

Una pregunta de energía puede suceder a otra de migrantes. Una denuncia de un capitán corrupto en la costa mexicana puede anteceder a una definición sobre los apoyos al campo. Es el tianguis de las declaraciones. Anécdotas de viaje, reclamos de su esposa, pasajes de la historia, remedios caseros y recomendaciones gastronómicas conviven a diario con anuncios que mueven a los mercados financieros, definiciones de reformas constitucionales, acusaciones de comportamientos criminales y el cotidiano activar esa metralla de AK-47 que es la palabra del presidente cuando decide atacar a quienes ubica como sus adversarios.

La conferencia mañanera es el principal acto de campaña del Presidente y a la vez su más eficaz arma política.

Pero también, casi a diario, pone a temblar a sus funcionarios: a ver qué se le ocurrió al jefe hoy.

Ya son varios integrantes del gabinete del presidente Andrés Manuel López Obrador que se quejan –medio en serio, medio en broma– de que tienen que sintonizar las mañaneras, o poner a alguien de toda su confianza a verlas en vivo, porque no saben qué día el Primer Mandatario dicta desde ahí una política pública que tiene que ver con su área, pero de la que ellos no tienen ni la más remota idea: anuncia que habrá un plan de tal cosa, o que al día siguiente se presentará el programa de otra, y ¡todo mundo a correr! Todo mundo a la oficina a sacar los datos, las cifras, las ideas, preparar un Power Point para tratar de aparecer a la brevedad con la promesa del Presidente echada a andar.

Y, claro, así como hay quienes hacen faena al toro, también ya son varias las ocasiones en que funcionarios públicos de distintas importancias quedan evidenciados por no estar en sintonía con la palabra presidencial, por presentar bosquejos de información que lucen hechizos, por anunciar programas que cuando se “detallan” siguen en las generalidades debido a que aún no están listos para echarse a andar.

Un equipo con capacidad de reacción es deseable. Un equipo motivado por su líder también. Pero un gobierno que tiene que improvisar sobre las rodillas suele tropezar consigo mismo y generar un daño indeseado.

No hay que poner todos los huevos en la canasta de su instinto. Habrá que guardar unos en la canasta de la planeación. Al cabo que planear no es neoliberal.

Saciamorbos

El acto de la conmemoración de la expropiación petrolera se llevó a cabo en Tula, Hidalgo, es decir, en el proyecto inconcluso de la refinería que es a la vez una reconfiguración de refinería a medias. Y ahí se hace el anuncio del error de marzo: la refinería en Dos Bocas.
15 Marzo 2019 04:06:00
El bloque
El miércoles, antes de la hora de la comida varias figuras de la oposición al presidente López Obrador terminaron de negociar la formación de un bloque legislativo para contenerlo.

Saben que tienen que estar a fuerza todos, y a fuerza unidos, porque sólo así –y apenas– alcanzan los votos para que el presidente, su partido y sus aliados no alcancen los dos tercios de los votos que les dan mayoría calificada para hacer lo que les dé la gana en el Congreso.

La primera intención fue que el bloque existiera tanto en la Cámara de Diputados como en la de Senadores.

No se pudo. Se quedaron solo con Senadores. ¿Por qué? Calcularon que en la Cámara de Diputados no van a juntar los votos porque sus bancadas se van a dividir, fracturar debido a la operación política de Morena, encargada al coordinador Mario Delgado, sumada a la operación del Gobierno federal que ha convencido a varios gobernadores de oposición de que sus diputados voten con Morena. Sucedió en la propuesta de la Guardia Nacional militarizada que luego enmendó el Senado para darle mando civil.

Así pues, definieron que el bloque opositor debe pertrecharse en el Senado. Sumando los senadores del PAN, del PRI, los de Movimiento Ciudadano y los que quedan del PRD alcanzan apenitas los votos para que Morena y los suyos no tengan la mayoría calificada.

De hecho, en el Senado ya pusieron a prueba el bloque durante el debate de la Guardia Nacional y lograron que el Gobierno rectificara.

La segunda intención fue que el bloque opositor se mantuviera unido para todas las votaciones en todos los temas. Pero esa intención estuvo por reventar las negociaciones, particularmente entre el PAN (más inclinado a rechazar en todo al presidente AMLO) y Movimiento Ciudadano (más inclinado a negociar), según me explican fuentes involucradas.

Así que se abortó la idea de que el bloque permaneciera unido en todo. Escogerán sus batallas. Las primeras dos serán la reforma educativa y la revocación de mandato.

En la reforma educativa, su posición de inicio es muy muy dura: plantearán avalar las reformas lopezobradoristas a cambio de que la Federación absorba la gestión y el costo total de la educación en todos los estados del país (como lo hace ahora sólo con Oaxaca y la Ciudad de México). Es un cambio del pacto federal e implica una cantidad de dinero gigantesca que puede poner en aprietos al presupuesto.

En la revocación de mandato, el objetivo del bloque opositor es que el presidente López Obrador no esté en la boleta electoral del 2021. El Presidente ha dicho que el día de las elecciones federales para renovar Congreso y gubernaturas quiere también que la gente vote si él se queda o se va.

El bloque tiene fundado miedo de enfrentar de nuevo a López Obrador y tener a un presidente activamente en campaña que los arrase, así que quieren darle el “sí” a Morena en la revocación de mandato, pero que suceda hasta el cuarto año de gobierno.

Son los planteamientos de saque. Vienen las negociaciones. Vienen las presiones. Veremos quién aguanta y quién gana.
14 Marzo 2019 04:06:00
El señor Marín y la conexión con Singapur
Singapur es un país pequeño. Una ciudad-Estado. Su apuesta por la modernidad, la tecnología y el medio ambiente la han llevado a volverse una potencia, un ejemplo mundial.


Ponga Singapur en Google. Tópese con la imagen de tres torres unidas en la cima por un mismo techo. Las torres son un hotel con 3 mil 500 cuartos. Tiene casino y medio centenar de restaurantes. El techo es la alberca más alta del mundo. También aparece en la imagen una estructura grandota con forma de árbol. De hecho les dicen los súper árboles. Los instalaron en Singapur en un parque central con el objetivo de recrear los ecosistemas originales del lugar y atraer de vuelta a los animales que habían sido expulsados por la expansión humana. Lo lograron.

En Singapur los salarios son altos pero la vivienda es carísima. Hay poca tolerancia al que falta a la ley. Tirar basura en la calle, por ejemplo, cuesta 500 dólares de multa y no hay modo de zafarse. De ser un país de desarrollo medio se transformó en potencia en un par de décadas. Floreció durante una dictadura militar. Ahí el poder se ejerce sin contrapesos. Singapur es uno de los cinco países menos corruptos del mundo.
Quizá algunas de estas características –usted escoja cuáles– sedujeron a la autodenominada Cuarta Transformación porque hoy por hoy, Singapur encabeza la lista de las naciones que pueden estar involucradas en el desarrollo del Tren Transístmico, según me cuentan fuentes bien informadas.

El primer favorito fue China pero la llamada 4T supo desde un inicio que darle ese proyecto tan estratégico a los chinos constituiría una afrenta a nuestro vecino y socio Estados Unidos. No quisieron jugar con fuego. Ahí fue donde surgió Singapur. Que no nos extrañe que la relación bilateral con esa nación vaya cobrando más relevancia con el paso del tiempo.
Una de las figuras centrales en esto –tampoco hay que perderlo de vista– es Rafael Marín Mollinedo. Inicialmente fue nombrado al frente de las Zonas Económicas Especiales (ZEE) creadas por el expresidente Enrique Peña Nieto. Pero lo más relevante es que a él encargó el presidente Andrés Manuel López Obrador los planes del Tren Transístmico, que es uno de los proyectos de infraestructura más importantes de su sexenio, con el que apuesta a detonar el desarrollo en una de las zonas más pobres del país. Es también un jugoso negocio. Veremos a quién le toca.

SACIAMORBOS

El Gobierno federal del presidente López Obrador hizo pública la lista de las 10 compañías farmacéuticas consentidas durante el sexenio anterior. Entre 10 se repartieron el pastel, es la acusación central. Faltó una empresa. La de Carlos Lomelí. Ah, no, perdón. A él le compró las medicinas López Obrador cuando era jefe de Gobierno de la Ciudad de México. Y luego lo hizo político: candidato de Morena al Gobierno de Jalisco y ahora superdelegado del Gobierno federal en esa importantísima entidad. No creo que salga en la lista. No por otra cosa sino porque la lista es del Gobierno
federal anterior.
13 Marzo 2019 04:06:00
En economía, la 4T se estrena con trimestre en números rojos
En días pasados fue tema de conversación la posibilidad de una recesión en México. Hasta hace algunos años se hablaba de recesión cuando se alcanzaban dos trimestres consecutivos con resultados del PIB en números negativos. La definición aplicaba para la economía de los Estados Unidos. En México nunca ha habido un comité o institución que determine oficialmente cuándo hay una recesión o un ciclo expansivo. En Estados Unidos opera El National Bureau of Económic Research (NBER).

La definición de recesión de acuerdo con el NBER es un concepto que considera una serie de indicadores mensuales, como el empleo, el ingreso personal, la producción industrial, el crecimiento trimestral del PIB.

Aplicando dicha definición para el caso de México, es claro que no hay elementos suficientes para determinar que la economía ha caído en una recesión. Sin embargo, sí hay información económica que resulta inquietante. En primer lugar, de acuerdo con cifras publicadas por el Inegi, en el último trimestre de 2018 el Producto Interno Bruto (PIB) creció 1.7% anual. En particular, estuvo muy débil diciembre: de acuerdo con el indicador aproximado del PIB, el Indicador Global de la Actividad Económica (IGAE), la economía creció solo 0.2% anual en el último mes de 2018. Es el crecimiento más débil desde 2009 cuando se presentó la crisis hipotecaria en Estados Unidos. Y ahorita no hay crisis mundial.

Además, ya en 2019 debido a la estrategia de combate al huachicol se tuvieron diversos episodios en distintos lugares de la República en donde la actividad económica sencillamente se detuvo.

En enero de 2019, también se supo que la plataforma de producción de petróleo crudo de Pemex fue de sólo 1.6 millones de barriles diarios. Es decir, se produjo 15% menos crudo que en enero de 2018. Sólo este dato, dado el peso de la producción petrolera en el IGAE, significaría un retroceso de cerca de 1% en enero.

Además, el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) informó que en febrero de 2019 el Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) presentó un descenso de 0.03% mensual, con lo cual se pudo mantener la inflación anual en 3.94%, dentro del límite que busca el Banco de México. Esta, que de saque podría ser una buena noticia, es también una confirmación de que la baja actividad económica bajó los precios.

No podemos olvidar también que en los primeros meses de 2019 se han presentado diversas huelgas en el norte del país y la CNTE bloqueó las vías de comunicación en lugares tan estratégicos como el puerto de Lázaro Cárdenas.

Considerando todo lo anterior es posible afirmar que el próximo día 25 de marzo que se publique el IGAE al mes de enero se tenga un dato negativo. El mes de febrero también debería ser negativo o al menos poco dinámico. Así con dos de tres meses en números rojos, sería tristemente esperable que la 4T estrene en el primer trimestre de su gestión con un decrecimiento económico. Aún no es una recesión, pero por ahí se empieza. Están a tiempo de evitarlo.
12 Marzo 2019 04:07:00
¿Por qué se puede reactivar el caso de la CNTE?
La reforma educativa es el siguiente tema en el que se concentrarán el Gobierno del presidente López Obrador y sus bancadas en el Congreso, según me han revelado fuentes muy bien informadas. Lo políticamente explosivo, me dicen, es que los cambios que se incluirán no gustarán a la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación, la CNTE.

Concretamente, no se les estaría regresando el control del reparto de plazas de maestros a nivel estatal, que es una de sus demandas más relevantes. El cálculo de los estrategas del presidente AMLO es que esto puede generar enormes protestas y manifestaciones por parte de la CNTE, que dio su respaldo a la campaña de Morena, que tiene decenas de legisladores que responden más a la Coordinadora que al partido del Presidente y que se podrían sentir traicionados y llevar las cosas (otra vez) a paros escolares, tomas carreteras, bloqueos ferroviarios y manifestaciones en las ciudades donde tienen más peso y en la capital del país. El gobierno de Claudia Sheinbaum ya fue alertado al respecto porque la Ciudad de México podría volverse el epicentro de sus más duras protestas.

Según el plan político del Gobierno, en el asunto de la reforma educativa estarían buscando un respaldo casi tan robusto como el que obtuvieron en la Guardia Nacional. Pero saben de entrada que no cuentan con los diputados de la CNTE (aunque sean de Morena) y quizá enfrenten más oposición del PAN y el PRI.

Lo que tratarán de argumentar para conquistar a estos dos partidos rivales es que en el fondo, la “nueva” reforma educativa sería bastante parecida a la del expresidente Peña Nieto. La “derogación” sería solamente del proceso punitivo de sacar a los maestros de las aulas cuando no aprueban sus evaluaciones. Y que ahora primero buscarán la capacitación del maestro y luego su evaluación, en vez de al revés.

Sin embargo, hay otros puntos sensibles. Particularmente la desaparición del Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE), desde el que expertos en educación diseñaban y aplicaban las evaluaciones, y su remplazo por un consejo integrado por un maestro indígena, un profesor de telesecundaria, un maestro rural, etc., que serían los nuevos encargados de examinar y avalar a los maestros en todo el país.

El PAN podría tener serias objeciones a la desaparición del INEE, al remplazo de expertos, y a la suavización de las evaluaciones que podría acarrear peor calidad en los profesores. El PRI tiene además otra disyuntiva: la reforma educativa era una de las mejor evaluadas de las aprobadas en el Pacto por México del Gobierno del expresidente Peña Nieto, pero los que están actualmente al mando del PRI en el Congreso (como el exsecretario de Gobernación, Miguel Osorio Chong, líder de los senadores priistas) no eran de los más entusiastas promotores de esta reforma (como sí lo fue el entonces secretario de Educación Pública, Aurelio Nuño, con quien terminó enfrentado).
11 Marzo 2019 04:06:00
La 4T va contra Lozoya
Ha sido un tema recurrente en las conferencias mañaneras del presidente López Obrador. Ha sido bandera del actual titular de la Unidad de Inteligencia Financiera de Hacienda, Santiago Nieto. El caso Odebrecht. El presunto financiamiento ilegal de esta constructora brasileña a la campaña del presidente Enrique Peña Nieto, a través de quien se convirtió después en su director general de Pemex, Emilio Lozoya.

Han sido tantas las referencias –lo ha dejado ver el propio primer mandatario– que de no actuar legalmente, podría estarse tipificando el delito de encubrimiento. Así que el Gobierno federal ha decidido actuar en contra de quien parecen tener el caso más sólido: según fuentes de alto nivel en el Gobierno federal, desde Palacio Nacional se ha confeccionado la denuncia contra Lozoya Austin por el caso Odebrecht.

Si prospera, este expediente estaría constituyendo el primer caso legal del actual Gobierno en contra de un funcionario de alto nivel del sexenio de Enrique Peña Nieto. El balón quedaría en la cancha del fiscal General de la República, Alejandro Gertz Manero, con un antecedente clave: el último titular de PGR, Raúl Cervantes (Alberto Elías Beltrán nunca pasó de encargado de despacho), anunció al renunciar al cargo, que la investigación sobre Odebrecht estaba concluida y lista para las consignaciones. Nunca sucedieron: Elías Beltrán pateó el asunto durante el año que estuvo al frente de la PGR.

Súmele otra arista: según otras fuentes también muy enteradas, uno de los primeros expedientes que presentó Santiago Nieto al incorporarse al Gobierno del presidente López Obrador y participar en las reuniones del gabinete de Seguridad a las seis de la mañana en Palacio Nacional, fue justamente un detallado reporte sobre presuntas transferencias, cuentas bancarias, vínculos de los que él ha hablado públicamente desde hace meses, acusando que es un tema donde no puede seguir reinando la impunidad. La investigación que inició cuando era fiscal para delitos electorales en la administración priista pasada estaría siendo continuada con las herramientas financieras de su nuevo cargo en el gobierno morenista.

Desde que estalló este escándalo, Lozoya Austin ha sostenido su inocencia. Sus abogados han trabajado intensamente en su defensa tanto en tribunales como en medios de comunicación. Hace menos de un mes se reveló que la administración anterior del Gobierno de México se comprometió “a no ejercer ninguna acción civil, administrativa o penal en contra de funcionarios de la empresa Odebrecht” a cambio de información (El Universal, febrero 15 de 2019), según explicó la actual Fiscalía General de la República.

Todo este episodio puede tener una seria consecuencia legal y a la vez un enorme impacto político.

SACIAMORBOS

A 100 días se declara harto de la grilla y la politiquería. Y hasta ordena abrazos. Daría un buen ejemplo si siguiera su propia recomendación cada mañana.
07 Marzo 2019 04:10:00
El expediente Capufe y el cirujano del hacha
Un sitio en el que puede hurgar el presidente López Obrador en su cruzada anticorrupción es en Caminos y Puentes Federales, Capufe. Desde el sexenio pasado, autoridades hacendarias detectaron algo que les resultó sorprendente. Les llevó a concluir, aunque no hubo denuncia, que en Capufe había corrupción.

Cada vez que Banobras licitaba la operación y mantenimiento de una carretera que solía ser manejada por Capufe, los ingresos de dinero en las casetas aumentaban 20% en un par de meses y los costos de mantenimiento se reducían drásticamente.

¿Qué les decía eso? Que cuando Capufe tenía bajo su control dicha carretera, se despachaban con la cuchara grande quedándose con una lana de los peajes y poniéndole sobreprecios al mantenimiento para lo mismo. Como nunca hubo una denuncia formal al respecto, los entonces funcionarios de Capufe no tuvieron derecho de réplica.

La llegada de la autodenominada Cuarta Transformación al poder tiene ahí una veta para seguir animando la narrativa presidencial del combate a la corrupción.

Pero poner el foco en Caminos y Puentes Federales puede resultarle también en cuestionamientos por algunas de las cosas que han estado pasando en las carreteras administradas por el Gobierno federal.

Primero, la intención de fomentar más el pago con dinero en efectivo en las casetas, señalada como una de las estrategias del actual sexenio, disminuye los controles, favorece las transas y hasta puede servir de escondite al lavado de dinero. Sea o no la intención oficial.

Y segundo, la política de “tolerancia” a manifestantes que le son afines al Gobierno lopezobradorista que toman casetas, cobran directamente a los coches y se quedan con el dinero del presupuesto público. Tan solo este fin de semana, el movimiento que exige la aparición con vida de los 43 normalistas de Ayotzinapa tomó la caseta México-Cuernavaca.

Personas encapuchadas cobraron 50 pesos por coche y en vez de recibo entregaban un volante. También el fin de semana, el secretario de Seguridad federal, Alfonso Durazo, platicó con líderes sociales de su natal Sonora para desactivar bloqueos carreteros.

Permitir que un grupo tome una caseta y cobre el peaje –que es dinero de todos los mexicanos–, es también una forma de desviar recursos y puede ser también una nueva forma de financiamiento desde el Estado a movimientos que le son afines: solo les dejan por horas la caseta y el control de la pluma, que con eso tienen y mucho.

SACIAMORBOS

Todos sabemos que nuestro paciente está gravemente enfermo. Ya va en la camilla rumbo al quirófano, y en eso vemos entrar al cirujano con un hacha. ¿Qué diríamos? ¡No, por favor! ¡No use el hacha, use el bisturí! Y el cirujano contesta: pero es que el paciente está muy grave, hay que tomar medidas de fondo, radicales…

De pronto parece que frente a un problema, la solución que encuentra la autodenominada 4T es sacar el hacha en vez del bisturí. ¿Huachicol? ¡Cierren los ductos! ¿Corrupción en varias estancias infantiles? ¡Córtenles el dinero a todas! ¿Refugios para mujeres violentadas ineficientes? ¡Se acabó el financiamiento a todos los refugios! La política del cirujano del hacha.
06 Marzo 2019 04:10:00
Esto sí es peligro
Siempre es un deleite escuchar a alguien que sabe mucho y defiende con pasión lo suyo.

Sylvia Earle tiene 83 años y su cuerpo acusa las dificultades motrices naturales de la edad. No importa. Porque además, a ella le gusta más bucear que caminar. La escuché el viernes pasado en la sede de la ONU, en Nueva York, en una de esas inmensas salas de consejo que parecen diseñadas para exhibir el enorme poder del multilateralismo. Techos altísimos, gradería, butacas con micrófono y audífono para las traducciones simultáneas que se realizan en cabinas visibles ubicadas en lo que serían el tercero, cuarto pisos.

La doctora Earle, reina de la Oceanografía, exploradora subacuática, premio Princesa de Asturias, fue contundente y clara:

El océano produce el 50% del oxígeno que consumimos. Así visto, es nuestro corazón azul. Sabemos que está en peligro y nos hemos propuesto la meta de conservar el 10% del océano para el 2020 y el 30% para el 2030. Metas loables. Pero si vamos al cardiólogo y nos dice que nuestro corazón está en peligro, ¿le contestamos que vamos a proteger sólo un 10% de él?

Imbatible. Emocionante. Sacudidor.

Hay temas que de tan grandes parecen inabordables. Es más sencillo entender y comentar las politiquerías domésticas, los toma y daca permanentes en las esferas nacionales e internacionales. Pero este es un tema que nos pone en peligro. Suena exagerado expresarlo y me siento raro al redactarlo, pero los datos ahí están: nos pone en peligro como especie humana.

Ese foro auspiciado por Naciones Unidas abrió las conmemoraciones por el Día Mundial de la Vida Silvestre, este año dedicado a alertar sobre la devastación de la vida subacuática. Ahí se explicó que la pesca industrializada, la contaminación (sobre todo por plásticos) y el calentamiento global tienen al océano al borde del colapso. Que la humanidad ya mató a un tercio de los corales y que una enorme cantidad de especies de tiburones –reyes bajo el agua– está en peligro de extinción. Que 3 mil millones de personas (casi la mitad de la población mundial) viven en la costa o dependen del océano, pero que ni así hacemos lo que se necesita. Eso sí es peligro.

¿Y yo qué hacía ahí? Los organismos de Naciones Unidas dedicados al medio ambiente seleccionaron al documental Sea of Shadows (Mar de Sombras) para que fuera proyectado en este contexto. Como se ha expuesto en otras entregas de estas Historias de Reportero, esa cinta denuncia las redes de corrupción y crimen organizado, así como los duros contextos de violencia y pobreza que han conducido a que la vaquita marina esté en peligro de extinción. Tuve el gusto de participar en ese documental como vía para exponer ese microcosmos de la terrible realidad mexicana que tiene como epicentro el norte del Mar de Cortés, entre Sonora y Baja California.

Se habló de la urgente necesidad de que el Gobierno del presidente López Obrador defina qué hará ante ese desafío. Lo que se sabe es que la situación en el Alto Golfo de California está peor que nunca: récords de violencia, pesca ilegal y pobreza. Al cambiar la Administración federal, bajó la vigilancia y no se han pagado las compensaciones a los pescadores para que no salieran a pescar y con ello se protegiera a la vaquita marina.

Según fuentes enteradas, la Semarnat y la Sagarpa del Gobierno lopezobradorista tienen ya un plan preliminar y lo están comentando en reuniones privadas para retroalimentación. Este plan implicaría conservar intacta el área del mar donde se prohíbe la pesca para resguardar a la vaquita (la primera tentación era reducir el polígono) y dejar definitivamente de pagar a los pescadores para que no pesquen, buscando darles nuevas redes que no atrapen a la especie en peligro de extinción.

Veremos si su plan funciona. A diferencia de otras políticas públicas, esta no puede ser de ensayo y error. Si fallan, se acaba la especie (quedan como 15 vaquitas) y México enfrentará otra vergüenza internacional.

SACIAMORBOS

Según me informan, Sea of Shadows será distribuida por National Geographic y se estima sea estrenada en México este verano.
05 Marzo 2019 04:10:00
Por qué la refinería en Dos Bocas no va a jalar y qué hacer ante eso
Imaginemos que tenemos ganas de poner un negocio: una tortillería. “Las tortillas las come todo mundo, todos los días. No hay cómo no se vendan. Es una inversión garantizada”. ¿Dónde ponerla? ¿Hacemos una “desde cero”, compramos una que ya esté operando o que haya sido usada?

Eso sí: nunca decidiríamos poner una tortillería nueva en una calle en la que ya hay 56 tortillerías rentables.

Eso está haciendo el Gobierno federal con el proyecto de la refinería de Dos Bocas.

En el Golfo de México, en la vecindad de Texas y Luisiana, existen ya en operación casi 60 refinerías rentables que además pueden procesar el petróleo crudo mexicano, que es pesado.

Funcionan casi a su máxima capacidad y con menos de 500 empleados. Pemex lo sabe. Tanto, que desde hace décadas se asoció con la holandesa Shell y en una inversión a partes iguales son propietarios de la refinería Deer Park, la más rentable de Pemex (ha pagado su inversión ya varias veces).

El Instituto Mexicano del Petróleo, en un estudio pedido por la nueva Administración, concluyó que la refinería de Dos Bocas no es rentable. Que costaría 14 mil millones de dólares (mucho más de lo que ha dicho el Gobierno federal) y que esa inversión tardaría décadas en recuperarse. Además de que difícilmente se entregaría el primer litro de gasolina refinada en Dos Bocas en este sexenio. Y si bien ya tienen los terrenos y ya están deshierbando a la brava, aún no hay un proyecto ejecutivo y menos aún ingenierías básicas.

Del financiamiento, ni hablar: las calificadoras y los principales bancos de inversión internacionales están convencidos de que Dos Bocas es una pésima idea: generará más gastos y más endeudamiento a Pemex, que de por sí es la empresa petrolera más endeudada del planeta.

¿Sabrá esto el Presidente? ¿Serán sus decisiones o alguien le está informando mal? En lo que averiguamos eso, vale la pena explorar qué opciones reales tiene el Gobierno federal:

Primera. Si a fuerzas quiere hacer una refinería en territorio nacional, puede reactivar Tula. Ya tiene terrenos, permisos ambientales, proyecto ejecutivo, ingenierías básicas y hasta barda. Mañana podrían colocar el primer ladrillo. Pero Hidalgo no es la tierra del Presidente.

Segunda. Comprar una refinería usada en Texas. Hay varias en venta. Incluso las empresas petroleras internacionales podrían asociarse y replicar el modelo de Deer Park. Pero no sería un proyecto en territorio mexicano y aunque sea petróleo mexicano procesado, el Gobierno sería un importador de gasolinas (parece que, en pleno siglo 21, la nacionalidad de la gasolina se ha vuelto relevantísima).

Tercera, que ha estado en el ambiente. Hacer mini-refinerías modulares para crudo ultraligero (WTI). Las inversiones son de 300 a 500 millones de dólares por planta. En menos de dos años producirían gasolinas para México y hasta para exportar. Las 56 refinerías en Texas y Luisiana no serían competencia, ya que son para crudo pesado. El problema es que el Gobierno tendría que superar dos prejuicios: asociarse con inversionistas privados que compraran el petróleo e hicieran la inversión (para que Pemex no se endeudara más), e importar crudo ligero.

La otra es poner la tortillería en la calle donde ya hay 56. Al cabo que es mi calle.
04 Marzo 2019 04:10:00
Rosario Robles
La semana pasada, la Unidad de Inteligencia Financiera reveló que había registrado inusuales movimientos financieros millonarios de cuentas del extranjero hacia una universidad pública. Eran más de 150 millones de dólares que se concentraron en Suiza, provenientes de una veintena de países, para luego transferirse a México, a las cuentas de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH).

Esta Universidad está dominada por el grupo político local conocido como “La Sosa Nostra”, que encabeza el hoy morenista Gerardo Sosa. Él es el presidente del Patronato de la Universidad. El rector, Adolfo Pontigo, es un operador suyo. Entrevisté al rector el viernes en W Radio. Negó que la Universidad haya realizado alguna operación financiera ilegal pero no quiso hablar en concreto de estas transferencias, no quiso contestar si tienen cuentas en el extranjero ni quiso transparentar cuánto dinero tiene la UAEH en sus cuentas. Argumentó que (hasta el viernes a mediodía) no había recibido ninguna notificación oficial sobre el procedimiento en contra de la UAEH, pero aceptó que ya le habían congelado una cuenta.

El movimiento irregular de más de 150 millones de dólares de Suiza a México, sobre el que recibió una alerta la Unidad de Inteligencia Financiera que comanda Santiago Nieto, no solamente representa un impacto contra Morena en la política local hidalguense. Tiene un par de vetas nacionales muy relevantes:

Según me explican fuentes muy bien informadas sobre este expediente de la UIF, que pertenece a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, está bajo sospecha Rosario Robles Berlanga, exsecretaria de Estado en el sexenio del presidente Enrique Peña Nieto.

De acuerdo con estas fuentes, el vínculo que está bajo la lupa es el de Rosario Robles y Gerardo Sosa. Y en alguna medida también, del que fue el principal operador de Robles en las secretarías que tuvo a su cargo (fue su oficial mayor tanto en Sedesol como en Sedatu), Emilio Zebadúa.

Otras fuentes vinculadas a la Auditoría Superior de la Federación consideran que esta cantidad millonaria de dólares regresando a México podría ser la vuelta del jabonoso dinero de la operación de triangulación de recursos del presupuesto federal vía universidades autónomas, mejor conocida como La Estafa Maestra.

Con tantos personajes e instituciones de impacto nacional, el asunto está muy lejos de ser solamente un tema local en Hidalgo. Más aún si consideramos que es también un tema relevante para el exgobernador, exsecretario de Gobernación y actual coordinador de la bancada del PRI en el Senado, Miguel Ángel Osorio Chong.

SACIAMORBOS

Crecen y crecen las denuncias de irregularidades en Segalmex (Seguridad Alimentaria Mexicana), el organismo tipo Conasupo creado por el Gobierno del presidente López Obrador. Cada vez se lee y oye más de cosas sospechosas y presuntos actos de corrupción. El expediente aún no es tema nacional. Puede serlo pronto.
04 Noviembre 2010 03:00:35
El Presidente apostó... y perdió
Algunos republicanos guardaron silencio

Hace apenas seis meses, el presidente, Felipe Calderón, fue ovacionado en una sesión conjunta del Congreso de Estados Unidos, que en ese momento contaba con mayoría demócrata en ambas cámaras. El Mandatario mexicano planteó de manera muy directa los problemas de nuestro país en su lucha contra los cárteles de la droga y puso el dedo en la llaga al señalar algunas áreas en las que Estados Unidos no estaba ayudando, en especial el control de las armas.

Al referirse a ese punto, fue cuidadoso de expresar su profundo respeto y admiración por la Constitución del país vecino y su Segunda Enmienda, que permite a los ciudadanos estadounidenses comprar armas para su protección, pero dejó en claro que los nobles propósitos del ordenamiento terminaban desvirtuados cuando se consideraba que 70% de las armas que llegaban a manos de los criminales en México se compraban libremente de aquel lado de la frontera. También fue claridoso Calderón en su condena a la llamada Ley Arizona y la describió como una iniciativa que criminaliza a los migrantes mexicanos.

Presidida por la demócrata Nancy Pelosi, aquella sesión transcurrió con 27 interrupciones para aplaudir el discurso de Calderón. Algunos republicanos guardaron silencio mientras hablaba el Presidente que los visitaba, pero, al terminar, en la tribuna y en declaraciones a la prensa mostraron su enojo con él, sobre todo por cómo atacó los postulados del “viejo gran partido” en torno a la venta de armas y la migración ilegal.

Los senadores John Cornyn, Jeff Sessions, Orrin Hatch y Tom McClintock, y el representante Lamar Smith, fueron, al igual que Calderón, muy claros: les resultó indignante que un presidente extranjero llegara a su casa a opinar sobre las leyes y los asuntos internos de su país.

Coincidían en que, por muy respetable que fuese la lucha calderonista contra el crimen organizado, estaba fuera de lugar pensar que los ciudadanos estadounidenses debieran siquiera considerar sacrificar algunas de sus libertades sólo para tratar de resolver los problemas de otro país.

También les pareció un insulto la crítica a sus leyes migratorias, encaminadas a preservar el sueño americano y con una inclinación por integrar a los extranjeros dispuestos a ser parte de la identidad y los valores estadounidenses, sobre todo viniendo del gobernante de un país, México, cuyas leyes en la misma materia son, según destacaron los republicanos, brutales, excluyentes e inhumanas.

Para mala suerte del presidente Calderón, y por tanto de México, esos republicanos irritados arrasaron antier en las elecciones intermedias: ahora controlan la Cámara baja, pueden volver inactivo el Senado y ganaron la mayoría de las gubernaturas en juego. Con elecciones presidenciales allá y acá en 2012, adiós, Estados Unidos, nos vemos en el 2013 para los grandes temas.

Saciamorbos

El mismo periódico de Coahuila censuró otra columna de este reportero en febrero de 2009: le borraron los párrafos que hacían referencia a los hermanos Moreira. Lo mismito que antier. Lástima que apenas se detectó.

03 Noviembre 2010 04:04:55
Obama parece hecho en México
Fue el candidato perfecto: rompió todos los moldes, exasperó a sus oponentes anticuados y tradicionales, inspiró a millones, superó barreras que parecían infranqueables, motivó a los que nunca habían votado. Hizo historia.

Su frescura y desparpajo dejaron acartonado y obsoleto al establishment político. Aprovechó como nadie las herramientas de la comunicación y la mercadotecnia, explotó con eficacia nunca vista el hartazgo de la gente, su deseo de cambio, su esperanza de un futuro posible.

Tras comenzar con todo en contra, diluyó poco a poco el escepticismo de los analistas políticos, venció las resistencias en las cúpulas de su propio partido para ganar la nominación y con un mensaje sencillo, directo, conectó con el votante común.

Mostrándose como un ser humano, ciudadano cualquiera, vino de atrás para generar una ola de entusiasmo sin precedente, hizo trizas los mitos de la clase política, destrozó tabúes y cautivó dentro y fuera de las fronteras de su país.

El día que ganó las elecciones inscribió su nombre en la historia. Alcanzó el punto más alto de su carrera. Hoy muchos se preguntan si ahí debió haber entregado la estafeta a alguien que quisiera y supiera gobernar, pues apenas tomó posesión la realidad lo abrumó, tuvo que ponerse el corsé de presidente que le hizo perder frescura y serenidad.

La enorme bola de nieve formada con las expectativas que construyó durante su campaña se volvió un alud persiguiéndolo cuesta abajo. Su discurso de exaltación de la democracia y la apertura mutó rápidamente en una constante queja sobre los límites que pone ese mismo sistema democrático a quien intenta mandar en un país: un Congreso dividido, la quisquillosa vigilancia de los medios, la presión de los grupos de interés.

De una larga lista de promesas de campaña apenas logró cristalizar una o dos iniciativas importantes, que se aprobaron ya muy desdibujadas. Al cabo de unos meses, la esperanza se tornó desencanto, la insatisfecha exigencia de un mejor nivel de vida se volvió enojo.

Su romance con los índices de popularidad terminó. A falta de logros, su equipo de colaboradores intentó suplir la merma de su imagen personal convirtiendo a sus hijas en personajes asiduos en las revistas del corazón y alentando el protagonismo de su esposa. La cosecha no fue de puntos positivos, sino de críticas generalizadas. Las encuestas de intención de voto mostraron el cuadro temido: a medida que se acercaba la mitad de su periodo y las elecciones intermedias, su aceptación se desplomaba y arrastraba a su partido a una derrota dolorosa.

Todo esto le pasó a Vicente Fox. Perdón si alguien pensó que era Barack Obama.

SACIAMORBOS

Por razones “misteriosas”, la columna de ayer, titulada “La esposa, el hermano y la hija”, en un periódico de Coahuila se encogió y quedó sólo en “La esposa y la hija”.
02 Noviembre 2010 04:00:32
La esposa, el hermano y la hija
Hace rato que cuidar las formas dejó de estar de moda en la política mexicana, pero olvidarlas puede traer costos a un joven panista con altas aspiraciones, un priísta que construye su escalera al 2018 y una perredista que quiere, desde un discurso de pureza, gobernar el Estado de México. Las relaciones familiares “peligrosas” son su denominador común.

Roberto Gil Zuarth es el favorito para convertirse en dirigente nacional del PAN. Mientras él se registraba para competir por el cargo, su esposa, Carla Astrid Humphrey, iba a ser electa presidenta del Instituto Electoral del Distrito Federal. Hasta donde se ve, no hay impedimento legal, pero claramente sí un conflicto de intereses. Al grado de que el día de la elección vecinal en el DF que le tocaba supervisar Humphrey, acudió a aplaudir a su esposo a la sede nacional panista. Ahora hay un proceso abierto para destituirla por eso. Los “gilistas” en el PAN han filtrado que si su “gallo” gana, la cónyuge renunciaría a ser árbitro electoral. ¿Y si no gana? ¿Es sano, es ético, se “ve bien”, que una consejera electoral esté casada con un relevantísimo diputado federal del PAN?

Humberto Moreira, priísta Gobernador de Coahuila, no esconde su intención de que lo suceda en el cargo su hermano Rubén, diputado federal, quien ya empieza a despachar no sólo como candidato, sino como gobernador electo, pues el actual Mandatario ha emprendido la ruta para conquistar la dirigencia nacional del PRI.

Como no sería pulcro que le entregara el mando del Estado personalmente a su hermano, el plan luce trazado: él se separa de la Gubernatura para buscar oficialmente la dirigencia nacional del tricolor, surge un gobernador interino mientras el otro Moreira compite en la elección y, en caso de que la gane, le entrega la estafeta. Con un poder familiar transexenal en Coahuila y el hermano menor en la dirección priísta, el 2018 estará en su mira. ¿Alguien creerá que la elección coahuilense será limpia?

Autonombrada defensora de las mejores causas de la izquierda, proveniente de la Canacintra, la senadora perredista Yeidckol Polevnsky vota en contra del impuesto al tabaco y, por tanto, sistemáticamente a favor de las empresas tabacaleras. El detalle es que su hija, Shirley Almaguer Camacho, es ejecutiva de la empresa tabacalera British American Tobacco México. En el mejor de los ánimos, no se trata de que una de las dos tenga que dejar su carrera, pero existe la abstención particular para evitar cualquier impresión de conflicto de interés a la hora de sufragar. Y no haber acudido a ella, despierta la sospecha en la senadora lopezobradorista.

Para que el diputado panista Roberto Gil tenga una esposa consejera electoral, para que el gobernador priísta Humberto Moreira entregue el poder a su hermano, para que la senadora perredista Yeidckol Polevnsky vote alineada con los intereses de su hija no hay ningún impedimento legal, pero no le da prestigio a la política, no se ve bien, no se antoja ético ni responde a las deseadas mejores prácticas democráticas. ¿Quién va a tirar la primera piedra si todos lo hacen?

SACIAMORBOS

Y eso que no se le ha puesto cocoa a este batido.

.(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo)
28 Octubre 2010 04:04:13
El beso del diablo
A Andrés Manuel López Obrador le pasa lo mismo

El peor apoyo que puede recibir cualquier candidato en México es que en una declaración pública Carlos Salinas de Gortari diga: “Ése es mi gallo”. Los aspirantes –sobre todo priístas– a cargos relevantes de elección popular suelen buscar la simpatía del ex presidente mexicano, pero siempre en el entendido de que será privado, de contactos, de influencias, de procurar relaciones y acercar respaldos políticos y económicos; pero nunca de una declaración pública de soporte porque, en realidad, funciona contra el aspirante.

Paradójicamente –y para el azote personal de ambos– a Andrés Manuel López Obrador le pasa lo mismo: los candidatos de izquierda buscan su respaldo, el de su movimiento, de sus operadores políticos, pero le piden que por favor no se presente a hacer campaña a favor de ellos porque su exposición pública les resta votos.

Salinas y López Obrador, desde trincheras muy distintas, son capaces de dar lo que popularmente se conoce como “el beso del Diablo”. En el PAN parece que ha surgido una figura similar: Patricia Flores Elizondo, quien fuera jefa de la Oficina de la Presidencia de Calderón hasta hace un par de meses.

Al salir de Los Pinos mantuvo gran parte de su poder e influencia y comenzó a canalizarlos para ser factor fundamental en la sucesión de la dirigencia nacional panista. Su intención, poner al sucesor de César Nava para desde ahí influir en la decisión de quién será el candidato del PAN a la Presidencia en el 2012.

Su capacidad de incidir en la elección de dirigente nacional del PAN se basa en que durante el gobierno actual fue una de las principales operadoras para llevar a calderonistas al Consejo Nacional –encargado de elegir al sucesor de Nava. Muchos de quienes están ahí “se la deben” y aguardan sus instrucciones sobre hacia quién inclinarse.

El problema para Flores Elizondo es que tiene más enemigos que amigos, más adversarios que aliados. Así, su apoyo parece volverse “el beso del diablo” panista: inicialmente respaldó la aspiración de Gustavo Madero y eso bastó para que el senador se desmoronara en el ánimo público después de surgir como el favorito, incluso llamado “el candidato del presidente”.

Patricia Flores dio un vuelco a sus apoyos, en buena medida basados en la operación política de Jorge Manzanera: ahora respalda la que luce desde el domingo como la candidatura más fuerte para dirigir el PAN, la del ex subsecretario de Gobernación y diputado federal, Roberto Gil, una de las estrellas jóvenes del gabinete, privilegiado del presidente Calderón. Sin embargo, tan pronto se supo que Gil obtuvo el respaldo de Flores, perdió el de personajes de la talla de la esposa del Primer andatario, Margarita Zavala; su hermano Juan Ignacio, panista decisivo; Alejandra Sota, vocera presidencial; y Max Cortázar, quien la antecedió en el cargo.

Veremos qué tal resiste, en su posición de nuevo favorito, “el beso”.

Saciamorbos

Está cada vez más cerca de la quiebra, pero todavía no es inminente.
27 Octubre 2010 02:59:59
El elegido de Peña Nieto
Para todos es especialmente crítico elegir a un buen candidato

Desde que terminó el proceso electoral de este 2010, con la renovación de 12 gubernaturas, los partidos políticos empezaron a alinear sus filas camino a lo que será la jornada comicial más importante del próximo año, la competencia por el Gobierno del Estado de México, que se somete a votación el domingo 3 de julio de 2011.

Históricamente, en esa, la entidad más poblada del país, los tres partidos políticos tienen fuerzas comparables, con altibajos, pero fundamentalmente se reparten en tercios ese pastel. El aderezo de esta elección lo pone la condición actual del Gobernador: el priísta Enrique Peña Nieto es, cómodamente, el aspirante mejor posicionado rumbo a la Presidencia en el 2012.

PAN y PRD están explorando una alianza política para derrotar al PRI y evalúan nombres de posibles candidatos con los que puedan identificarse sus militancias. La alianza PAN-PRD es una amenaza para Peña Nieto porque pone a su sucesor en ruda competencia: si pierde el PRI en el Estado de México, Peña Nieto no vería en automático aniquilados sus niveles de popularidad en todo el país, pero ciertamente rompería el ánimo priísta que se congrega en torno a su figura y que hace a los tricolores sentirse a dos años de distancia con medio cuerpo dentro de Los Pinos (sin contar que el nuevo gobierno opositor podría iniciar una auditoría que le encuentre lo que sea al “puntero”). Al revés, si una eventual coalición PAN-PRD pierde, el PRI adquiriría con Peña un impulso que sus propios opositores consideran difícil de revertir.

Por eso, tanto para la coalición como para Peña Nieto, es especialmente crítico elegir a un buen candidato. PAN-PRD, incluso, están dispuestos a apostar algunas de sus fichas a que una mala decisión del Gobernador mexiquense pueda fracturar al PRI y les cayera de candidato un ex priísta (fueron del PRI quienes encabezaron las coaliciones opositoras en Puebla, Oaxaca y Sinaloa, y pronto serán gobernadores).

El Gobernador del Estado de México evalúa nombres. Él escogerá al candidato a sucederlo. Hace algunos meses tenía cinco para elegir: su ex secretario de Finanzas y ahora diputado federal Luis Videgaray; el Alcalde de Ecatepec, Eruviel Ávila; el de Huixquilucan, Alfredo del Mazo Maza; el dirigente del PRI estatal, Ricardo Aguilar, y Javier Nemer, presidente de la Junta de Coordinación Política del Congreso local.

Fuentes de primer nivel confirman que ha decantado a tres opciones: Eruviel, Nemer y Videgaray, en ese orden. Sin embargo, las mismas fuentes aseguran que el Gobernador medirá las aguas de la oposición, seguirá viendo encuestas y puede cambiar el orden o cambiar de opinión, pero que, si la carrera terminara ahora mismo, la citada formación de los caballos conformaría la trifecta.

SACIAMORBOS

Una niñota meona será la estrella del desfile.

.(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo)
26 Octubre 2010 03:00:31
El cónclave Sumiya
Llegaron dos candidatos con pretensiones

Le dicen la reunión de Sumiya porque suele realizarse en el lugar del estado de Morelos que lleva ese nombre. La de este año, hace unas semanas, fue Sumiya de apodo porque el cónclave, al que no tienen acceso más que los once ministros (diez ahora que ha muerto José de Jesús Gudiño Pelayo y aún no se define su relevo) de la Suprema Corte de Justicia, tuvo su sede en otro hotel Camino Real, el de Santa Fe, en la Ciudad de México.

El formato es de encierro. Esta vez la convocatoria fue lanzada por el presidente del máximo tribunal, Guillermo Ortiz Mayagoitia, con un tema imperante: la sucesión. En enero debe definirse quién entra en su relevo y preside el Poder Judicial por los próximos cuatro años.

Llegaron al cónclave dos candidatos con pretensiones: los ministros Juan Silva Meza y José Ramón Cossío Díaz; el primero, juez de carrera; el segundo, proveniente de la academia. Y salió uno prácticamente ungido: Silva Meza.

Al grado que el último día de reunión en Santa Fe, Cossío ya no bajó a la cena después de un receso que fue el punto climático de la grilla política: a eso de las siete de la noche, según varias fuentes, en un tiempo de descanso los aspirantes se encontraron con el presidente de la Suprema Corte y ante él expusieron cómo iban sus labores de cabildeo con los otros ministros (sólo los once votan por el nuevo presidente de la SCJN, y los togados suelen expresar abiertamente a los contendientes la intención de su sufragio).

El conteo informal de votos favoreció ampliamente a Silva Meza, particularmente tras la muerte en Londres del ministro Gudiño, quien era principal impulsor de la aspiración del doctor Cossío, el cual ya no se reintegró a la reunión, salió a una de gira de trabajo que tenía previamente agendada a Panamá y volvió una semana más tarde para distribuir entre ministros y medios de comunicación una carta personal en donde declinaba su aspiración a presidir la Suprema Corte.

Se supo en los pasillos de Pino Suárez número 2 que la redacción de esa misiva molestó al actual ministro presidente, Ortiz Mayagoitia, porque percibió que el descartado comparaba el cargo de cabeza del Poder Judicial con un escritorio burocrático y meramente administrativo.

Hoy en la Suprema Corte de Justicia se sabe que el doctor Juan Silva Meza tiene casi amarrada la presidencia del máximo tribunal. Y que es prácticamente un hecho su unción el 3 de enero de 2011, en la votación de nuevo presidente, por cuatro años, sin derecho a reelección, en una sesión pública televisada. Por cualquier cosa, el ministro Fernando Franco, en discreción, aguarda en la banca por si se cae esa carta. Pero sería muy, muy raro.

Saciamorbos

Un ex secretario de Gobernación dice que volvería a su partido si queda de dirigente nacional su gallo. Su sucesor más bien está operando en favor de otro aspirante, el que surgió, inicialmente, como el candidato del Presidente.


" Comentar Imprimir
columnistas