×
hace 4 días
[Saltillo]

¿Cuando me mate sí lo van a procesar?

Sistema de justicia le falla a víctima

Imprimir
¿Cuando me mate sí lo van a procesar?
Saltillo, Coah.- “¿Entonces cuando me mate sí lo van a procesar? ¿Me tengo que seguir escondiendo con mis hijos para que no nos mate? Ese es su objetivo, él me dijo que me iba a matar, se lo dice a todos, a sus amigos, a su familia, dice que no merezco vivir y que ahorita que salga va a buscar un arma; dice que tiene contactos con una perito que le puede vender una pistola. No es justo que por un papel mal escrito yo me tenga que esconder y él siga de fiesta como si nada”.

Así expresó Mar Tapia su miedo y su rabia cuando escuchó que una juez de Control ordenó la liberación de su expareja, Nahúm Mijares Berúmen, a quien la joven acusó de intento de feminicidio luego de que el hombre la mantuviera privada de su libertad por más de un año y agrediéndola físicamente en constantes ocasiones.

Esta es la tercera vez que la justicia no llega para Mar; a pesar de que aún queda una posibilidad de que su agresor ingrese a la cárcel, la joven de nueva cuenta tendrá que esconderse y proteger también a sus hijos.

Mar se enfrenta a un sistema de justicia que no la quiere ayudar, perdieron su expediente, la acusan de falsificar pruebas y descalificaron el trabajo de la única fiscal que ha creído en ella.

La mañana del martes la justicia le hizo un guiño a esta mujer, en la sala 8 del Centro de Justicia Penal se celebró la audiencia de vinculación a proceso contra Nahúm por el delito de feminicidio en grado de tentativa.



Liberan a acusado de intento de feminicidio

Mar Tapia vive con miedo. Su expareja la amenazó de muerte y la mantuvo privada de su libertad por más de un año, pero enfrenta a un sistema de justicia en el que rema a contracorriente. Ayer, en la audiencia de vinculación a proceso contra Nahúm Mijares Berúmen, el resultado no fue favorable.

De nueva cuenta la justicia le falló. Los fiscales encargados de defenderla cometieron una serie de irregularidades en la conformación de la carpeta de investigación.

Los datos de prueba fueron insuficientes y Nahúm salió libre. Hubo graves errores procesales como datos incompletos y sin comprobar, la clasificación del delito sin justificar el porqué, así como el desconocimiento total del proceso de los fiscales.

La juez de Control ordenó al Ministerio Público que reabriera la carpeta, pero esta vez se investigue con perspectiva de género, que prepare bien sus argumentos y reúna datos de pruebas bien argumentados y justificación.

El caso de Mar se remonta a diciembre de 2017, cuando Nahúm la amenazó con hacer daño a sus hijos si ella no regresaba a su lado. El amor de madre la obligó a soportar el maltrato de Nahúm, quien en 2014 la golpeó hasta provocarle un aborto.

En enero de 2018 la joven trató de huir de Nahúm, sin embargo, este tomó un cuchillo y la apuñaló provocándole dos heridas. Esa vez interpuso una denuncia ante el Centro de Empoderamiento y Justicia para las Mujeres, donde asegura, respondieron a favor de Nahúm, debido a que sobornó a los fiscales del caso.

En abril de ese año, la joven fue obligada a retirar la denuncia, debido a amenazas de muerte.





Imprimir
te puede interesar
similares