×
hace 3 semanas
[Saltillo]

Alista Narro cirugía al PRI

Ofrece trabajar como una oposición sensata, porque ‘la democracia requiere de la política’

Imprimir
Alista Narro cirugía al PRI
Saltillo, Coah.- Es muy temprano para tener una opinión informada y objetiva sobre el desempeño de Andrés Manuel López Obrador al frente de la Presidencia de México, aseguró José Narro Robles, aspirante a la dirigencia nacional del PRI, que precisamente ofrece guiar a su partido los próximos años como una oposición sensata, de diálogo con el Gobierno y las otras fuerzas políticas.

“Debe de ser una oposición honesta, franca, madura, sensata, capaz de decir ‘sí presidente, en estas cosas caminamos juntos’, porque son buenas para México; y capaz de decir ‘no presidente, en esto no’, no compañeros de otros partidos y corrientes. La política es diálogo, negociación de ideas, propuestas, argumentos, información, construcción de salidas que sirvan a la gente”, aseguró en entrevista con Grupo Zócalo, antes de un encuentro con militantes de Saltillo y la Región Sureste del estado.

–¿Y qué hace un académico buscando un cargo de partido? ¿Qué necesidad tiene?

“La política es una actividad superior del ser humano. Es verdad, no atraviesa por la mejor manera, pero la democracia requiere de la política, de instituciones políticas, partidos. Soy un hombre de la academia y de valores, y estoy convencido de que a los jóvenes tenemos que mandarles el mensaje de que la política es una actividad digna, no una transacción comercial, un asunto de negocios; que es un asunto de servicio y valores, y por eso estoy en esto”.

Además, recordó Narro –quien hace 71 años nació en Saltillo, en donde vivió parte de su infancia sobre la calle Francisco Murguía–, otros intelectuales también dirigieron partidos políticos; Jesús Reyes Heroles, el PRI y el PAN, Manuel Gómez Morín, exrector, como él, de la Universidad Nacional Autónoma de México.

–¿Cuál es el estado anímico de los priistas?

“Lo que me he encontrado es, por un lado, un malestar, mucha inquietud y al mismo tiempo grandes expectativas, certezas, gente que está sintiendo los efectos de la peor derrota electoral que haya tenido el PRI en su historia, no hay una como esta, y está sufriendo en su ánimo interno esta condición, pero al mismo tiempo el priista convencido sabe que se puede ir para adelante y que hay ejemplos de recuperación, ya lo tuvimos, y que hay sitios, Coahuila es uno, con un PRI fuerte, priismo convencido y en donde se han obtenido resultados”.

–¿El Ave Fénix?

“La recuperación sí, pero no de las cenizas. Hay mucha fuerza. El PRI es el partido histórico de México”.

–¿Con quiénes están enojados los priistas?

“Todos tienen su personaje al que voltean a ver; muchos tienen la comprensión de que el problema no es de una persona. Cuando platicamos de las razones de la derrota electoral llegamos a la conclusión de que son muchas las razones, que no hay una persona o una causa”.

Corrupción, son algunos

–¿La corrupción es un factor común?

“Sí, pero también hay que decirlo, la corrupción no es la institución, son algunas personas. Soy enemigo jurado de la corrupción, ahí está mi hoja de vida y en todas las posiciones me he pronunciado en contra de la corrupción”.

–Pero usted formó parte de un gobierno acusado de múltiples hechos de corrupción, ¿cómo explicarle eso a los priistas?

“Acusada y muchos de los acusados están frente a la justicia o incluso purgando parte de su responsabilidad. La pregunta es si eso es suficiente y la respuesta es no, pero también lo digo con toda claridad: no es un instituto, un grupo, unos cuantos, un sector, es algo que desafortunadamente hemos tolerado en la sociedad mexicana y todos debemos pronunciarnos en contra de esa práctica; es algo verdaderamente indebido, que se debe combatir desde sus causas más profundas con educación. Este no es asunto de lecciones morales, no es de dar clases, no es de un libro, es de la vida cotidiana y tenemos que expresarnos en contra de esas prácticas”.

‘Debe haber un camnio’

–¿Por qué debe ser usted quien dirija a los priistas en esta etapa del país?

“He querido poner a la disposición del partido mi perfil, experiencia, mi hoja de vida, los resultados alcanzados, mi forma de ser, los valores y principios que sostengo. Cuando digo: soy enemigo de la corrupción, es porque lo soy. He tenido una actitud para denunciar penalmente cuando así procede, prácticas que veo indebidas, lo hice como secretario (de Salud), como rector de la Universidad.

“Creo que tiene que haber un cambio, la política no es una mercancía; el dinero no es la manera de hacer política; se requiere dinero, como en muchos asuntos, incluida la vida diaria, pero el dinero no es lo único que se requiere”.

También levanta la mano...

Hasta ahora, otros cinco priistas levantaron la mano para ir a la elección interna de septiembre: el gobernador de Campeche, Alejandro Moreno; el exgobernador de Oaxaca, Ulises Ruiz; el empresario José Ramón Martell, de San Luis Potosí; la exgobernadora de Yucatán, Ivonne Ortega y la veracruzana Lorena Piñón Rivera.

En su caso, Narro aseguró que no busca “una condición laboral” y más bien pretende contribuir al resurgimiento del PRI, pero para ello es indispensable que la dirigencia se concentre en los intereses del partido.

“Tiene que haber enorme compromiso, y quien dirija el partido debe renunciar en este momento a alguna aspiración personal, por legítima que sea, por ejemplo, estar en las boletas electorales en 2021 o en 2024. He convocado a que mis compañeros que aspiren tomen con toda seriedad y responsabilidad esto y decidan entregarse de tiempo completo, exclusivo al partido, a su recuperación, a su fortalecimiento y a convocar a la unidad y a esto sólo se puede convocar si uno está dispuesto a hacer a un lado los legítimos”, sostuvo.

–Doctor, que Carlos Salinas de Gortari todavía anda por ahí moviendo los intereses del partido, ¿qué tan cierto es?

“Que yo sepa no. Tengo respeto por el licenciado Salinas; fui funcionario cuando él fue presidente; también cuando lo fue Miguel de la Madrid, o López Portillo, cuando fue presidente yo estaba en la Universidad Nacional. Fui servidor público cuando fue presidente Ernesto Zedillo; he sido colaborador de varios gobiernos y estuve en la Universidad cuando los presidentes Fox y Calderón fueron titulares del Ejecutivo federal, y lo que puedo decir es que el licenciado Salinas está fuera de cualquier interés de tener una participación, no veo ninguna y creo que no es apegado a la realidad”.

‘De las derrotas se aprende’

–¿Se salva el PRI?

“El partido que vos matáis, goza de cabal salud. Ha estado con problemas, sí. Soy médico y en mi primera lección me ensañaron que el primer paso para ofrecer una cura es hacer un buen diagnóstico, saber exactamente qué es lo que pasa y por eso mi interés de visitar, hablar, oír y de que me escuchen. Claro que el partido tiene posibilidades, ni las victorias, ni las derrotas son para siempre. En política, en cualquier democracia, cualquier régimen, imperio, ha tenido altas y bajas y de las derrotas se aprende más, incluso que de las victorias”.

José Narro Robles aprovechó la estancia en Saltillo para recorrer el Centro Histórico y recorrer la Alameda Ignacio Zaragoza, su barrio en la etapa inicial de la infancia.





Imprimir
te puede interesar
similares